ESLOVENIA PAÍS AMIGO DE LAS MUJERES

Nea Culpa d.o.o. www.slovenia.info

Eslovenia es uno de los países más feministas del mundo. Los que nunca hayan visitado Liubliana y los alrededores podrán sorprenderse, pero quien conoce esta pequeña nación de Europa central no se asombrará. La Constitución garantiza la igualdad de género como principio democrático fundamental, y la normativa eslovena de protección de los derechos de las mujeres es de las más avanzadas de Europa.

Es suficiente pasearse por Liubliana, Piran o Maribor para darse cuenta deque las eslovenas son mujeres muy fuertes, y que a pesar de ser amables y sonrientes, aplican la filosofía del “puñado de hierro en guante de seda”. Quizás por eso muchas de ellas logran tener carreras fantásticas, incluso en sectores ásperos como la política.

Por ejemplo, el gobierno presidido por el centrista Miro Cerar (hijo de Zdenka Cerar, una auténtica dama de hierro) tiene mujeres a la guía del ministerio de Interiores, Defensa, Trabajo, Sanidad, Educación, Cultura, Desarrollo y Medio ambiente. Vamos, que 8 de 17 ministros son mujeres, casi la mitad. Además, según los datos del Economist, Eslovenia está en el puesto 21 por número de diputadas: en Europa solo la superan los países escandinavos, España, Bélgica y Holanda.

En Europa solo la superan los países escandinavos, España, Bélgica y Holanda.

Eslovenia es uno de los países más feministas también según el Foro Económico Mundial. En el Global Gender Gap Index, que clasifica los países según sus niveles de igualdad de género en 4 sectores-clave (economía, educación, política y sanidad), Eslovenia se clasifica novena. La preceden solo los países nórdicos, Irlanda, Ruanda, Filipinas y Suiza (España está en el puesto 25).

Además, Eslovenia es la primera en el ranking que mide la diferencia de sueldo horario medio entre hombres y mujeres; allí la diferencia es tan solo del 3,2% mientras que en Europa las mujeres cobran mediamente un 16,4% menos respecto a los hombres: en España la diferencia es del 19,3%, en Alemania del 21,6% y en Austria del 23%.