Apuntes sueltos para crear la cultura de tu empresa

Gestionar desde la cultura y no la estrategia. Tu cultura es la estrategia.


Drucker dijo aquello de “La cultura come estrategia para desayunar”.

Las estrategias se copian. La cultura, no. Y es que la cultura son valores, procesos, entornos, personas…

Entran en juego tantos factores que es casi intranspantable e irreproducible.

Cuando tienes el lujo de poder cambiar de trabajo suele pesar más en tu decisión la afinidad con las personas y no la empresa. Te vas a trabajar a otro sitio porque no te gusta el jefe y/o los compañeros.

Las personas somos fieles a la cultura y no a las estrategias.

Sólo hay que mirar lo que gasta Google y otras grandes empresas en oficinas y ventajas para el bienestar de sus empleados.

La cultura es la autopista para llegar a tus objetivos. La estrategia como fin supremo es una rotonda. Una rotonda fría, helada y resbaladiza. Una noria de hámster a la que no vas a ningún sitio.

Cultura y estrategia se alimentan una de la otra.

Dos errores:

  1. Anteponer la estrategia a la cultura.
  2. Dejar que tu cultura nazca por generación espontánea como una yerba en medio del camino y no saber qué árbol frutal quieres.

Hsieh dice lo de “Tu cultura es tu marca”. Tu cultura te diferencia. Crea valor, competitividad, atrae talento y aumenta la fidelización.

La cultura de transparencia de Buffer me gusta especialmente. Va a ser muy imitada. Empezaron a publicar sus resultados, lo que hacen con tu dinero cuando te pasas a premium y los salarios que pagan que provocó una lluvia de curriculums.

La española Carto es otro buen ejemplo. Sergio Álvarez, uno de sus fundadores, explica en este post cómo cuidan el proceso de contratación.

Tu cultura es la que te permite aguantar y superar la tormenta.

Esta tabla te puede ayudar como semilla para sembrar tu cultura y gestionar las experiencias:

Una guía de actuación y fidelización

Gestión en tres áreas:

  1. Personas
  2. Percepción
  3. Procesos

Para conseguir 3 objetivos:

  1. Interesar
  2. Inspirar
  3. Implicar.

A nivel externo e interno:
Experiencia de usuario > marca > negocio
Experiencia de equipo > cultura > productividad