El peor proyecto que un informático puede aceptar.

Escoger bien a un socio es clave para emprender.


Esta historia se repite muy seguido, alguien se entera de que eres informático o le han contado que tienes las capacidades para hacer un sitio o aplicación e inmediatamente te dice, “mira te puedo ofrecer el 50% (el porcentaje varía de historia a historia) de mi empresa si me desarrollas este proyecto x”.

La oferta casi siempre viene acompañada de un “Ya tengo la idea validada, o tengo todo listo sólo me falta el desarrollo, o ya tengo hecho un plan de negocios” y, otras veces la oferta viene acompañada de un “Tengo muchos contactos en este ambiente”.

La primera vez que uno escucha esta oferta parece casi irresistible, lo que todavía no sabes y muy pronto te enterarás es que hay varios locos como este dando vueltas y si rechazas una oferta todavía tienes la oportunidad de escoger entre miles más, así que no te apures.

¿Por qué debes rechazar esta oferta?

Es muy atractiva la idea de trabajar en una Startup o emprendimiento, pero si estas trabajando en un proyecto donde eres la única persona que corres el riego probablemente ese proyecto no llegará lejos y habrás gastado cientos de horas de tu vida construyendo un programa que nunca nadie utilizará.

Como escoger un buen socio.

No todas las personas que buscan un socio informático están locos y no todo loco es un mal socio, hay cierto grado de locura es necesario en un socio. Hay emprendedores buenos en este ecosistema y proyectos muy interesantes en los que puedes participar, pero asegúrate de encontrar uno bueno antes de dedicarle uno o dos años de tu vida a un proyecto que nunca verá la luz.

El truco para identificar a un buen socio es que sea proactivo, por ejemplo da lo mismo que no haya estudiado informática, si levantó una primera página sólo o ha tomado cursos al respecto es buena señal de que está interesado en meterse en el mundo de los emprendimientos digitales.

Obviamente las señales no se dan únicamente en el mundo digital, si la persona ha logrado ventas con su prototipo aún cuando este no esté terminado es una buena señal de que ese proyecto verá luz.

Evita a los chantas !

El mundo del emprendimiento es un mundo de caballeros, donde la palabra vale mucho, pero eso no quiere decir que dentro de el no haya chantas (palabra chilena que describe a una persona que no cumple sus promesas).

Para detectar a los chantas basta con un poco de google y contactar a su red de contactos, Antes de firmar una sociedad puedes hablar con los amigos de tu potencial futuro socio y ver cuantas personas realmente ponen las manos al fuego por él.

Minimizando riesgos

Si el proyecto parece ser interesante pero la persona no te da confianza siempre puedes cobrar por tu participación, o sea en lugar de que te den un 50% de la empresa puedes pedir el 25% más un sueldo fijo, si la persona está dispuesta a pagar para desarrollar el proyecto es porque realmente cree en el.

Otras opciones

Si estas interesado en emprender pero no encuentras ningún proyecto que se vea interesante siempre puedes apoyar un proyecto existente, existen decenas de miles de proyectos de software libre que necesitan de tu ayuda y haber ayudado a un proyecto de software libre suma muchos puntos en el Currículum.

Y si realmente quieres trabajar sin que te paguen entonces apoya a una fundación, hay muchas de ellas que necesitan apoyo en informático.