Nuestras recomendaciones de febrero, 2017

  1. Libro

“Designing a desirable product isn’t about having a good idea. It’s about making insightful observations about existing behavior and transforming that behavior into a more desirable one.” — Jon Kolko

El año pasado me encontré este libro en Barnes & Noble, en una de mis obligadas visitas al área de negocios. Empecé mi ritual de librerías como cualquier día: llegué y elegí aproximadamente 20 libros que me interesaban, fui descartando y este fue uno de los suertudos que logró pasar el filtro.
Publicado por Harvard Business Review Press, portada amarilla con tipografía negra y el título “Well-Designed: How to Use Empathy to Create Products People Love”, ¿qué no iba a llamar la atención?

El libro fue escrito por Jon Kolko, un experto en diseño de producto. Está dirigido hacia una audiencia más enfocada en desarrollo de productos digitales, pero los principios son aplicables a cualquier proyecto.
Kolko narra el proceso de diseño partiendo de la empatía de una forma muy directa y con ejemplos concretos. Él plantea 4 fases importantes para el desarrollo de cualquier proyecto: determinar el mercado para un producto, identificación de behavioral insights, creación de una estrategia de producto y la refinación del producto final. Creo que este libro es un buen comienzo para cualquier persona que esté interesada en el diseño estratégico y quiera aprender un poco de lo que hacemos en Uncommon.

Well-Designed: How to Use Empathy to Create Products People Love
Kolko, Jon
Harvard Business Review Press
Disponible en físico y digital

— Inés Escalante, diseñadora industrial, yogui, amante del tennis.

2. ¡Postres de proteína!

Hace varios años una de mis mejores amigas decidió entrarle de lleno al mundo del ejercicio y el deporte de alto rendimiento, por supuesto de la mano también llegó el conteo de calorías y el entendimiento de las complejas tablas nutrimentales que a la fecha yo sigo sin entender. Con el pasar de los años notó que otros deportistas, así como ella, tenían que sacrificar sus antojos por deliciosos postres y pasteles, para sustituirlos por dietas y malteadas de proteína que los ayuda a mantener sus objetivos físicos y alimenticios.

Tanto llegó a entender las necesidades de los deportistas y a la vez tanto era su antojo por seguir disfrutando de alimentos deliciosos, que fue así como fundó All In Protein. Una marca dedicada a los snacks de proteína bajos en grasa, con endulzante sin calorías y bajos en carbohidratos, ideales para después de entrenar o para el momento del antojo. Entre los snack puedes encontrar flan vainilla — cajeta, donas de chocolate y cheesecake de chocolate y crema de cacahuate.

Lo increíble es que ella misma crea las fórmulas y ayudándose de la buena cocina, ha logrado crear snacks que seas o no un deportista de alto rendimiento, te dará gusto probar y disfrutar sin culpas. Yo personalmente he probado algunos y la verdad que están bien ricos. Además varios entrenadores, nutriólogos y especialistas en nutrición deportiva están de acuerdo con sus productos y poco a poco han empezado a promocionarlos en sus gimnasios.

Actualmente la marca se maneja sobre pedido y para ello debes ponerte en contacto vía telefónica. El contacto lo puedes encontrar visitando su página en Facebook: https://www.facebook.com/allinprotein/

— Ana Moreno, diseñadora industrial y experta en entrevistas etnográficas.

3. ¡Otro libro!

World War Z
El libro, ¡no la película!

Un virus altamente contagioso se esparce por el mundo. Las personas que contraen esta enfermedad mueren pero sus cuerpos permanecen con vida. Estos seres carentes de toda inteligencia o sentimientos tienen un único propósito: consumir carne humana y contagiar a todos aquellos a los que muerden.

Antes de que creas que sabes de qué estoy hablando –por la película o porque estás familiarizado con otras historias de zombies–, detén ese pensamiento y sigue leyendo.

El libro es contado por sobrevivientes de esta guerra, personas que pertenecían a todos los estratos sociales antes de que el mundo se enfermara y que han cumplido con diferentes roles desde que todo cambió. A través de ellos nos enteramos de cómo reaccionaron a esta crisis los gobiernos y poblaciones civiles de diferentes países.

