Fidelizar clientes con criptomonedas

La gente quiere criptomonedas. Hay un ansia masiva por no quedarse atrás en la historia que empezó Bitcoin pero la mayoría no sabe cómo iniciarse aunque, es verdad, también hay todavía un par de cuñados que pasan del tema (o eso dicen).

Es el momento de que tú seas su puerta de entrada de confianza. Piénsalo. Te voy a explicar una forma que, además, mejorará tus ventas y fidelizará a tus clientes. Da igual lo que vendas u ofrezcas. Las criptomonedas atraen irremisiblemente a la gente y solo falta que tú les ayudes a sentir que no han perdido el tren.

El método: usar criptomonedas como vales-descuento. Es muy sencillo.

Materiales necesarios

  1. Una buena criptomoneda
  2. Un monedero (wallet) fácil de instalar en cualquier móvil
  3. Muchas ganas de fidelizar clientes ofreciéndoles además un conocimiento básico muy útil.

¿Qué criptomoneda elegir?

Podría ser cualquiera de las más conocidas pero, idealmente, necesitamos una con un valor de referencia estable, porque no queremos que constantemente o repentinamente fluctúe su valor referencial o la comisión por transacción. Algunas de las más interesantes podrían ser Monero, Digibyte o Faircoin.

Las dos primeras tienen wallets para Android e iOS. Faircoin solo para Android. Sin embargo, elegiremos esta última como ejemplo por la peculiaridad de que, aparte del valor referencial de mercado, tiene un valor fijo establecido por la comunidad (1 FAIR = 1,2 EUR) y porque existen mayores oportunidades de usar Faircoin como moneda en muchos sitios físicos y online. Esto le proporciona un plus ya que no solo podrá usarla el cliente en tu tienda o para contratar tus servicios sino también en otros sitios físicos y online.

Si eligiéramos cualquier otra criptomoneda tendríamos, como he dicho algunos pros y algunos contras. La fluctuación en el precio de mercado podría hacer que las monedas dadas como regalo se depreciaran o por el contrario se apreciaran en su valor con el tiempo. Podría ser un aliciente para que tu clientela las guardara en vez de usarlas inmediatamente. Pero también te supondría un estrés añadido tener que estar pendiente de eso y pensar en transformarlas en moneda fiat así como mantener una logística para reciclarlas. Creo que es una buena idea comenzar usando Faircoin salvo que tengas una buena experiencia en el uso de criptomonedas.

Procedamos

Instálate un wallet en tu móvil Android. INSTRUCCIONES. Solo tienes que aprender bien este sencillo procedimiento para indicarle a tus clientes cómo instalarlo y hacer la copia de seguridad o guardar sus doce palabras semilla (según el monedero, Core o Electrum… este último especialmente para moviles con problemas de espacio).

Consigue unos cuantos FAIR para empezar. Puedes conseguir Faircoin a precio oficial apoyando además una buena causa (te devuelven en Faircoin tu contribución), también puedes comprar Faircoin aquí o en el sitio oficial de Faircoop. Si ya aceptas FAIR posiblemente ya tendrás algunos que puedes emplear para fidelizar clientes.

A partir de aquí, tu negocio tiene algo especial.

Ahora tu comercio o tus servicios van a convertirse en algo mucho más atractivo. Determina que % de descuento puedes ofrecer a los clientes que acepten instalarse el monedero. Y pon un bonito cartel que diga, por ejemplo: Te regalamos monedas electrónicas (Faircoin) que podrás utilizar en tu próxima compra. Solo necesitas un móvil con Android y un monedero electrónico. Pregúntanos y recibe tus primeras monedas.

Descargar cartel

Así, por ejemplo, supongamos que decides regalar FAIR por el 10% del importe comprado en EUROS. Recuerda 1 FAIR = 1,2 EUR o 1 EUR = 0,83 FAIR. Pero no te preocupes, el monedero electrónico (wallet) hace esa conversión automáticamente.

