En mi otra vida era un sexy gato

Sí, de esos que solo comen y duermen

Eva aceptó amablemente posar conmigo para esta foto.

Ok, ya llamé su atención. Quiero empezar dejando claro que no soy amante de los gatos, de hecho de ningún animal-mascota. Y NO tengo nada en contra de ellos, solo que pues son mucha responsabilidad. Sí, ódienme pet lovers por no ser uno de ustedes.

También quiero dejar claro que no creo en las vidas pasadas ni nada de eso tampoco. 🙂 Ódienme un poquito mas.

Lo que realmente quería expresar en este post es mi abiertamente declarada envidia hacia los gatos (con buenos dueños por supuesto). Los principales motivos ordenados de mayor a menor envidia son los siguientes:

  1. Duermen mucho, casi que todo el día. Vamos no se hagan los que solo necesitan 8 horas al día de sueño, no se engañen. Nunca es suficiente sueño. NUNCA. Y además durmiendo se queman calorías también, ¿ok?
  2. Cuando se despiertan es a comer y hacer popo/pipi. Sí, ellos tienen su arenita para hacer sus necesidades y luego van hacia su sitio donde tienen comida perfectamente servida por sus amos (o sus esclavos). Necesito mi arenita y mi comida lista al despertar por favor.
  3. Los cariños que reciben. Ajá, este punto es importante. Particularmente yo soy fan de eso, espero no suene raro pero saben a lo que me refiero, ¿no? ¿A quién no le gusta que le rasquen la panza? ¿O la espalda? ¿O la cabeza? Bueno a eso me refiero. Y pues no me pasa, tengo que pedirlos (mentiritas 😛) 🙁
  4. No tienen que ser agradables, pueden tener su poker face todo el día y aún así la gente los quiere. Porque acá viene uno con su cara de ass y lo que genera es odio. Aunque no estoy seguro si me importe. (Vamos que claro que sí, ni se hagan que no les importa porque all you need is love).
  5. Son descaradamente sexys y hermosos y lo saben. Con barriga y todo. ¿Qué mas le pueden pedir a la vida?

Cuando tenga un gato lo llamaré Salem en honor al de Sabrina, la bruja adolescente. O también lo llamaría Noir en honor a la primera palabra en francés que aprendí. De igual forma no está en mis planes cercanos tener una mascota porque:

¡Estoy muy joven para ser papá!

En fin solo quería declararles mi envidia a todos aquellos gatos que me leen y me siguen en las redes. 😑

Les dejo este hit mundial que nunca olvidaré:

Le chat est noir. 🙂

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.