Tormentosos dogmas del tiempo

«Help knows no boundaries»

Siempre hay guerra en el mundo, mientras usted lee esto alguien está cubierto de sangre y temor, con menos que un futuro.

Wilson escribió:

La guerra presente es una lucha por una justa y verdadera paz, o por un nuevo equilibrio de poder, debe de haber no solo un equilibrio de poder, sino un grupo del poder, no rivalidades organizadas, si no paz común organizada.

… pero qué rayos, Jarrod Wilson no tenía todas las respuestas. Nadie tiene todas las respuestas y menos el valor de llevarlas a cabo.

Los acontecimientos en Europa dejan entrar un poco de luz, o mejor dicho, ver la oscuridad que hay en el mundo. Europa, Medio Oriente, Asia, África, piratas que navegan más allá de los 7 mares.

Y yo aquí, disfrutando de la cálida brisa con sabor a vino y una buena conversación, preguntándome junto a un ser maravilloso: ¿qué tan falsa es nuestra generación?, ¿nos mentimos?, ¿realmente somos una generación de cambios «positivos»?, ¿será verdad?, ¿o simplemente somos otros?. Ni más ni menos.

Lincoln y parte de su discurso en Gettysburg

«Greetings from Hitchcock»
«Hace ocho décadas y siete años, nuestros padres hicieron nacer en este continente una nueva nación concebida en la libertad y consagrada al principio de que todas las personas son creadas iguales.
Ahora estamos empeñados en una gran guerra civil que pone a prueba si esta nación, o cualquier nación así concebida y así consagrada, puede perdurar en el tiempo. Estamos reunidos en un gran campo de batalla de esa guerra. Hemos venido a consagrar una porción de ese campo como lugar de último descanso para aquellos que dieron aquí sus vidas para que esta nación pudiera vivir. Es absolutamente correcto y apropiado que hagamos tal cosa.
Pero, en un sentido más amplio, nosotros no podemos dedicar, no podemos consagrar, no podemos santificar este terreno. Los valientes hombres, vivos y muertos, que lucharon aquí ya lo han consagrado, muy por encima de lo que nuestras pobres facultades podrían añadir o restar. El mundo apenas advertirá y no recordará por mucho tiempo lo que aquí digamos, pero nunca podrá olvidar lo que ellos hicieron aquí. Somos, más bien, nosotros, los vivos, quienes debemos consagrarnos aquí a la tarea inconclusa que los que aquí lucharon hicieron avanzar tanto y tan noblemente. Somos más bien los vivos los que debemos consagrarnos aquí a la gran tarea que aún resta ante nosotros: que de estos muertos a los que honramos tomemos una devoción incrementada a la causa por la que ellos dieron la última medida colmada de celo. Que resolvamos aquí firmemente que estos muertos no habrán dado su vida en vano. Que esta nación, Dios mediante, tendrá un nuevo nacimiento de libertad. Y que el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo no desaparecerá de la Tierra».

Los dogmas cantados no sirven en el tormentoso presente. Tanto discurso…

La humanidad como conjunto es tan extraordinaria, tanto que se puede amar en ella; pero a la vez tan aterradora, pobre… falsa.

Tenemos una responsabilidad y muchos la ignoran para disfrutar del sol.

«I Love You Too ;-)»

Nos debemos a nosotros mismos pisar esta tierra como sobrevivientes y testigos, tenemos que curarnos de este deseo de tener el conocimiento, el poder o el derecho absoluto, veamos la diferencia entre una orden despótica y dictatorial y el acto humano, el contacto con la gente, la verdad.

Las conversaciones, el teatro, las profundas películas, los libros, la reflexión humana, el conocimiento… no funcionan de nada si no se activa, se activa una acción.

Sin duda hay personas y momentos que nos hacen más extraordinarios, pero debemos convertir eso en algo más que nosotros mismos. Que nuestra vida sea extraordinaria, que valga la pena contar nuestra historia. Hay gente que viene detrás, debemos intentar que sus problemas sean más fáciles de resolver, debemos intentar que menos personas estén cubiertas de sangre.

«Imposible» no es una respuesta aceptable, «lo intenté» ya no es una opción.

La fórmula de generación en generación es un silencio grande y ensordecedor. ¿Cuál es nuestra respuesta?

Nosotros empezamos esto y nosotros vamos ha acabarlo con una solución precisa: constancia, visión de bienestar colectivo… son muchos los factores a tomar en cuenta; pero tenemos la capacidad a nuestro alcance, ¿cierto?

«I’m sightseeing»

Notas extras del autor para el lector, por simple ilusión de una correcta «transparencia».

  • Me disculpo si mi traducción y la de Wikipedia no es la correcta, pero la base del texto nació de una conversación en unas gradas grises hasta un amanecer con sabor a vino y simpatía por la vida, además de jazz (recomendación: soundtrack de Whiplash). Para intentar sentirnos que no éramos las comunes personas que hablan y no hacen nada con la nada: decidimos hacer notas para construir este blog.
  • Ver, profundizar, actuar: Horror en Siria, agosto 2016
  • Fotografías por: Christian Schirrmacher.
  • Dedicado a: K.M. (por ser extraordinaria).
Show your support

Clapping shows how much you appreciated Carlos M. Vega Porras’s story.