4 min read
Next in trending

Renuncia a Tu Trabajo

Ok. Esta es una de las mejores historias de la vida.


Ok. Esta es una de las mejores historias de la vida.

Una amiga recibió una oferta de trabajo en un startup y estaba con dudas sobre lo que tenía que hacer con su vida. Después de recibir consejos de otras personas tomó la brillante — o estúpida — decisión de pedir mi consejo sobre su situación y, como toda buena historia, mi amiga también comenzó haciendo una infame pregunta:

Si te ofrecieran otro trabajo, en un startup y mejor pagado, ¿Renunciarías?

Me considero una persona poco convencional por el hecho de nunca querer comprar una casa, haber tomado la decisión de no estudiar una maestría, comenzar mi propio startup y creer que las películas de Quentin Tarantino no son tan buenas, por lo que espero que mis consejos no ofendan a muchas personas.

Después de pensarlo un par de momentos, llorar y solventar todas las dudas legales y de contrato que tenía el asunto del cambio de trabajo, mi consejo se resumió en cuatro puntos básicos:

1. No es bueno escuchar a las personas mayores

En este caso en particular las recomendaciones de las personas mayores — incluyendo sus familiares — fueron no arriesgarse. Mi consejo aquí es: No siempre es bueno escuchar a las personas mayores. No digo esto como un regla absoluta pero, en algunos casos, las personas mayores juegan a lo seguro. Sus intenciones son buenas pero su generación fue diferente a la nuestra y muchas cosas han cambiado.

2. Esta es la edad correcta para cometer “errores”

Cuando la gente se vuelve mayor no se arrepiente de las cosas que hizo sino de las que dejó de hacer. Sin una familia a la que mantener y con menos de 30 años parece un paso fácil, sin embargo, alejarse de la seguridad de un salario nunca es fácil independientemente de la edad. La parte buena de todo esto: Si todo se acaba hoy, mañana siempre habrá otro trabajo. Siempre.

3. El dinero es irrelevante

No habiendo crecido en una familia adinerada puedo decir que el dinero simplemente es una forma de llevar el marcador.

Citando a Peter Brand en la película Moneyball:

No lo estas haciendo por el dinero. […] No. Lo estas haciendo por lo que el dinero dice y, en el caso de cualquier jugador que gana mucho dinero, dice que ellos valen la pena.

¿Realmente alguien necesita el doble del dinero que gana ahora? A menos que hayas tenido una vida de gastos irresponsables o estes planeando comprar un equipo profesional de basketball la respuesta siempre será no.

Las personas con dinero — por lo general — quieren una sola cosa: Más dinero.

Una de las frases más comunes relacionados al salario es “Si tan solo pudiera ganar $X más entonces podría salir de mis deudas” cuando la realidad es que, al duplicar el salario, las personas cambian totalmente su estilo de vida y las deudas se multiplican: Otro carro. Otra casa. Nueva ropa. Todos sabemos como funciona esto.

Por tanto: Sí, el dinero es irrelevante.

4. Es un carajo “Start up”!

Un Startup es básicamente un negocio nuevo con una idea creativa que opera con costos mínimos y que puede alcanzar grandes ganancias. En palabras sencillas: Una empresa que puede — o no — triunfar mientras sus empleados trabajan hasta altas horas de la noche comiendo pizza y tomando cerveza esperando poder tener un sueldo al final del mes.

Aunque esto no suena tan divertido, la parte genial de un startup es el ambiente informal y la poca burocracia. El hecho de tener pocos recursos hace que todos los empleados tengan que hacer muchas cosas que no se encuentran en su descripción oficial de trabajo.

En el poco tiempo de trabajo en Crupzi.com tuvimos que aprender de diseño, layouts, servidores, envío y diseño de correos automáticos, programación, clientes, proveedores, mercadeo, contabilidad, etc. Esto no podría haber sido posible en ninguna otra empresa “formal” y ese conocimiento no tiene precio.

Como un punto extra y, al igual que muchas personas cuando piden un consejo, mi amiga ya sabía que decisión tomar y simplemente necesitaba que alguien de confianza le ayudara a validar su decisión. Esta validación es una reacción al miedo de cambiar y/o miedo a lo desconocido que todos deberíamos eliminar.

Citando a Yoda:

El miedo es el camino al Lado Oscuro. El miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento.

Sí, después de todo esto mi consejo fue “Renuncia a tu carajo trabajo!”. Puede que sea el consejo equivocado o puede que sea el consejo que cambie su vida por completo. Solo el tiempo lo dirá. Lo importante es que es un camino que ella decidirá tomar.

¿Este post te pareció genial? Puedes suscribirte y recibir correos con mis posts e ideas más recientes haciendo clic aquí.


Oscar O. Arévalo es @oscaroarevalo en Twitter. Co-fundador de Crupzi.com. Ingeniero industrial, Jugador de Bkb. Tech Geek, Fotógrafo, Guitar player, inversionista, Serial entrepreneur.