¿Qué significa que el Reino Unido tiene un parlamento ‘colgado’?

por Roop Gill (upday UK)

Desde el momento en que los primeros sondeos salieron a la luz, pareció claro que los británicos amanecerían hoy con un parlamento ‘colgado’: sin mayoría absoluta.

Al final de una larga y ajustada noche electoral, los resultados y sus últimas proyecciones confirmaron que los laboristas han logrado aumentar su presencia en la Cámara de los Comunes, hasta alcanzar un total que deja a los conservadores muy lejos de los 326 escaños que necesitaban para asegurarse la mayoría parlamentaria.

¿Ha ocurrido antes?

Desde 1929, sólo en dos elecciones generales en el Reino Unido han dado como resultado un parlamento sin mayoría: en 1974 y en 2010.

El gobierno de coalición de 2010: Nick Clegg and David Cameron (Getty Images)

¿Qué pasa ahora?

Siendo realistas, uno de estas dos cosas:

1) Habrá un frenesí de conversaciones entre los líderes de los partidos y sus equipos negociadores. Todos tratarán de formar un gobierno de coalición, como el del Partido Conservador y el Liberal Demócrata en 2010.

2) El líder de uno de los dos partidos mayoritarios optará por formar en solitario un gobierno en minoría. Lo que ocurre con esta fórmula es que el primer ministro tendrá que sumar el apoyo de los partidos más pequeños cada vez que quiera aprobar una ley.

¿Quién ocupará entonces el cargo de primer ministro?

Seguirá Theresa May. Ocupará el cargo y el 10 de Downing Street hasta que se decida cuál es la configuración del nuevo gobierno.

De acuerdo con el Manual del Gabinete, ella misma tendrá la oportunidad de formar gobierno hasta el 13 de junio (la fecha en que se reunirá de nuevo el parlamento por primera vez tras las elecciones).

¿Y si Theresa May dimite?

Entonces Jeremy Corbyn será el primero que tenga la oportunidad de formar un nuevo gobierno.

Un momento… ¿De qué gobierno hablamos? ¿Un gobierno de coalición?

No necesariamente. El único requisito para que se forme un gobierno es que alcance una mayoría suficiente de apoyos en la Cámara de los Comunes.

Vasito de agua para Theresa May (Getty Images)

Lo único seguro es que este resultado está muuuuuuy lejos de las expectativas de Theresa May. La líder conservadora quería recabar un apoyo mayoritario del electorado inglés para negociar el Brexit… y no lo ha conseguido. Fail.