X Alfonso, a un año de Inside y una pandemia

por: Dinella García Acosta

Hace un año X Alfonso me daba una entrevista para presentar su nuevo álbum en diez años y hablaba poco. Cuba estaba atravesando la llamada “coyuntura” y las personas pedían botella en la parada de Fábrica de Arte. A la entrevista fuimos en guagua, entramos, nos saludamos y nos sentamos a menos de un metro y en una habitación cerrada. No había nasobuco que nos cubriera el rostro y a X se le marcaba una gran sonrisa. Su primer álbum en una década se lanzaría en unos días y lo sabía.

El final de la experiencia Inside, construida enteramente bajo el proverbio chino: “el aleteo de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo”, sería un gran concierto, el primero de X en años, preparado hasta el mínimo detalle y planeado en secreto. “Eso lo dejo en suspenso”, me decía aquella tarde nublada de un lunes de septiembre. Pero una mariposa movió sus alas al otro lado del mundo y en unos meses cambió el concierto por una pandemia y lo que terminaría llamándose Inside volumen II.

“Desde el comienzo la idea de Inside fue un work in progress y definimos que cada mes se harían los lanzamientos que componen el álbum. Arrancamos generando toda una expectativa y misterio con la mariposa, que devino símbolo de la campaña, y a partir de ahí desarrollamos cada mes acciones en el espacio virtual y físico (al menos hasta la llegada de la pandemia) enfocadas en antiguos, presentes y potenciales seguidores de su música”, cuenta el equipo de campaña de X, Bonus Track.

Así que, en marzo, cuando muchos de los temas ya habían sido estrenados y las mariposas en blanco y negro, azules y tecnicolores, habían marcado con sus alas fachadas y suelos de La Habana, estas comenzaron a aparecer en Nueva York y en Madrid. Solo que esta vez no manchaban cemento o pintura, aparecían en trajes de bioseguridad de cientos de médicos que trabajaban en zona roja, salvando vidas de una enfermedad casi desconocida.

Coincidió aquel momento con el lanzamiento del tema “No hay azul sin ti”, que comenzó a escucharse en algunos balcones de Madrid, en una España colapsada por el coronavirus. Meses después y casi al cumplirse un año del comienzo de Inside, X Alfonso conversa con Somos Jóvenes:

“Es increíble el poder de la música, llegó a muchas partes del mundo, pero principalmente por la labor de estos héroes escondidos. Me cuentan que era como una terapia de descompresión después de estar horas y días seguidos trabajando para salvar vidas. Imagínate lo feliz que nos sentimos al enterarnos, ellos convirtieron esta canción y el símbolo de Inside en un transportador de buenas energías y esperanza para todo el mundo”.

Detenida la Fábrica de Arte y aislados en casa, X Alfonso aprovechó el parón y convirtió Inside en un álbum de dos volúmenes que contienen 18 temas. Parte de las canciones del volumen 1, ya disponibles en todas las plataformas, fueron compuestas en cuarentena, y todo el volumen 2 también. Con poderosos mensajes y contando muchas veces con la participación del público, “Dime qué hay que hacer”, “Beso al aire” y “Cambio”, son algunos de esos temas.

“No tienen ningún estilo, es música sin límites ni esquemas, es la libertad de creación, tal como sale se le entrega al público. Esa es la base de Inside, lo más sincero desde adentro. Si escuchas los temas hay una variedad de estilos mezclados para llegar a la esencia del mensaje, que se está enviando a través de los textos y la música”, explica X.

Pero no es la primera vez que X se reinventa. Transgresor e independiente, nunca le convenció la forma en que trabajaban los directores de videoclips, así que decidió comenzar a hacerlos él mismo. El primero que rodó, con una cámara bastante pequeña, duraba nueve minutos y debía dejarlo máximo en tres, le advirtieron cuando lo llevó para estrenarlo en televisión. “Imagínate tú, si yo estaba perdido”, cuenta en “Expedientes X”, unos audiovisuales sobre su carrera realizados por su equipo de campaña.

Pero tan “perdido” no estaba, en los próximos años X rodaría muchos de sus videos. “Yo pongo record cuando me gusta lo que veo y se acabó. No tengo ni idea de cómo funciona una cámara”, respondía cuando ganaba uno de los premios que le valieron no pocas enemistades de algunos perplejos.

Pero a X le gusta llevarse bien con todo el mundo, “no le gusta acostarse a dormir pensando que alguien me tiene tremendo odio”. La primera vez que lo entrevisté arrastraba las chancletas y no despegaba la vista del móvil. A X no le gustan mucho las cámaras, excepto que sea él quien esté detrás o alguien en quien tenga mucha confianza. Por eso a veces puede verse incómodo y parecer un niño al que han arrebatado sus horas de juego. A X no le importa lo que piensen los demás, pero quiere llevarse bien con todo el mundo. “Es lo que pasa, que no es un trabajo, disfruto las cosas, y como no tengo que pedirle permiso a nadie”. X es un niño con barba que descubre los colores y las formas, al que sus padres han dejado solo en casa.

