Haiku Pantone*

Explico a continuación cómo un catálogo de pinturas puede convertirse en una fuente inagotable de haikus, algunos de los cuales resulta ser excepcionalmente bueno.

Unas amigas hacían chanza en Twitter con los nombres de los colores que aparecían en el catálogo de colores de una conocida marca uruguaya de pinturas. El autor de la nomenclatura se había dejado llevar por un impulso de rapsoda y así, junto a descripciones más o menos funcionales, aparecían otros nombres verdaderamente hermosos y deslumbrantes.

«Mariposa de verano», «Luna de agosto», «Noche agradable»… estos evocadores epítetos aparecían a lo largo del catálogo, como una propuesta quizás discutible en términos operativos pero definitivamente subyugante en tanto que catalizadora de la poética del cromatismo.

Estuve curioseando en el catálogo un buen rato, hasta que me consumió una inquietud que reconocí como preludio de una suerte de síndrome de Stendhal: la acumulación de sensaciones evocadoras era al final un peso para la sensibilidad, que termina abrumada y embotada ante tanta figura metafórica. Entonces pensé en mejorar la experiencia poética creando un ingenio que mantuviese la inspiración lírica deshaciéndose al mismo tiempo del innecesario exceso cuantitativo que representan más de dos mil colores nombrados con todo tipo de tropos retóricos.

Haiku Pantone es el fruto de varios días de trabajo intenso: orginalmente era tan solo una forma de presentar los colores del catálogo de tres en tres, pero con el tiempo añadí la posibilidad de editar los nombres de los colores, ya convertidos en potenciales versos de haiku. El lector puede, llevado de su inspiración, completar o modificar cada verso a su antojo. De hecho, puede incluso guardar aquellos haikus que le parezcan especialmente inspirados.

Con el tiempo, si el corpus de haikus Pantone crece lo suficiente, quizás sea conveniente hacer una selección antes de proceder a su publicación en alguna renombrada editorial de poesía. Sin duda, sería un merecido homenaje al anónimo autor de esa minuciosa obra, de una modesta grandiosidad. Ojalá este proyecto sea recibido con el entusiasmo que merece.


Apéndice

Haiku Pantone son dos páginas web, 
Generador (http://quijote17000.es/haiku.php), que genera aleatoriamente nuevos haikus, y 
Selección (http://quijote17000.es/haikulist.php), que muestra aquellos haikus que han sido considerados especialmente notables.

Cuando el ratón merodea la parte inferior del Generador, aparecen tres botones: «Nuevo haiku», «¡Guárdalo!» y «Copiar URL».

«Nuevo haiku» selecciona tres nuevos colores y presenta sus nombres como si fueran versos de un haiku. El fondo consiste en un gradiente de esos mismos tres colores, según aparecen en el catálogo original. Los textos pueden modificarse clicando sobre ellos.

«¡Guárdalo!» permite transferir el haiku actual a la lista de haikus seleccionados, lo que hace que no se pierda para siempre al generar haikus nuevos. La idea es que se puedan guardar haikus (originales o modificados) que tengan un poder evocador y poético.

«Copiar URL» genera una dirección web en el navegador que es posible copiar y compartir en las redes sociales. Si envías esa dirección a alguien, tendrá acceso al haiku en su estado actual y podrá aportar, si lo desea, sus propias modificaciones.

(*) Nota del autor: el crédito por el título de este artículo, Haiku Pantone, debe ir para la tuitera @TamenCauta (Dra. Selby), que fue quien lo acuñó originalmente.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Diego Buendia’s story.