Tiendas de juegos y comunidad

Recientemente escribí por aquí un artículo sobre el difícil momento que les está tocando vivir a las tiendas especializadas en juegos en España. No voy a negar que me ha sorprendido la buena acogida, y que algunos me hayáis pedido más, o llamado por teléfono para consultar algunas cosas. Siempre lo digo, pero creo que no sobra insistir, para mí es un placer echar una mano a los tenderos. Siempre seré tendero. :)

Llevo un tiempo hablando del buen momento que vive el mercado de los juegos sociales. Juegos de mesa, de rol, de cartas, o incluso algunos digitales basados en la realidad aumentada. ;)

Las etapas de crecimiento suelen ser muy complicadas en las empresas, y una mala gestión del mismo, suele llevar a un aumento de sus gastos fijos, y aunque parece que todo va bien, esos negocios tan prósperos sufren más que nadie en las horas de vacas flacas.

Si tu tienda no tiene asociada una comunidad de jugadores lo estás haciendo muy mal.

Cuando todo va bien las novedades entran y salen y el dinero para comprar fluye. Cuando la cosa está más apretada, los espacio de tiempo en los que no hay clientes en la tienda aumentan, y tienes tiempo de sobra para hacer tus cosas, pero ni un duro para traer nuevo material.

Una tienda, una comunidad

Perdonadme que sea muy directo en esto: Si tu tienda no tiene asociada una comunidad de jugadores lo estás haciendo muy mal. Esto es sólo mi opinión, por supuesto, no os lo toméis de otra forma.

Que sea un lugar en el que la gente tenga claro algo: Siempre pasan cosas.

Dinamizar tu negocio es fundamental y hay tantas formas de hacerlo como personas, bueno, muchas más, a cada persona se le ocurren mil maneras, pero a veces, al que debe hacerlo, ninguna.

Pasando cosas en Kaburi Barcelona, un ejemplo en dinamización de un local de juegos.

Debes dedicar una parte de tu tiempo a conseguir que tu tienda sea un sitio agradable en el que estar, y sobre todo, que sea un lugar en el que la gente tenga claro algo: Siempre pasan cosas.

Hay dos partes fundamentales aquí. Cuando la gente va a tu tienda, esta debe estar bien surtida de material atractivo, y con un catálogo que no les haga sentir que “faltan muchas cosas”. Es muy importante, y creo que ya lo he comentado en el pasado.

De poco sirve eso si no hay gente en la tienda, si no van. Cada visita de un cliente es una oportunidad de que forme parte de la comunidad de tu tienda. Si en tres o cuatro visitas se va decepcionado, probablemente estas se reduzcan a un par de veces al año, a ver qué tienes de saldo.

Siempre he pensado que no tienes comunidad sin fidelización, y esa siempre es la piedra angular de los negocios pequeños, ese “mínimo necesario” siempre sale de ahí. A ver si otro día hablamos de lo de fidelizar, que mola, en serio. :)