Los pibes llegan marchando…

Por Anahí Mariana Gandolfi Ciceri

Este año los que menos tienen y los más vulnerables, jóvenes y niños, fueron afectados por varias de las medidas del Gobierno Nacional. El Estado ausente por las desigualdades evidentes y presente en la violencia institucional en la persecución de los más jóvenes.

Sus padres sin trabajo, algunos de ellos saliendo a trabajar porque la plata no alcanza con solo 15 años, la mayoría de los chicos que van a la escuela y otros que no van o tienen que dejarla y el aumento del abuso de drogas es la realidad de muchos pibes del barrio ubicado en las calles 149 y 52, Los Hornos.

También esta la otra cara de la moneda, los jóvenes ya mayores de edad o cercanos a los 18, se sienten identificados con su barrio y trabajan para mejorar su realidad de cada día en articulación con los movimientos populares y agrupaciones como Patria Grande.

Desde el año pasado distintas organizaciones y movimientos políticos-sociales que realizan trabajo de territorio en los barrios de la periferia de la Ciudad de La Plata, Berisso y Ensenada han decidido organizarse en una Coordinadora de Niñez, Juventud y Territorio.

Su primera reunión fue a principio de año en el Centro Cultural Olga Vázquez, dónde los jóvenes tomaron el lugar de protagonistas. En esas reuniones se fue gestando lo que fue la “Caravana de los pibes y las pibas” que comenzó el pasado martes 25 y terminó el jueves 27 de octubre, en la Plaza de Mayo.

Dicha caravana recorrió La Plata, Florencio Varela, Quilmes, Avellaneda y Barracas en sus centros comunitarios, escuelas y parroquias. El eje fue el pedido por políticas públicas para la niñez.

“Educación, un plato de comida y laburo para nuestros padres” fueron unas de las exigencias de la marcha, además de la denuncia en los recortes en el área de infancia, las políticas represivas y los despidos masivos.

Bombos, cantos y baile fueron parte de la caravana que tuvo a los jóvenes como actores políticos que reclaman por sus derechos. Unos de sus próximos eventos será la “Fiesta por los jóvenes y la memoria” el próximo viernes 11 de noviembre, en el Centro de Cultura y Trabajo en calle 54 entre 8 y 9.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.