Mejorando tu práctica de Diseño: Entendiendo el espacio del problema y el espacio de la solución.

Adrian Solca
May 26, 2020 · 8 min read
Image for post
Image for post
Foto de Pixabay en Pexels

Como Diseñador, la cantidad de habilidades que vas a requerir para poder desempeñar bien tu trabajo, es grande. Hemos hablado de pensamiento crítico, empatía, ojo para el Diseño Visual, capacidad de presentación, liderazgo. En general Diseño es una disciplina que requiere de una diversa variedad de soft y hard skills, pero de lo que quiero platicarte del día de hoy es algo que es más grande que eso, porque es una habilidad que rige a todos los Diseñadores, independiente de su especialización o nivel de práctica.

Hay una gran diversidad de especialidades dentro del espectro de Diseño. Diseñadores de servicios, de negocios, de interfaz, Arquitectos de Información, Researchers, etc.

Image for post
Image for post
@sherwin.torres

Lo que nos une a todos, independiente de nuestro alcance, es el proceso de Diseño. El proceso de Diseño es lo que nos hace Diseñadores, es como saber de Física para todos el campo de ciencias duras o saber Anatomía para todos los campos de la Ciencia de la Salud. Es la base de todo.

Image for post
Image for post
https://www.designorate.com/apply-inspiration-design-thinking/

Hay muchos “sabores” del proceso de Diseño, algunos desarrollados por empresas que de hecho se dedican a dar consultoría o que tienen que escalar sus soluciones a equipos que no siempre tienen Diseñadores. La más famosa es Design Thinking, pero no es la única.

El proceso de Design Thinking se traduce como “Pensando como diseñador” y su gran fortaleza justo radica en que le enseña a gente que no estudió ninguna de las disciplinas formales de diseño a entender cómo funciona el proceso de un Diseñador. Gracias a esto podemos tener Diseñadores que estudiaron Psicología o Sistemas. Porque Diseño ha trascendido el campo de estudio y es ahora una manera de pensar.

Dominar el proceso de Diseño es clave de ser un buen Diseñador, porque es el proceso el que soporta muchos de los skills que necesitamos. Para “empatizar” o “entender” es que aplicamos herramientas de investigación de usuarios. Para “prototipar” o “construir” es que utilizamos herramientas de prototipado y validación. El proceso guía nuestra manera de pensar, es un mapa que nos ayuda a entender en qué dirección tenemos que movernos y cuál es el siguiente paso, sin restringirnos a establecer condiciones específicas sobre qué se hace en cada paso o dónde empiezan o termina. Es una brújula. La brújula más importante en tu kit de herramientas, porque lo que pasa por el proceso trae ya este “toque” de Diseño, dónde se cumple el proceso de entender qué vamos a construir antes de construirlo, entendiendo cómo se está generando valor a todos los involucrados.

Sin embargo, como sucede con otras cosas, hay una verdad más grande que soporta estos procesos. Porque algunos ingredientes deben permitir que existan tantos sabores de lo que es esencialmente la misma idea: esos ingredientes son el espacio del problema y el espacio de la solución

Image for post
Image for post
La receta secreta, para que hasta tú puedas crear tu proceso de Diseño.

La clave para hacer Diseño de manera impecable, es el entendimiento y dominio de estos espacios, con un discernimiento de en qué espacio se encuentra un proyecto o un equipo en determinado momento y lo que se necesita hacer cuando nos encontramos ahí.

El espacio del problema y el espacio de la solución son como agua y aceite. No puedes estar en ambos al mismo tiempo, y si no tienes cuidado uno puede contaminar al otro. Los Diseñadores más experimentados pueden moverse entre estos espacios de manera fácil y transparente, sin contaminar los espacios, que es lo que implica la maestría en el proceso de Diseño, en dónde el framework que se sigue realmente solo es una guía para comunicarle a otros lo que se está haciendo, pero a nivel funcional un Diseñador está trabajando en un modelo mental que constantemente está evaluando ambos espacios.

Image for post
Image for post
Fuente: Researchgate

El espacio del problema

Aquí es donde “empiezan” los frameworks, porque queremos que el problema se aborde de una manera “pura”, sin que estemos sesgados porque ya existe una solución.

En el espacio del problema queremos entender. El resumen de lo que sucede en esta etapa es que estamos buscando la pregunta correcta. Queremos asegurarnos que vamos a construir la cosa correcta.

La razón por la que este espacio va primero es porque es como alinear la mira antes de disparar. Si nos enfocamos en la pregunta equivocada, si nos faltó entendimiento de una parte clave, no importa qué tan apegados estemos al proceso de Diseño, el tiro va a caer lejos del objetivo. El espacio del problema es un espacio reflectivo, creativo. Queremos empaparnos de los problemas que existen, necesitamos enamorarnos de ellos, apasionarnos y apasionar a nuestro equipo.

