Responsabilidad Total

A medida que Podemos Progresar se desarrolla cada vez me es más fácil identificar los patrones que hacen a algunos líderes sobresalir mientras que a otros no mejorar o fracasar. Uno de los patrones más claros que he identificado para determinar el éxito de un equipo es la manera en como un líder reacciona ante la adversidad. Cuando un equipo es retado con dificultades o tiene una mala racha, casi siempre es la actitud de los líderes lo que determina si el equipo va a ser exitoso o va a fallar.

En todos los casos que he podido observar; los equipos que no tienen buenos resultados tienen a líderes que culpaban a otros y a cualquier cosa — su equipo, los clientes, el mercado y hasta el clima — para justificar los resultados que están teniendo. Tristemente estos equipos nunca llegan a sus metas. Por el contrario lo que he podido observar en los mejores equipos es que los líderes toman responsabilidad sobre todo lo que ocurre en sus equipos. Cada error, cada problema, cada adversidad; estos líderes se hacen responsables de todo. ¿Un cliente no compró su producto? No culpan al producto, buscan como mejorar su speech de ventas. ¿Un miembro del equipo llega tarde? No culpan al miembro del equipo, aprovechan esta oportunidad para dar una plática de la importancia de la puntualidad y utilizan ese retardo como ejemplo. ¿No está alcanzando sus metas? No culpa a las metas, reflexionan sobre las actividades que llevaron a cabo durante el mes para identificar qué hacer diferente en el mes siguiente y aprender de sus errores.

Este patrón de comportamientos en donde en vez de justificar nuestra adversidad buscamos identificar lo que podemos cambiar o mejorar es a lo que yo llamo Responsabilidad Total. En los mejores equipos, los líderes toman Responsabilidad Total sobre lo que ocurre en sus equipos y como resultado sus equipos siempre triunfan.

Para comenzar a tomar Responsabilidad Total sobre lo que ocurre en nuestros equipos debemos de primero aceptar una cruda realidad; no existen malos equipos, solo malos líderes. Este concepto es uno de los más difíciles de aceptar pero es crucial ya que es el primer paso para desarrollar a un equipo exitoso de alto rendimiento. Como líderes es nuestra responsabilidad hacernos dueños de los problemas que existen en nuestro equipo, entender lo que esta impidiendo que logremos los resultados esperados para desarrollar soluciones a estos problemas. Es solamente cuando tomamos esta actitud que un equipo puede trabajar unido hacia una meta manteniendo altos niveles de desempeño y buscando siempre las formas en las que puede mejorar. En los equipos donde existe una cultura de Responsabilidad Total por parte de los líderes los miembros de ese equipo se pueden desempeñar con excelencia y compromiso hacia los objetivos.

Si queremos inspirar a nuestro equipo y lograr que ellos se comprometan con nuestros objetivos la forma más eficaz de lograrlo es tomando Responsabilidad Total sobre todo lo que ocurre en nuestro equipo. Cuando los miembros de un equipo ven a un líder comprometido con los resultados que en vez de culpar a otros por lo que está mal siempre busca como mejorar y superarse; la reacción natural de los miembros de este equipo es de comprometerse con el objetivo del equipo y dar su mayor esfuerzo. Reflexiona sobre cómo reaccionarías tú ante este tipo de comportamiento por parte de tu líder. ¿Te inspiraría esto a dar lo mejor de tí? ¿Cómo reaccionarías cuando un líder mostrara estos comportamientos? ¿Estarías más comprometido con las metas de tu equipo? Ahora, comienza a actuar de esta manera para sacar lo mejor de los miembros de tu equipo.

Ser el líder de un equipo es una de las responsabilidades más difíciles pero a su vez de las más gratificantes que se nos pueden otorgar como humanos. El camino frente a nosotros no es fácil y va a estar lleno de obstáculos. Quítate las excusas, deja de culpar a todos y comienza a reflexionar sobre lo que tu estas dejando de hacer. No te preocupes por lo que pasa afuera, enfócate en ser mejor para tí y para tu equipo. Comienza a trabajar en tu equipo al tomar Responsabilidad Total sobre todo lo que ocurre en el mismo. Te impresionaran los resultados que vas a tener cuando tu equipo vea este compromiso en tí.