La ´perrera´ existe

Cómo es necesaria una ley que la transparente. — [Alcance del enfoque PerrosPerdidos para Protección y Control Animal]

¿será que soy un fantasma, que nadie quiere verme?

Es difícil abordar legalmente el problema de las mafias de cazadores y otras que se dedican a robar perros y mantenerlos secuestrados para usarlos en la caza, etc. [Incluso son usados como carne].

Las policías no atienden debidamente las denuncias de ciudadanos (denuncias de robo de perros y de maltrato en perreras). Entre otras razones, los policías comparten los prejuicios de los delincuentes/maltratadores: los perros son botados –como cosas- y como cosas que son, cualquiera puede agarrarlos y llevárselo a su casa -porque nadie se preocupa por ellos- y usarlos para lo que les parezca. Y la poli prefiere que se encargue la mafia de la agencia de control animal.

La ´perrera´ existe
 No obstante, hay mucha gente preocupada por esos perros (el 70% de los perros en situación de calle serían perros perdidos, no abandonados). Y si hace años existió ´la perrera´ legalmente, a la que nadie quiere volver, hoy existe ´la perrera´ ilegalmente, mucho peor si cabe que la perrera abolida, pues los ciudadanos de ninguna manera pueden acceder a estas instalaciones para buscar a su perro perdido, ni pueden denunciar las condiciones de los perros que las habitan. Los ´perreros´ (cazadores etc.) hacen y deshacen a su antojo. Atrapan perros, los encierran, los explotan, los matan; a la sombra y con la ayuda de la poli el 99% de las veces (mediante el archivamiento de denuncias). Denunciar es una batalla para superheroes con mucho tiempo y recursos y fuerza de ánimo.

Necesidad de transparentar las perreras
 En primer lugar, por tanto, tomar conciencia de esto, de que ´la perrera´ existe.
 Se percibe como necesaria una ley que obligue a transparentar la situación de estos perros. Toda perrera (comunitaria o privada) debe ser obligada a publicar en internet foto y cualquier info de cada uno de los perros de su perrera [No perder de vista en ningún momento que el 70% de los perros en situación de calle son perros con una familia, y que los perros en toda perrera en Chile vendrá de una situación de calle].

Solo por el hecho de que un ciudadano descubra la existencia de una perrera secreta y así lo denuncie a las autoridades, estas deberán ingresar a fiscalizar la situación.
 
 [El contexto más amplio en que se incluirá esta ley no solo obligaría a toda perrera a permitir, pues, el acceso para fiscalización: También toda perrera podrá beneficiarse de servicios y ventajas de funcionar en red con la comunidad (como asesoría en cercado, oportunidades gratuitas o a bajo costo de servicios médicos, etc. etc.)].

Por supuesto, una perrera cuyas actividades son transparentadas no podrá, naturalmente, acopiar perros para explotarlos. La incorporación de una perrera a la comunidad ciudadana es la mejor garantía de fiscalización.

Una perrera secreta, en teoría y práctica, encubre actividades como robo, secuestro y maltrato.