Libros que merecen ser leídos y releídos

Estos años atrás fui poniendo en mi página notas sobre libros valiosos de distinto tipo, y de no-ficción, que me interesaron mucho cuando los leí aunque. A primera vista, están al margen de mi dedicación mayor a la literatura infantil y juvenil. Los últimos meses he reunido esas notas en reseñas o comentarios más largos que he ido poniendo aquí, en Medium. La lista, en la que he incluido algunos de los que había hablado tiempo atrás, y que podrá crecer en el futuro, es esta:

Como una novela, de Daniel Pennac;

La experiencia de leer, de C. S. Lewis;

Cómo aprendemos a leer, de Marianne Wolf;

Havel. Una vida, de Michael Žantovský;

El diario de la felicidad, de Nicolae Steindhart;

El poder de los sin poder, de Vaclav Havel;

Coces al aguijón, de Alexander Solzhenitsyn;

Yo no, de Joachim Fest;

El espíritu de la Navidad, de G. K. Chesterton;

El amor a la sabiduría, de Etienne Gilson;

El hombre en busca de sentido, de Viktor Frankl;

Por qué fracasan los países, de Daron Acemoglu y James A. Robinson;

La expansión del cristianismo, de Rodney Stark;

Un camino entre dos mares, de David McCullough;

Imperios del mundo atlántico, de John H. Elliot;

Imperiofobia y leyenda negra, de María Elvira Roca Barea;

La abolición del hombre. de C. S. Lewis;

Mal de escuela, de Daniel Pennac;

La diferencia prohibida, de Tony Anatrella;

La desaparición de la niñez, de Neil Postman.