Las historias de miedo en World War Z incluyen episodios sobre opresión rusa, corrupción en la frontera china, capitalismo americano, fallas periodísticas a nivel mundial, falta de colaboración entre países y conflictos internos de los ejércitos.

Con tintes irónicos, crudos, realistas y en ocasiones hasta esperanzadores, Max Brooks toma un tema que normalmente es tratado de forma superficial y fantástica: una historia de zombies y lo convierte en una exploración asertiva de las reacciones, conflictos y problemas sistemáticos de los vivos.

World War Z. Brooks, Max. Three Rivers Pres, 2007.

Disponible en Amazon

— Fernanda Bonilla, estudió arte, ama leer y viajar.

4. ¿Otro libro? ¡Y ahora una reseña en inglés!

Apart from the countless 80s references which are probably very recognizable for those who grew up in this time period but can seem like a hard to understand obsession for the younger reader, Ready Player One delivers a thrilling rollercoaster ride that is hard to put down once started. It is an unique experience to read through a book and at the same time feel like you are the character in a video game, with each chapter unlocking new items and leveling you up to gain new, powerful abilities. As you are advancing, Wade, the main character, encounters challenges that are increasingly harder to solve and enemies that are increasingly harder to beat, not unlike any classic videogame.

Though at times it is not always easy to relate to the main characters because we don´t always get to see their emotional sides, it doesn´t hold you back to feel completely emersed in the futuristic distopian world Ernest Cline sketches. The lively descriptions pull you right in and make you wonder if the world we live in could actually start to look an awful lot like this one in a couple of years from now. Reading the book therefore is earily similar to plugging in into the OASIS (the all powerful simulation that is the real main character in the book) — everytime you pick it up you are logged in and taken straight to this alternate reality in which everything feels extremely real. A big recommend for everyone who wants to get in touch with their geeky side (even if you don’t think you have one).

Ready Player One. Cline, Ernest. Random House. 2011.

Disponible en Amazon

— Merijn de Been, service designer. El holandés que mejor habla español millennial en todo México.

5. Una maravilla poco conocida de Spotify

Cuando me entero de nuevos productos y servicios, en especial productos digitales con una propuesta de valor diferente, invariablemente los busco en el app store, los bajo y los pruebo; si veo que en México no están disponibles sufro un poco.

Por eso, cuando leí acerca de spotify running hace varios meses, pensé que me encantaría probarlo pero correr no estaba dentro de mi rutina de ejercicio desde hacía mucho tiempo. Hace cuatro o cinco años tuve una importante época de runner y todavía no existían apps muy precisas para trackear tu entrenamiento y progreso; necesitabas gadgets como el de Nike run que le ponías a tus tennis que tenían un agujero para el chip y conectar otro dispositivo al teléfono. Un día metí mis tennis a la lavadora y tuve que despedirme del sensor y de mis registros y casualmente me pasó el furor por correr.

Al inicio de este año, un grupo de amigos y yo decidimos inscribirnos para correr medio maratón en la CDMX en marzo, por lo que empecé a entrenar de manera constante y decidí bajar apps para ayudarme. Encontré Runkeeper, que estaba muy bien evaluada en el app store, y decidí probarla; al ver que se conectaba con spotify me acordé de spotify running.

Entonces, ¿qué es spotify running? Es una herramienta dentro del app que sirve para detectar el tempo de tus pasos y sincronizar la música de tu entrenamiento. Es decir, encuentra música compatible con tus gustos, que tenga el mismo ritmo que tus pasos por minuto. También puedes escoger una playlist ya hecha, o running originals, que es música hecha especialmente para correr.

Me encanta no tener que pensar en estar haciendo miles de playlists para correr y no aburrirme; además el app selecciona la parte de la canción con el ritmo adecuado y te evita los principios o finales de canciones lentos. Spotify me dio una razón más para pagarles feliz por su servicio premium.

— Gabriela Suárez, la gerente del extraño, punk y talentoso capital humano de Uncommon, da clase de dirección de proyectos en CENTRO.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.