Las armas de Brixton: urbanismo y desigualdad

Las concepciones de la vida urbana se dan bajo dos puntos de vista diferentes. Por un lado, según Cacciari (2004), existe el modelo griego de la Polis, que unifica a aquellas personas que comparten tradiciones, género y características similares, un modelo que incluye a un grupo reducido de personas y excluye a una gran mayoría. Y por otro lado, el modelo de pensamiento urbano que prevaleció a través del tiempo, el del imperio sin fin, donde todos se someten a las mismas leyes a pesar de no ser semejantes, el modelo romano de la Civitas y el de Brixton.

When they kick at your front door
How you gonna come?

Brixton es una ciudad ubicada al sur del gran Londres, fue pensada para el trabajo rural y comenzó a desarrollarse como área suburbana con habitantes de clase media-alta a partir de la construcción del puente Vauxhall y los ferrocarriles que la conectaron con el centro de Londres. El acelerado crecimiento suburbano generó el nacimiento de Electric Avenue, la primera avenida en contar con luz eléctrica en Londres, popularizada en 1982 por Eddy Grant, con su hit inspirado en ella.

When the law break in
How you gonna go?
Shot down on the pavement
Or waiting on death row

Sin embargo, Brixton cambió radicalmente tras ser bombardeada en la Segunda Guerra Mundial. Finalizado el conflicto, arriba la primer gran ola de inmigrantes provenientes de Jamaica a bordo del exbarco alemán Empire Windrush. Desde entonces en Brixton comenzaron a cohabitar múltiples comunidades, mientras que el alto nivel de desempleo, las condiciones precarias de vivienda y la violencia criminal, acentuó la desigualdad y los conflictos sociales. La tensión racial sumada a las mencionadas condiciones de contexto, hacen tristemente célebre a Brixton por una serie de disturbios entre diversas minorías y la violenta policía londinense, que, amparada por la «Ley de sospechosos», podía detener a cualquier persona por el simple hecho de resultar sospechosa.

You see, he feels like Ivan
Born under the Brixton sun
His game is called survivin’
At the end of the harder they come

La agrupación británica The Clash, ícono del punk-rock, realizó una radiografía exacta de la ciudad en 1979 con su hit «The Guns of Brixton», cuya letra fue escrita por Paul Simonon, bajista de la banda y nacido en Brixton. La melodía posee gran influencia reggae y ska en su ritmo, haciendo honor a la ola migratoria caribeña de la «Generación Windrush», pero posee principalmente una enorme carga en su lírica, donde se hacen presentes figuras icónicas de la cultura popular como Ivanhoe «Ivan» Martin, protagonista del film jamaiquino The Harder They Come de 1972. Dicho largometraje presentó a Ivan como un joven desempleado que deviene en criminal y finalmente en héroe popular por su enfrentamiento a la autoridad policial. Ivan fue posteriormente identificado como el primer «Rude Boy» inspiración de los jóvenes punk como Joe Strummer a finales de los años setenta.

You know it means no mercy
They caught him with a gun
No need for the Black Maria
Goodbye to the Brixton sun

El racismo institucionalizado de la policía de Brixton amparado por la «ley de sospechosos», se reflejaba en que la mayoría de los detenidos y asesinados durante las protestas eran jóvenes negros, capturados por policías de civiles y cargados en un «Black Maria» sin mayor justificación que el parecer sospechosos.

Toda ciudad reproduce las condiciones de desigualdad desde el modo en que está construida, sea por la lógica de centro y periferia, el uso del espacio público, la manera en que sus habitantes acceden o no a determinados servicios, la extensión de la red de subterráneos y otros medios de transporte, el valor del metro cuadrado según la zona, entre muchos otros factores, pero todos significan. Electric Avenue alberga hoy en día el «Brixton Market», un mercado callejero con comerciantes mayormente africanos y caribeños, que deja en claro la manera en que actualmente la ciudad se articula en base a elementos de producción e intercambio, a la vez que en las afueras de Brixton se observa una arquitectura de rasgos industriales, típica de este tipo de ciudades pensadas para ser trabajadas.

Ya sea a través de un héroe popular jamaiquino como Ivan o la influencia reggae-ska en la lírica de una banda punk como The Clash, la voz de las minorías se hace escuchar y refleja la inherente complejidad de las ciudades metrópolis, cada vez menos aptas para ser vividas, no planificadas y tendientes a servir únicamente para ser trabajadas, sin importar las consecuencias.

You can crush us
You can bruise us
Yes, even shoot us
But oh-the guns of Brixton
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.