Enseñar es sobre inspirar, no informar.

Imagen de Huffpost

En los siguientes 4 meses, quisiera en lo posible compartir semana a semana mi “humilde” experiencia y visión al interior de un aula universitaria, impartiendo clases de emprendimiento, innovación, negocios digitales y creatividad (digo humilde ya que recién comienzo con mi carrera docente, no tengo doctorados, ni soy profesor de planta).

¿Porqué hago esto? Porque creo firmemente que hoy, dentro de aula de clases, hay que inspirar y no informar. Hay que debatir y no discutir. Hay que despertar la curiosidad e interés y no imponer ideas y pasar materia… por pasar materia.

Como profesores universitarios tenemos que evolucionar y hacer del alumno el protagonista. Tenemos que hacer las preguntas adecuadas. Y más aún, tenemos que ayudar a los alumnos a diseñar las preguntas adecuadas. Tenemos que diseñar cursos basados en las inquietudes e intereses del alumno, teniendo por supuesto siempre como base los objetivos académicos.

Como docentes debemos diseñar cursos enfocados en el alumno, es decir, el alumno como centro. Enseñar basado en la “experiencia de usuario”, donde el protagonista no somos los profesores, sino el alumno.
¿Sabemos qué quieren nuestros alumnos? ¿Conocemos sus metas? ¿Sus sueños? ¿Dónde y en qué se ven en 5 años más? ¿Por qué eligió esta carrera? Sin conocerlos ¿cómo vamos a impactar positivamente en ellos a través de nuestra forma de enseñar?
Ejercicio real en clases: ¿Dónde y cómo me veo en el año 2022?

Este es el resultado. 
Pasar de emprender a emprender con sentido. 
(Ejercicio real en clases: “¿Dónde y cómo me veo en el año 2022?”, posterior a darle un propósito y sentido a lo que hago y quiero hacer.)


Como profesores tenemos la responsabilidad de despertar y ayudar a nuestros alumnos a estar un paso más cerca de su propósito, de su porqué y para qué hacen lo que hacen o harán lo que harán. Y esto es lo que nunca va a lograr en su totalidad una universidad online, youtube, blog o curso eLearning.

Como profesores universitarios debemos innovar la forma en cómo se presenta el contenido, la manera en que se analizan los casos, de cómo se aplica la materia entregada y sobre todo en la forma en que diseñamos nuestras presentaciones y PPT’s. ¡Basta ya de utilizar año tras año lo mismo!. El alumno es el centro de la clase y no la materia.

Comparto con ustedes 4 ideas clave sobre cómo y qué debemos generar en nuestros alumnos dentro de las aulas, según mi visión:

  1. El alumno es el protagonista, no el profesor.
  2. Despertar e identificar en ellos su propósito, basado en su misión, pasión, vocación y profesión.
  3. Inspirarlos y envisionarlos.
  4. Desarrollar en ellos un pensamiento analítico, crítico y creativo para la solución de problemas mediante metodologías de diseño.
  5. Asignación de roles y potenciar el trabajo en equipo.

NOTA: Toda la información y contenidos de mis artículos, se basan en pensamientos, visión y experiencias como docente y profesional. Por lo que no esta destinada a reemplazar la opinión de profesionales de la educación.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.