Esa casa, que ahora permanece cerrada, muchas veces es Fábrica, incluida por la revista Time en la lista de los 100 mejores lugares del mundo para ser visitados y recientemente galardonada con el premio Travellers Choice 2020, por la plataforma de viajes TripAdvisor.

“Bueno, a lo de los conciertos ya estaba acostumbrado, porque llevo ya un tiempo sin estar en los escenarios preparando esta producción de Inside, ¡pero sin la FAC!!! No solo para mí, sino para todo el equipo y el público que disfruta tanto, ha sido y es muy extraño y duro no estar juntos todo este tiempo preparando y trabajando en lo que más nos gusta”.

En su primer concierto el cantante de Síntesis llenó todo un Lada de girasoles para decorar el escenario y las butacas del público. Ese día, antes de salir a cantar, parado tras la cortina del escenario, le dijeron “quedan 10 segundos”, y él no pudo más que preguntarse, “¿para qué yo me metí en esto?”. Han pasado casi 20 años y esa sensación de nervios antes de lanzar cada producto, nunca ha cambiado, confiesa.

Quizás por eso Inside es un work in progress, una experiencia que no termina casi al año de iniciar. En un mundo acostumbrados a consumir series y películas de un tirón, X Alfonso llega con una propuesta que va a cumplir ya casi un año y continúa.

“Es una forma de volver a la esencia. Se le vuelve a dar un tiempo a cada cosa, tanto a la música como al arte que rodea a cada single, en un mundo donde el pulgar va muy rápido, desplazándose hacia arriba, buscando no sé qué sin entrar en profundidad en lo que ya desplazaste hacia arriba. Personalmente creo que hay gente para todo, independientemente de la velocidad de estos tiempos; hay que creer siempre en lo que uno hace y no en lo que quieran imponer a las personas”.

Si no hubiera nacido en la familia musical en la que nació, reconoce, hubiera sido corredor de velocidad. Su obsesión era Juantorena, de hecho, su papá dudaba si la música sería el camino, por la manera en que a X le atraía el famoso medallista olímpico cuando salía en televisión. No obstante, su padre afirma que el talento musical le viene en el ADN. Su madre ensayaba con X en el vientre y a los dos años el niño tarareaba perfectamente un tema de Michel Legrand.

“Se trata simplemente de ser honesto, consecuente y directo con los mensajes que quiero enviar a un público”. Si hay un hilo dentro de todo INSIDE, explica, es la manera de componer, crear y producir sin ansiedad, sin exigencias del mercado, sin esquematización de estilos o la idea de que encajen en lo que se busca para tener éxito.

“Suele ser que hoy no es ayer y lo más divino se va para no volver”, dice uno de los temas de X, “Solo es tiempo de dar amor”. En un año donde parece que el tiempo se nos va de las manos, en mayor o menor medida, y a algunos de la forma más cruel, ¿le cuesta mucho a la gente entender que el tiempo se va, que “solo es tiempo de dar amor”?

“En el tema se habla de la importancia de la vida y las cosas que realmente importan. Lo curioso es que este tema lo empecé a escribir mucho antes de que comenzara la pandemia, solo que lo terminé durante ella y definitivamente encaja. Quisiera hacer notar que ya era palpable una pandemia antes de la COVID-19, que es la de la indiferencia y la carencia de valores. ¿Esa? Esa no sé si tiene cura. Pero con el aleteo de una mariposa puede que se abran las miradas y las mentes”.

Inside y su primer sencillo “Cambio” están dedicados a todas las personas dispuestas a “echar pa´ lante”. Pero nunca antes en la historia moderna la humanidad necesitaría tanto sacar de lo imposible, las fuerzas para “echar pa´ lante”.

A un año de Inside y una pandemia, X dice: “Siempre son buenos los cambios, lo malo de este es que se ha llevado muchas vidas, cosa que lamento mucho. Pero estoy seguro de que saldremos y con más fuerza. Lo genial sería que la humanidad aprovechara todo esto para aprender lo que es realmente importante, pero bueno, ya esos son otros 20 pesos”.

Escuche Inside aquí 👇:

https://www.xalfonso.com/inside/

En video, Beso al aire 👇:

https://www.facebook.com/109738173665/posts/10157785460453666/?extid=mt6UWJKXMpQ26J7y&d=n

Una revista con swing, para jóvenes y adolescentes cubanos.