Por qué Taringa! puede salvar al periodismo

Todos los medios, un medio

Taringa! puede salvar al periodismo y al contenido de calidad. Sí. Taringa! la red social basada en distribución de contenido más grande de Iberoamérica con más de 60 millones de visitantes únicos y 290 Millones de páginas vistas por mes, apenas por debajo de Facebook en algunos países, viene a reinventar el revenue share y la creación de contenido. Taringa! es el séptimo sitio en Argentina a nivel general, de los cuáles los cinco primeros son los grandes jugadores del mundo (YouTube, Facebook, Google) y el sexto es Mercado Libre. Debajo está Yahoo, Twitter y Clarín.

Taringa! es ese espacio donde todo se encuentra un poco por hallazgo, un poco por casualidad y otro poco por tropezón. Es el lado opuesto de los medios periodísticos y por lo tanto su mejor aliado. Taringa! no entra bien en la categoría de medios, pero la nominación de red social le queda un poco extraña: son todos los medios, un medio.

El equipo de Taringa! tiene medio centenar de programadores, diseñadores, expertos en usabilidad y otros raros personajes que piensan y miden comportamientos, estudian a su audiencia y reacción de forma ágil ante los problemas que se van presentando. Una denegación de servicio a la hora del almuerzo se arregla con un “yo voy”. Un testeo sobre supuestos de usabilidad se resuelve en pocos minutos. Fail fast, succeed soon. Luego de 11 años de estar en el aire, el cambio está ocurriendo una vez más, internamente. Y, aunque hay mucho por hacer, el potencial es tremendo.

En la búsqueda de mejorar las prácticas digitales de medios periodísticos en América latina con Media Factory, conversé con cientos de emprendedores o medios pequeños generalmente conformados por puñados de periodistas con escasos conocimientos de Internet. La idea básica de los periodistas digitales es la siguiente: armar una web, comenzar a escribir y ver qué pasa. Y si consiguen financiación, invierten en más periodistas enterrando cualquier tipo de posibilidad de alcanzar tráfico e invertir en distribución. Pero muchas veces, ese “ver qué pasa” no queda del todo claro en la marea digital. Y finalmente pasa poco o nada.

En los próximos meses, Taringa! comenzará a sufrir una serie de transformaciones que permitirán que medios y periodistas independientes o creadores de contenido publiquen sus historias, así como lo hacen en otras redes sociales, obteniendo un mejor beneficio en tráfico. Además tendrán acceso a una serie de herramientas de valor agregado para el mundo periodístico que harán de la publicación una experiencia inédita. El equipo de Taringa! espera un crecimiento exponencial en la cantidad de creadores que compartirán el tráfico y las ganancias que genera el sitio con su increíble autoridad en Internet.

Esa transformación ya comenzó con el proyecto de revenue share de Taringa! que ya repartió unos 100 mil dólares entre 16.000 creadores en menos de un año. Entre los artículos que más ingresos tuvieron no hay patrones claros sobre “lo que funciona”, pero vamos a analizarlo en los próximos meses. Noticias, hallazgos, profecías, sexo y deporte, entre esas temáticas algunos usuarios se llevaron entre 170 y 100 USD por posteo. Y un puñado de creadores que superaron los 2,000 usd. Historias de vida, misterios no resueltos, contenido interesante. Entender el artículo como una unidad de negocio, permitirá que los creadores entiendan qué funciona y lograrán hacer crecer a Taringa! de forma exponencial. Pero sobre todo, puede darle al contenido en profundidad una larga oportunidad de permanecer en el mercado. Sí, Taringa! Así como pasa con los artículos de Wikipedia, el contenido de la red de inteligencia colectiva permanece activo en la red durante mucho más tiempo a través del SEO de Google. Entonces, el periodismo en profundidad tendrá también una increíble oportunidad para permanecer y generar ganancias a largo plazo. Stay tuned.