Panóptico: el fenómeno mundial

Para el primer artículo que escribo en Medium, utilizaré el concepto introducido por Jeremy Bentham no solo como nombre de publicación sino también como elemento principal de este breve ensayo. La semana pasada, un grupo de periodistas e investigadores del periódico The New York Times publicaron un artículo que acusaba al gobierno mexicano de montar una operación de espionaje en contra de diversos periodistas y activistas, quienes en algún momento lanzaron denuncias en contra de algún acto ilegal o con tintes de corrupción del poder ejecutivo mexicano. Los mecanismos empleados, a través del software desarrollado por el grupo invisible NSO llamado “Pegasus”, son sumamente complejos y costosos. Por ello, la evasiva presentada por el gobierno mexicano no es aceptable, pues claramente los ataques iban dirigidos. Los mecanismos son tan avanzados que si este grupo de investigadores no hubiera trabajado con los afectados y publicado dicho artículo, probablemente nadie se habría enterado de los ataques. Es muy similar al caso de las agencias de espionaje y vigilancia de EE.UU. Lo poco que sabemos de la NSA es gracias a la información filtrada por Snowden desde el 2013. Es decir, sabemos que existen muchas dependencias gubernamentales dedicadas a vigilar la actividad de sus ciudadanos a través de internet pero no conocemos con certeza cuales son sus capacidades y alcance. Esto genera múltiples problemas pues las actividades que dichas dependencias realizan generalmente están fuera de la ley y no existe ninguna otra entidad que regule lo que éstas pueden hacer. En el caso de lo que ocurrió con el gobierno mexicano, es difícil comprobar sus actividades y aún más difícil que hayan repercusiones reales o cambios en la política respecto a la vigilancia a través de internet y medios de comunicación.

Sin duda, estos temas estarán más presentes a futuro pues van a definir en gran manera nuestra manera de vivir e interactuar en sociedad.

El panóptico

Ya que no conocemos los alcances que los gobiernos tienen para vigilar nuestra actividad en internet, nos estamos acercando a una situación en la que nos sentimos vigilados todo el tiempo. Muy similar a lo que ocurre en el concepto de cárcel ideado por Jeremy Bentham, cuya arquitectura es llamada panóptico, nuestros dispositivos no necesariamente son vigilados en todo momento pero ya que existe la posibilidad de que en cualquier momento alguien, sin autorización, acceda a ellos sentimos todo lo contrario. Al menos yo lo veo así junto con muchos otros activistas que constantemente intentan informar y luchar en favor de nuestro derecho a la privacidad y libertad en internet. Además, como lo establece Bruce Schneier en su libro, Data and Goliath, los gobiernos utilizan el argumento en que el espionaje es por seguridad nacional para justificar las razones por las que todos los ciudadanos son constantemente vigilados.

Creo firmemente en que podremos mantener nuestra libertad y llegar a un cambio en el que decidamos el destino de nuestra información.

En general, mi idea no es desaparecer de las redes sociales o dejar de utilizar internet. Tampoco creo que esa sea la solución. Simplemente debemos estar informados y buscar que nuestros derechos sean respetados. En general, como ciudadanos podemos exigir que este tipo de prácticas cambien al apoyar a los activistas y sumar más personas a los movimientos buscando el respeto a nuestro derecho a la privacidad. Sin duda, estos temas serán más presentes a futuro pues van a definir en gran manera nuestra manera de vivir e interactuar en sociedad. Creo firmemente en que podremos mantener nuestra libertad y llegar a un cambio en el que decidamos el destino de nuestra información.


El artículo originalmente publicado en el Times y después por diversos medios como Aristegui Noticias ha provocado un debate en México que incluso llegará a instancias legales pues los afectados han denunciado el acto ante la CIDH. Esto me ha impulsado a empezar a escribir esta publicación ya que constantemente me enfrento a que las personas no están informadas acerca del riesgo creciente al que nos enfrentamos por el simple hecho de estar conectados a internet. Por ello, buscaré escribir y exponer mis ideas en español con artículos que se puedan leer en 5 minutos, pues hace falta que en México se discutan este tipo de temas ya que como se vio hace unos días la situación en el país no es nada favorable en temas de seguridad en internet y el respeto al derecho a la privacidad.