10 TIPS PARA APRENDER A COBRAR COMO FREELANCE

Freelancers de diseño, video, fotografía, motion, animación y en general personas que trabajen por su cuenta, este artículo es para ustedes. En repetidas ocasiones nos encontramos con clientes que no valoran el trabajo freelance y que creen que por ser independientes, les cobraremos mucho menos que una agencia o una productora. Quizá no tenemos gastos fijos como los de una empresa grande, pero sin duda tenemos gastos fijos cada mes que hay que solventar con el trabajo que cotizamos.

1.No tengas miedo de decir que no. Cuando quieran un resultado gratis, recuérdales que todo trabajo lleva tiempo, conocimiento y equipo, como mínimo. Si te das a conocer como el/la que lo hace por intercambio, siempre te llamarán los mismos clientes y verás que no sales de ese círculo vicioso.

2. Educación. Si eres un profesional y has dedicado tiempo y dinero a prepararte para desempeñar el trabajo que te están pidiendo, haz que tu cliente lo valore. Tus conocimientos no se adquieren gratis y en cualquier trabajo en una empresa seria, te pagan desde el primer día en el que empiezas a ir a una oficina, no importa que apenas estés empezando. A veces es mejor dejar ir a un mal cliente que tratar de conservarlo por “bajarte los calzones”.

3. Equipo. Hay que considerar qué equipo utilizas para el trabajo que vas a cotizar y tratar de amortizarlo. Ten una lista clara con los precios de lo que costó tu equipo y el que vas comprando, para asegurarte de que cobras para pagarlo a largo plazo. Como ejercicio, haz la lista de todo lo que has comprado y divídelo en 12 meses y ese es el dinero que debes ahorrar por mes para cubrir los gastos de tu equipo.

4. Costos operativos. Toma en cuenta que además de la mano de obra, el equipo y el tiempo que dediques al trabajo, existen gastos de insumos a los que te enfrentas como freelance, que no siempre son tomados en cuenta: seguro médico, seguro del coche, renta, luz, gas, internet, software, materiales e impresiones, bocetos, reuniones con el cliente, transporte, y sobre todo, ¡los cambios que van a solicitar después de presentado el proyecto! Intenta generar un estimado del costo de los insumos a utilizar antes de mandar el presupuesto. Te conviene determinar la cantidad de cambios que vas a incluir en el precio final y si hay cambios extras, cuánto cobrarás por cada cambio extra que no está presupuestado. Te recomiendo hacer el mismo ejercicio, en un excel enlista tus gastos fijos mensuales y divídelos entre 12 meses y eso lo agregas poco a poco a tus presupuestos mensuales.

5. Urgencia de entrega. Otro aspecto que hay que analizar es la fecha de entrega. Hay trabajos que conllevan de tus 24/7 días de la semana y eso requiere de un porcentaje extra, ya que trabajarás hasta de noche para poder cumplir la entrega. Ahora, si el trabajo es de muchas semanas o días, también debes cotizarlo con cuidado porque probablemente no podrás trabajar en nada más que eso y debe alcanzarte para cubrir tus gastos de todos esos días. Normalmente si el trabajo dura muchos días, se trata de bajar el precio total y manejar lo que es la famosa “iguala”, que no es más que establecer un precio final por varios días de trabajo en lugar de un precio por hora o por día.

6. Tu experiencia. Si cuentas con un book extenso de proyectos relacionados a lo que te están pidiendo cotizar, puedes ponerte tus moños, ya que no sólo cobras todo lo anterior, sino tu conocimiento y experiencia en un trabajo similar al que te están pidiendo en el que entregarás con un óptimo resultado. Recuerda que los clientes buscan además de buen precio, confianza para sentirse seguros de que tú eres el elegido para lo que necesitan.

7. Investigación y brief. La complejidad de un trabajo es importante para generar una cotización. Generar un brief después de tener una entrevista con el cliente o una llamada telefónica, es decir, un documento que incluya todas las necesidades del cliente para la ejecución del trabajo o las preguntas o dudas que haya que resolver. Este documento debes compartirlo con tu cliente para que quede claro o aprobado por ambas partes antes de iniciado el proyecto.

8. En qué medios se va a utilizar. En un mundo digitalizado como el que vivimos, muchos clientes te piden de antemano la cotización sólo para digital. ¿Por qué hay que tener en cuenta si es para digital o es para publicidad impresa? Porque un trabajo para redes sociales es más económico, ya que las redes sociales están creadas para generar identidad de marca, no para vender; mientras que un trabajo que se va a publicitar, imprimir y colgar en vallas, le generará a la empresa mayores utilizades a largo plazo.

9. Desglosa los costos de tu presupuesto. No hay que exagerar en incluir el agua, el gas, la luz y el súper en tu presupuesto final; pero sí incluir cuánto cuesta el trabajo que tú como persona vas a desempeñar, lo que cuesta la “renta” del equipo que necesitas para generarlo (aunque sea propio el equipo), el tiempo que invertirás en ello y si hay gastos extras como contratar un asistente, un segundo editor, una maquillista, estilista, etc. Un error de muchos freelancers es poner una cifra, sin desglosar en qué se está gastando o invirtiendo ese dinero, a lo cual el cliente puede reaccionar negativamente considerando la suma final muy alta, o simplemente no te vuelven a llamar. Eso sin contar que tú no sabes bien si estás cubriendo tus gastos correctamente o si hay algo que estás dejando fuera. Si desglosas el presupuesto, además de saber en qué se está invirtiendo el dinero, el cliente no podrá reclamarte cuando hagas la entrega final y haya cualquier cambio extra que necesites cobrar.

10. Considera la inflación anual. Típico que al empezar el año subes los precios de tu presupuesto y el cliente salta a protestar. Por eso es importante explicarle que, teniendo en cuenta que la inflación anual en México crece aproximadamente un 5%, debes subir los precios cada enero para poder amortizar tus gastos como lo hacen todas las industrias de alimentos, servicios, salud, entre otras.

Te dejamos un ejemplo de cómo pedirle a cliente que llene un brief o cómo llenarlo tú: Brief Para Proyecto

También un enlace en el que puedes calcular cuánto vale tu hora de trabajo con base en algunas preguntas: Cuánto Vale mi Hora

Esperamos que te hayan servido nuestros tips y te recordamos que tenemos sesiones con Expertos en el tema a las que puedes asistir aquí: holasomos.com

Like what you read? Give Wonder Cuban a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.