¿Cómo tomar decisiones rápidas en empresas de consumo masivo?

La agilidad en los procesos es un requisito ineludible para capturar las oportunidades de mercado más rápido que nuestros competidores. Sin embargo, no en todas las industrias esta agilidad se logra de la misma manera.

En empresas de capital intensivo, como petroleras o mineras, suelen tomarse pocas decisiones, pero cada una de ellas conlleva un riesgo de alto impacto en el negocio. En firmas de consumo masivo, por el contrario, se toman muchas decisiones, aunque de menor impacto y con mayor velocidad.

La presión de los competidores, la ansiedad del top management y los rápidos cambios en las tendencias de consumo hacen que no siempre pueda seguirse una metodología rigurosa. Pero, de todas formas, es necesario que existan procesos de decisión ágiles y una total coordinación en el equipo para hacer frente a los desafíos en la industria de consumo masivo.

Veamos algunas pautas para lograrlo.

Armar un checklist del proceso de decisión

La gran velocidad con la que se mueve el mercado hace que muchas veces no se pueda contar con el tiempo necesario para tomar las decisiones con una metodología robusta. Cuando el tiempo es limitado, es clave tener un checklist que recorra todos los elementos que resultan clave para la decisión a tomar. Por ejemplo, pensar si la decisión persigue los objetivos buscados, evaluar correctamente cada una de las alternativas posibles, mapear las variables no controlables, contemplar la incertidumbre en la evaluación de las alternativas, y por último, determinar cuáles son las restricciones a cada alternativa posible.

Gestionar el conocimiento de la organización

Consumo masivo es una de las industrias que más información genera y demanda. Ésta suele estar almacenada en países distintos y en manos de diferentes personas. A su vez, al ser una industria tan dinámica, ésta información es perecedera y para que realmente tenga un valor útil debe ser gestionada a tiempo. Por eso, una adecuada gestión del conocimiento que cuente con procesos específicos y responsables claros, puede ser una ventaja frente a la competencia. Por ejemplo, ser el primero en entender una nueva tendencia en el consumo y actuar en consecuencia siendo el pionero en el mercado.

Clarificar roles en las decisiones clave

Generalmente, en las empresas no suelen estar claros los roles de cada uno de los colaboradores y esto genera re-trabajos y costos no planificados, atentando contra la agilidad de los procesos decisorios. Definir los roles de cada colaborador permite actuar rápidamente cuando se detecta una oportunidad o aparece un problema que debe ser solucionado de forma inmediata.

Documentar los procesos clave de la compañía

Una causa frecuente de demora en las decisiones está dada por la tendencia a volver sobre una decisión que ya había sido tomada. Esto suele ocurrir en dos circunstancias:

a) Cuando al comenzar la ejecución se descubre un nuevo factor que no había sido tenido en cuenta en el proceso inicial;

b) Cuando cambian los actores involucrados en la decisión inicial.

Para evitar esta situación resulta fundamental dejar asentado el marco de la situación al momento de tomar la decisión, los objetivos perseguidos, las alternativas generadas, los riesgos considerados y sus rangos de impacto, y también los supuestos que realizamos. De esta manera, se facilita la ejecución y quien más adelante atienda dicha decisión podrá comprender los fundamentos de la misma.

En definitiva, las metodologías de decisión ya no son exclusivas de las empresas de capital intensivo. Las empresas de consumo masivo cuentan con herramientas ágiles, dinámicas y simples que pueden ayudar a los equipos a tomar decisiones más rápido, más cerca del mercado y con la confianza para impactar velozmente en los resultados del negocio.

Sobre el autor

Diego Dalle Nogare es Consultor de Tandem, Soluciones de Decisión 
Seguí sus publicaciones en el LinkedIn o Twitter de Tandem
También podes contactarlo en ddn@tandemsd.com


Originally published at tandemsd.com.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.