El espacio del problema es nuestra musa, porque cuando nos apresuramos a llegar a soluciones solitos nos cortamos la inspiración, cortamos la fuente de donde pueden salir una o mil soluciones. Al espacio del problema regresamos cada vez que entendemos algo nuevo y que nos ayuda a hacer una mejor pregunta.

En resumen, un Diseñador que domina el espacio del problema sabe que lo que debe buscar es una buena pregunta, una pregunta que detone ideas y que desplazarse en un espacio que por naturaleza es indefinido e incierto, es justo parte de su responsabilidad como profesional.

Image for post
Image for post
https://indiyoung.com/problem-space-knowledge-is-always-present/

El espacio de la solución

El espacio de la solución es lo que le da cierre a lo que descubrimos en el espacio del problema, lo que nos da “closure” como dirían en el gabacho.

Si en el espacio del problema queríamos asegurarnos de construir las cosas correctas, en el espacio de la solución queremos construir de la manera correcta. Queremos que esa pregunta a la que le dedicamos tiempo en el espacio del problema llegue a una respuesta que la atienda a cabalidad, de una manera viable y con un resultado que genera valor.

En el espacio de la solución no queremos contaminar con preguntas, asumimos que la pregunta ya está bien, que en el espacio del problema nos dimos a la tarea de entender bien la problemática, para que las discusiones en el espacio de la solución sean 100% orientadas a cómo se va a ejecutar.

Diseñadores novatos es aquí dónde suelen fallar, porque al no tener una clara definición del problema, entran al espacio de la solución con duda, sin un objetivo claro o una pregunta definida para contestar, que es cuando se hacen cosas como pruebas de usabilidad mezcladas con entrevistas a profundidad, porque tenemos tanta incertidumbre de un sistema que ya estamos evaluando, que vamos a explorar las necesidades del usuario.

Image for post
Image for post
https://growthx.com/dont-pollute-space-solution-space/

Pero el espacio de la solución tampoco es un destino, es una fase, porque todos los procesos abarcan un proceso iterativo en donde la implementación de la solución nutre nuevamente el espacio del problema. En diagramas como el “loop” el proceso iterativo es parte del framework.

Dominando los espacios

Como dije hace rato, la maestría de la disciplina de Diseño sucede cuando puedes trasladarte entre estos espacios sin contaminarlos mutuamente. Es similar a dominar los ingredientes que hacen sabrosa una receta, entender que amasar para una pizza y amasar para spaghetti son procesos diferentes y por qué. Es la diferencia entre usar un framework y entender un framework y que aún hasta a los más experimentados les puede costar trabajo ejecutar.

Cada quien entiende y asimila ese “feeling” que tiene cada espacio de manera diferente. Algunos se sientan a hacer ejercicios como los “5 Por qué” como para dar por cerrado que se hizo un proceso de entendimiento y se definió un problema. Ideo hasta la fecha sigue considerando “How Might We” como parte del toolkit de ideación para encontrar preguntas retadoras. Para otros, el espacio del problema es más un espacio de cuestionamientos filosóficos, en dónde dependen más de la intuición para decidir si han llegado a una pregunta interesante que detone un proceso de Diseño.

La clave está en no quedarse a vivir por siempre en un espacio. Eventualmente tienes que resolver el problema, eventualmente tienes que concluir si el problema está resuelto. Es un ciclo iterativo de valor que te invita a experimentar. A sentirte cómodo con el concepto de la incertidumbre, porque lo que quieres hacer es agregarle más sal a la receta, porque tal vez sentiste que le faltaba, pero ningún Chef experto va a servir algo sin probarlo antes.

Prueba hacer este ejercicio todos los días en los proyectos en los que trabajas ¿En qué espacio estás? ¿Cómo sabes que estás en ese espacio? ¿Qué pasaría si en este momento tuvieras que trasladarte al otro espacio con la información que tienes? ¿Cómo “sientes” que ya entendiste un problema y cómo “sientes” que llegaste a una solución? Desarrolla ese sentido de intuición y maestría y verás como tu práctica va a mejorar exponencialmente día a día.

Felices trazos.

UXuarios

Diseño en español

Medium is an open platform where 170 million readers come to find insightful and dynamic thinking. Here, expert and undiscovered voices alike dive into the heart of any topic and bring new ideas to the surface. Learn more

Follow the writers, publications, and topics that matter to you, and you’ll see them on your homepage and in your inbox. Explore

If you have a story to tell, knowledge to share, or a perspective to offer — welcome home. It’s easy and free to post your thinking on any topic. Write on Medium

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store