Por qué es importante desarrollar un MVP

En el desarrollo de software es muy común el concepto de MVP. Antes que nada, ¿Qué significa un MVP? Las siglas hacen referencia a mínimum viable product. Bueno, este concepto es muy lindo, pero la verdad que para unas personas puede significar una cosa, y para otros puede significar otra un poco distinta.

El concepto se popularizó a partir de “The Lean Startup”, libro de Eric Ries, en el que hace alusión a un producto que cumple con las funcionalidades mínimas para poder validarlo con potenciales clientes utilizando el menor esfuerzo posible. He aquí la parte subjetiva del concepto.

En Amalgama trabajamos con muchos emprendedores, y vemos que este concepto tiene una visión muy distinta en todas las personas, incluso entre socios (que supone que tienen una visión compartida). No me canso de escuchar “Esta funcionalidad es clave, los usuarios no van a querer usar nuestra app si le falta esto”, o cosas como “hoy tal app hace tal cosa o tal otra”; y no se acuerdan que esa app nació con un % bajísimo de funcionalidades respecto a lo que es hoy en día. Para crecer y agregar funcionalidades hay tiempo!

El punto importante a definir es, ¿Qué es lo que estás buscando? Bueno, justamente en un startup lo primero que tenés que saber es si tenes mercado, es decir si alguien va a usar lo que vos crees que es increíble.

Bajo estas ideas es donde hace presencia el concepto de Lean Start Up y MVP, “Ir de menos a más”. Crear algo bien chico, con la funcionalidad básica que identifica a tu producto y testearlo/validarlo con una masa crítica (a definir / subjetivo). A partir del feedback vas a poder cambiar, modificar, agregar lo que haga falta. Creer que uno sabe con anticipación lo que el usuario quiere, o creer que el usuario va a usar tu producto de x manera sería muy arrogante, y se lo estaría subestimando.

¿Por qué entonces es importante un MVP?

Justamente lo que te permite un MVP es saber a un costo relativamente bajo si tu producto es un potencial éxito o no, virar rápido si es necesario, agregar las cosas que hagan falta y optimizar los recursos (tiempo y dinero).

Startups con muy buenas ideas y con gran potencial de ejecución terminan fracasando por comprometer mucho capital (a veces todo) en la producción de algo que no llega al usuario (no piensan en el concepto de MVP), y se quedan sin nafta para seguir o pierden la motivación.

Analizá tu mercado potencial, desarrollá lo mínimo indispensable, corroborá que tu hipótesis era válida, y seguí desarrollando a partir de la información que te van dando los usuarios.

Ojalá que tu producto sea un éxito!

http://theamalgama.com