¿Quien decide quien se salva?

Facebook ¿red social o red de información?

No estaba seguro si estaba en un parque de diversiones o en el campus de Facebook. Ni bien entramos nos comentaron que el mismo diseñador de Disney había sido contratado para diseñar las instalaciones. Había restaurants de todas las etnias y estilos, salones de videojuegos y hasta lavanderías. “El principal objetivo es que el empleado no se tenga que preocupar por otra cosa más que por trabajar, que esté todo resuelto para él” nos contaban mientras caminábamos por esos pasillos plagados de gente de distintas nacionalidades.

Igualmente la gran infraestructura no fue lo que más me impactó de esta visita, el premio se lo lleva Data science. Pero, ¿qué es Data science? Se lo podría definir como la disciplina que se encarga de extraer conocimiento de grandes volúmenes de datos. Facebook tiene un gran volumen de datos, solo por dar un par de cifras podemos mencionar, 4 mil millones de likes en un sólo día, 300 millones de fotos subidas por día y casi 2 mil millones de usuarios mensualmente activos (Fuente).

Que se arme un perfil de acuerdo a nuestras preferencias y likes y que en base a eso se nos muestre publicidad acorde es algo que asumimos de todos los días. Es más, muchas veces encuentro esto positivo ya que encuentro productos que compraría pero que me hubiese sido difícil encontrarlos por otros medios, si, también impulsa un poco el consumismo pero eso es otro tema.

La presentación de Data Science arrancó orientado al mundial 2014 en Brasil en donde se nos mostró estadísticamente como cada país alentaba a su propio equipo de acuerdo a sus publicaciones y luego de que era eliminado se producía una Fan Migration, comenzaban a alentar a otro equipo como su nuevo favorito. Se observan patrones claros, a medida que equipos Latinoamericanos iban siendo descalificados, los usuarios comenzaron a alentar a otros equipos Latinos, lo llamaban la solidaridad continental, siendo Argentina y Brasil las excepciones debido a su rivalidad. Se pueden ver las visualizaciones mencionadas aquí.

Pero lo que realmente me conmocionó es sobre temas de discordia internacional, la guerra en Israel más precisamente. Uno se debe estar preguntando ¿y qué tiene que ver la guerra en Israel con Facebook?

Gracias al análisis meticuloso de los datos de conexiones de login en ciertas regiones se pudo identificar grupos de soldados antes de ir a batalla. Por otra parte también era posible identificar al grupo de soldados que se le acercaba minuto a minuto, cuando me contaban esto parte de la sangre se me congelaba, tenían información para evitar muertes innecesarias y hoy no se está haciendo nada. Obvio, también sería injusto si alertaban a un sólo grupo de soldados acerca de esto y estarían tomando una decisión política-militar, lo cual no es su objetivo.

No digo que sea responsabilidad de Facebook tomar cartas al asunto, pero simplemente la no acción me incomodaba. Se me venía a la mente una escena de El código enigma, donde ya sabiendo donde iban a atacar los alemanes a los ingleses, debido a Turing descifrando un código encriptado a tiempo se decide no interferir debido a que sería demasiado evidente.

Ni nos ponemos a pensar en el volumen de datos que manejan, ni la potencial sensibilidad de los mismos. No sería descabellado que puedan inferir en base a comentarios y publicaciones el voto político que uno realiza y en base a eso hacer un censo del resultado de las próximas elecciones. Entonces ¿Dónde está el límite?

Independientemente de la posición e intereses que se tenga acerca de este enfrentamiento, me shockeo la importancia de la información que en general todos ignoramos. La información es poder, y nunca lo vi tan gráficamente como acá.

La pregunta que queda para plantearnos es cómo serán las guerras de mañana donde la información de geolocalización, últimas conexiones y publicaciones se las damos a empresas con un simple click, jugando a Pokemon Go o publicando una foto en Instagram ¿sabemos realmente qué compartimos y con quién?