1. Vendes por valor de 100 EUR. Te pagan 100 EUR. El cliente recibe 8,3 FAIR

2. El mismo cliente viene otro día y compra por valor de 20 EUR. Te paga 10 EUR + 8,3 FAIR. Le regalas FAIR por el 10% de lo que te pagó en Euros, o sea 0,83 FAIR

3. Vuelve por otro artículo de 20 EUR. Te paga 19 EUROS + 0,83 FAIR. Le regalas 1,58 FAIR

Si te fijas bien en este ejemplo verás que has vendido artículos por valor de 140 EUR y te han pagado 129 EUROS además de devolverte 9,13 FAIR. Al cliente le quedan 1,53 FAIR y estará buscando el momento de volver a comprarte algo para usarlos.

También puede acumularlos de sucesivas compras para comprar algo solo en FAIR cuando llegue a la cifra necesaria. Eso queda a criterio del cliente. Tú le estás haciendo un descuento diferido del 10% nominal (o lo que hayas decidido) que equivale al 8,47% real que le motivará mucho para seguir comprando en tu tienda o contratando tus servicios. Al mismo tiempo, cada persona que participa adquiere un conocimiento fundamental sobre uso práctico de criptomonedas que es esencial en el momento actual. Puedes creerme: tal vez toda la gente no participará pero quienes lo hagan establecerán un vínculo especial contigo, con tu tienda o tu servicio que siempre será recordado y agradecido.

¿Acepto FairCoin a todo el mundo o solo a los clientes a los que se los he dado?

Lo ideal es que aceptes FairCoin de todo el mundo ya que tus clientes también podrán usarlos en otros sitios que participan en este atractivo modelo económico. Ahora bien, es posible y lógico que quieras establecer unos límites para tener solo los FairCoin que quieras y puedas utilizar o ahorrar. FairCoin es una moneda como el Euro o cualquier otra pero está claro que, en este momento, su uso no está tan extendido. Por tanto, fijarse algunos límites es un buen criterio.

- Puedes aceptar FairCoin de cualquier persona (que, seguramente, visitará tu tienda porque aceptas FairCoin) hasta cierto límite que tú te fijes. Por ejemplo, puedes mirar cuántos tienes y determinar que no quieres acumular más de 1000. Correcto, a partir de ahí no aceptes más a gente que no es tu cliente habitual. O bien, puedes decidir que aceptas solo por el 10–20–50 o el % que quieras de la venta. Esto para personas que no son tus clientes o sea, que tú no les has dado los FairCoin que tienen.

- A tus propios clientes se los aceptas sin restricciones ya que, al fin y al cabo, su FairCoin son equivalentes a vales descuento que les has dado como recompensa por comprar en tu establecimiento.

¿Y cómo distingues los FairCoin que has regalado tú de los que vienen de otra fuente? Muy fácil. Lo más sencillo es llevar un listado de tus clientes y los FairCoin que les has dado. Puede ser un listado manual, una hoja de cálculo, lo que mejor se te de. Si tienes dudas preguntas si es cliente de aquí y lo buscas en el listado.

También puedes hacer tarjetas de tu tienda y el dorso dividirlo en, por ejemplo, 6, 8 o 10 cuadraditos. En cada uno anotas el saldo de FairCoin del cliente y le pones tu sellito. El cliente te lo enseña cada vez que vaya a comprar para que lo actualices una vez que te ha pagado (con o sin FairCoin) y le has dado los que le corresponden.

Intenta imaginar algo mejor

Puedes pensar en todas las campañas publicitarias que se te ocurran para promocionar tu negocio o tus servicios. La mayoría están ya muy gastadas. Eso de las rebajas ya no funciona porque la gente no se lo cree demasiado y no está por la labor. Ya lo sabes. La propuesta descrita aquí es realmente sencilla, es divertida y es útil. Todas las partes ganan y eso es un valor muy apreciado.

Otras referencias útiles:

Monederos FairCoin, conceptos básicos.