Ocupamos un solo partido de izquierda

La izquierda dividida siempre será vencida

En México, el movimiento actual izquierdista nació en el año 1988, el año en el que el entonces candidato izquierdista Cuauhtémoc Cárdenas decidió contender por la presidencia del país haciendo una coalición de disidentes Priístas con partidos de corte izquierdista y socialista mexicanos.

En aquellas elecciones era inevitable el hecho de que Cárdenas iba a ganar, pero debido a un fraude electoral orquestado por el Partido Revolucionario Institucional, la gran coalición cardenista no logró llegar a los Pinos, destruyendo así el sueño de la izquierda mexicana.

Por suerte en 1989, Cuauhtémoc Cárdenas y otros izquierdistas mexicanos, decidieron crear un partido que aglutinaría todas las fuerzas izquierdistas mexicanas: el Partido de la Revolución Democrática.

Un año más tarde se crearía otra agrupación izquierdista llamada Partido del Trabajo, y en 1999 se creó Convergencia por la Democracia (que después sería llamado solo Convergencia para después diluirse y en el 2011 llamar su partido Movimiento Ciudadano).

Aunque se crearon partidos adicionales de izquierda, casi siempre participaban en coaliciones entre sí cuando se trataba de elecciones a alcaldes, gobernador y presidenciales. La izquierda se unía y cobraba fuerza, lo cual se puede demostrar en las elecciones del 2006, en la cual el candidato Andrés Manuel López Obrador logró asegurar un 35,33 % de los votos, perdiendo solamente por más o menos un 0,50 % (en unas elecciones con altas irregularidades y con acusaciones de fraude electoral).

Mientras tanto, hoy en día la izquierda se encuentra dividida

Esto se puede demostrar debido al hecho de que el PRD apuñaló a la izquierda haciendo el «Pacto por México» aprobando junto al PRI y al PAN un sinfín de reformas neoliberales que solamente afectaban al trabajador común mexicano.

Cárdenas y López Obrador decidieron salir del PRD debido a diferencias profundas con los llamados «Chuchos», quienes controlaban al PRD en aquel entonces.

El PT comenzó a aliarse con el PRI en ciertos estados, el Movimiento Ciudadano comenzó a contender por su cuenta, el PRD se vendió al Establishment, y AMLO creó un nuevo partido de izquierda llamado «Movimiento Regeneración Nacional» (Morena) pulverizando aún más a la izquierda mexicana.

Yo no pienso que la izquierda debería unirse en coalición entre PRD-PT-MC-MORENA, sino que la izquierda debería comenzar desde cero, creando un nuevo partido político que logre aglutinar a toda la población izquierdista. No quiero que ese partido sea Morena, el PRD o cualquier otro. Quiero que ese partido sea un partido realmente izquierdista, y no una simulación de izquierda como lo son los partidos políticos «progresistas» actuales.

Quiero que ese partido izquierdista cuando tenga una mala dirigencia en lugar de dividirse (como en el caso del PRD) que mejor se reforme y que la base votante izquierdista logre sacar a los corruptos del partido y mejor meta a gente que si trabaje para y por los ciudadanos.

En el caso de la derecha, por citar un ejemplo, esta se encuentra en el PAN (aunque algunos de los más radicales que no son una parte muy alta de esta se ven concentrados en el PES) por lo cual si algo «malo» pasa con la dirigencia del partido, los votantes deciden quitar a esa dirigencia y mejor cambiarla por otra, en lugar de crear un nuevo partido el cual significará más dinero gastado y además una división en la base electoral que en su caso es de derecha.

Muchas encuestas han apuntado que si la izquierda se uniera sería una fuerza electoral impenetrable, pero tristemente la izquierda está dividida.

México necesita un solo partido de izquierda, el cual debe ser anti-establishment, progresista, y que no le de miedo pelear contra la derecha y el centro (no, no hablo de Morena).