Propuestas de valor centradas en las personas

Por: Alberto Javier, Design Strategist en Uncommon

Cada vez son más las empresas que, al darse cuenta que los productos o servicios que ofrecen se están volviendo irrelevantes, tienen la intención (a veces sin convicción, a veces simplemente por tendencia) de entender mejor a sus clientes, a las personas que conviven día a día con sus productos, a los usuarios que regularmente tienen contacto con sus servicios. Tienen la intención de conocer a sus clientes mejor, desde una perspectiva humana, para poder desarrollar mejores soluciones (productos y servicios) que, a su vez, sean generadores de valor económico.

Existen también empresas (quizá un porcentaje menor) que desde hace años han destinado una parte importante de sus recursos a tener un entendimiento constante sobre las personas para las que crean valor. Muchas de ellas se quedan en la intención, otras más, recaban información sobre los consumidores y la archivan; pero son pocas las que utilizan dicha información para diseñar o reconfigurar su oferta o propuesta de valor.

La propuesta de valor la entendemos como el conjunto de productos o servicios que crean valor para un grupo determinado de personas, además, es una forma concreta de comunicar los beneficios que las personas pueden esperar de un producto o servicio.

Normalmente, aún teniendo información sobre los consumidores, resulta complejo desarrollar iniciativas que realmente concuerden con necesidades reales; es muy común, encontrar en el día a día, productos que no tienen éxito, que nadie necesita o que nadie disfruta usar: Google+, Pepsi cristalina, el Smart for two (que siguen esforzándose en vender a pesar de las pérdidas que ha representado por varios años), Tydall, Segway, los seguros de viaje que te dan el clima si les mandas un sms, etc. Es muy probable que muchos de estos productos o servicios, además de otros factores, no estén basados en un entendimiento de las personas a las que están dirigidos, o quizá lo estuvieron, pero en el proceso de desarrollo los responsables se desviaron y lanzaron algo que no respondió a ningún problema, oportunidad o comportamiento.

Resulta indispensable para cualquier compañía, sin importar el tamaño, contar con una propuesta de valor sólida, que atienda a necesidades reales y que sea difícil de replicar.

Existen distintos acercamientos y metodologías para aterrizar de forma más clara una propuesta de valor; en Uncommon hemos explorado varias de ellas y en el proceso nos hemos convencido de que la mejor estrategia que puede tener una compañía para mantenerse relevante, es conocer a sus clientes y desarrollar productos y servicios de manera ágil, para generar valor a cada uno de ellos con sus características particulares.

En Uncommon diseñamos propuestas de valor enfocadas en las personas en conjunto con nuestros clientes para asegurar su relevancia en el futuro. Contáctanos en lonuevo@noescomun.com o en nuestras redes sociales https://twitter.com/noescomun y https://www.facebook.com/noescomun

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.