Valores del equipo de Diseño en Tienda Nube

En los últimos cuatro años, el equipo de Tienda Nube pasó de tener solo un diseñador, a ser un equipo de quince personas distribuídas en dos países (Argentina y Brasil). Durante ese cambio, comenzamos a explorar formas y definiciones de cómo debería ser el diseño en Tienda Nube.

Pero pasaban las semanas y nos era difícil invertir nuestro tiempo en algo que no sea terminar un diseño o mejorar esa funcionalidad que estábamos testeando. Había valores y formas de trabajar que esperábamos que estén presentes en todos los proyectos y al estar implícitos, a medida que crecía el equipo eran más difícil transmitirlos.

Sabíamos que el equipo iba a seguir creciendo y explicitarlos nos podía ayudar a enfrentar las complejidades que trae crecer. Por este motivo, sentíamos que era el momento de parar la pelota, pulir estos valores y dejarlos por escrito 📝.

¿Por qué crear valores solo para un equipo?

Así como Tienda Nube tiene sus valores que nos ayudan a trabajar con autonomía y tomar decisiones en el día a día, queríamos crear valores que también nos ayuden a construir una cultura unificada dentro del equipo de diseño.

Valores más específicos, pero que al mismo tiempo convivan con los valores de la compañía.

¿Qué características tenían que tener estos valores?

  • Tenían que ser el reflejo de nuestra forma de trabajo actual. 
    Queríamos escribir cosas que fueran parte de nuestro ADN. Por esto, buscamos abstraer las características que tenían los equipos o proyectos exitosos.
  • Tenían que ser nuestro norte en cada proyecto.
    Buscábamos un norte claro para seguir creciendo de forma saludable y nos tenían que ayudar a profundizar en lo que creíamos que era lo mejor para cada uno de nuestros diseños.
  • Tenían que ser frases que nos ayuden a tomar decisiones en el día a día. 
    No queríamos que se conviertan solo en posters dentro de nuestra oficina.
    Por ejemplo, uno de los valores es “Compartí tu diseño rápido”, en el día a día esperamos que haya muchas conversaciones con estas frases:
- “Voy a cerrar unos detalles de mi diseño y lo comparto el Lunes de la semana que viene.”
- “Compartí tu diseño rápido, mientras te pasan feedback seguís trabajando en el diseño.”

Con todo esto en mente, creamos un primer set de 10 valores ¡Eran un montón! Los compartimos, hicimos una encuesta y no todos aplicaban a todos los equipos. Ni hablar que cuando le preguntamos a las personas cuales se acordaban nadie podía recordar los 10 valores. Era obvio que teníamos que aplicar uno de nuestros valores y simplificar.

Luego de esta última iteración, llegamos al siguiente resultado:

Valores del equipo de Diseño

Nuestros valores

#1 No solo usuarios, aliados

Para empezar, diseñá siempre con el usuario en mente. Testeá cada uno de tus diseños, medí cada uno de tus deploys.

Pero no te quedes solo con eso, los usuarios son nuestros aliados.

Llamálos por telefono, andá a tomar una cerveza o un café, preguntales cómo están, andá a trabajar al showroom con ellos, invitalos a que venga a trabajar a la oficina.

No queremos que los usuarios sean solo personas con las que testeamos nuestros diseños, queremos estar más cerca de ellos, saber que desayunan, sus aspiraciones, cuánto venden, qué otros productos usan, como se organizan para enviar sus pedidos y si están frustrados o felices con cada uno de nuestros diseños.

Conocelos a fondo, no dejes nunca de hacerlo.


#2 Uno es mayor a cero

Arrancá chiquito, priorizá, entendé que es lo que los usuarios realmente necesitan y enfocate en que tu diseño la rompa solo en eso. Lanzá rápido, medí y aprendé de la primer versión de tu diseño, luego iteralo y llevalo al siguiente nivel.

Pensá siempre en entregar valor a los usuarios, recordá que uno es mayor a cero, buscá formas de solucionar problemas de forma simple, directa y efectiva por encima de todo.


#3 Diseñemos como uno

Diseñar un componente, tiene un impacto global. 
Aplicarlo y reutilizarlo es local.

Pensá siempre en todo el sistema. Reusá componentes cada vez que sea posible. Cada uno de tus diseños vive en un sistema mayor y es importante que diseñes con eso en tu cabeza.

Un diseño consistente, coherente, con un mensaje unificado y directo es muy poderoso.

Cuando crees un nuevo componente o una nueva guía de imágenes pensá en la forma de que todo el equipo la pueda reutilizar y no te olvides que reutilizar siempre depende del contexto.


#4 Compartí tu diseño rápido

Cada nuevo diseño requiere de un proceso de colaboración con tu equipo y tests con usuarios. Feedback, tests e iteraciones.

Arrancá con lápiz y papel o lo que te sea más fácil para pensar opciones y pedí feedback.

El proceso de diseño tiene que ser una conversación entre tu diseño, tests con usuarios y el feedback de tus colegas.

No esperes a que el diseño esté perfecto para compartirlo. Va a estar increíble cuando lo termines, pero no tiene que verse increíble durante el proceso.


#5 Simplificá

Cada vez que tengas que dejar las opciones del lado del usuario o que tengas que pedirle que configure algo es probable que no estés entendiendo que es lo que realmente necesita.

Cada checkbox, cada configuración, cada decisión que puedas hacer que el usuario no tome hace que tenga una experiencia mucho más simple.

Para esto es importante que entiendas que simplificar no solo se trata de sacar opciones o borrar contenido, sino que primero tu diseño tiene que coincidir con las expectativas del usuario y su modelo mental. Entendé que es lo más importante para ellos y aplicalo en tu diseño evitando las configuraciones. Entendé a fondo que necesitan y simplificá, simplificá, simplificá.


#6 Dale un sentido

Tu diseño tiene que ser usable, pero no solo eso, cada usuario tiene que amar pasar tiempo con cualquier producto de Tienda Nube.

Preguntate siempre ¿Cómo se sienten los usuarios con este diseño?

Está bien pensar en mejoras incrementales, cosas que podamos medir como “la conversión mejoró un 1% cuando cambiamos X botón”, pero no te olvides que atras de cada cada diseño hay un sentido por el cual cada persona lo está usando.


¿Y ahora?

Ahora que bajamos estos valores que estaban implícitos, lo que sigue es fortalecerlos en nuestro día a día, sin olvidarnos que queremos seguir iterando y adaptando cada uno de ellos a medida de que el equipo crece, buscando que siempre nos ayuden mantener el foco en lo que creemos que es importante para seguir creando un mejor producto y ser mejores diseñadores.

Hoy estamos felices de tenerlos como nuestro norte.

Si llegaste hasta acá, gracias por leerlos :) En nuestros próximos posts queremos contarte más sobre la implementación de los valores y ejemplos prácticos donde los aplicamos.