Tener fe en uno mismo

Entrevista a Miguel A. Lara Escalante

Muchos niños empiezan a practicar un deporte a manera de juego, ya sea con los amigos de la cuadra o los compañeros de la escuela. Pero el caso de Miguel Ángel Lara fue un poco distinto; desde pequeño comenzó a jugar tenis de mesa con su papá, quien le enseñó la técnica que había aprendido de joven. A los 11 años comenzó a entrenar de manera formal.

Miguel señala que lo que más le apasiona del tenis de mesa es lo difícil que puede llegar a ser ya que requiere de la destreza del ajedrez y la habilidad física de un corredor de atletismo, además de que requiere de mucha dedicación para poder dominar ciertas técnicas y habilidades.

Como el sueño de todo atleta, Miguel espera poder alcanzar unos Juegos Olímpicos, y como para los Juegos pasados se encontró muy cerca de lograrlo, sabe que es un reto alcanzable.

Para Miguel el deporte es un estilo de vida, algo que le da muchas alegrías y tristezas, pero lo que más le ha dado el tenis de mesa son enseñanzas que llevará con él toda su vida.

Si de algo se encuentra seguro es que todos los logros alcanzados se los debe al esfuerzo y sacrificio que ha invertido. Miguel señala que el liderazgo es una parte fundamental en el deporte y se requiere de “un entrenador líder que pueda llevar a los deportistas a sus límites, de una directiva líder que aporte lo necesario en la preparación de los deportistas y de un atleta líder que pueda empujar a su equipo hacia adelante”.

A todos los jóvenes que les apasiona el deporte les comenta que “alcanzar grandes cosas require de mucho sacrificio, por lo cual todos pueden llegar muy lejos. El único secreto es la disciplina, la dedicación y tener fe en uno mismo”.

Situación difícil

Miguel reconoce que desgraciadamente la situación actual del país también envuelve y afecta al deporte. Señala que la corrupción que se da en diversos ámbitos genera un mal uso de los recursos que se destinan al deporte y los más perjudicados son los deportistas. Gracias a Dios, señala Miguel, en Yucatán se cuenta con una asociación que trabaja por los atletas y su futuro.

“Lo único que podemos hacer como atletas es seguir entrenando y esforzándonos para así alcanzar nuestros sueños”. Por suerte a Miguel esta situación no lo detiene, dentro de unos cuantos días participará en el selectivo para la Universiada Mundial para la cual se está preparando mucho. Miguel recalca que el deporte no lo detiene en lo académico, espera seguir avanzando en su carrera con el apoyo de la Universidad, ya que así ha logrado combinar el deporte de alto rendimiento con los estudios.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.