La importancia de un sitio Web Responsivo

En todas las familias mexicanas hay un primo que hasta en las bodas de diamante de los abuelos está viendo el celular. Bueno, primo, tío, amigo, lo que quiero decir es que cada vez más personas se encuentran pegadas a su celular. Si escalas este hecho a un plano nacional, estarías hablando de que en México hay 65 millones de personas, o sea internautas, que pasan más de 7 horas al día checando Internet. ¿No es ésta una cifra a la que te gustaría llegar?

Seguro ya tienes un sitio web para tu marca, y quizá creas que esto es suficiente para que todas las personas de las que te hablamos, conozcan tu empresa. Sin embargo, contar con un sitio web no garantiza al 100% que todos los usuarios de la web te visualicen correctamente, para esto necesitas un sitio web responsivo.

Ahora hay más gente que, además de tener una computadora, tienen smartphones y tablets que se han vuelto parte indispensable de su vida diaria. Esto hace más fácil que encuentren tu página de Internet y compren tu producto o servicio, pero ¿qué pasaría si el sitio web de tu marca tarda más de 10 segundos para cargar y, al hacerlo, parece una versión horrorosa de Windows 98? ¡Pánico!

Esto no beneficiaría nada a tu marca, porque como dice un dicho, solo hay una oportunidad para causar una buena impresión y si tu sitio no cuenta con una buena imagen, los usuarios no se sentirán muy seguros al conocerla. Por esta razón es importante que tu página esté construida de manera responsiva ya que además de tener una apariencia moderna y confiable, los usuarios podrán verte desde sus dispositivos móviles a cualquier hora del día.

¿Pero cómo es que funciona el ser responsivo?

En realidad, no es algo complicado, sabemos que existen diferentes dispositivos y cada uno de estos cuentan con distintas resoluciones. Lo que sucede con el diseño responsivo es que distribuye la información, tanto texto, imágenes o videos, dependiendo del tamaño de cada pantalla del dispositivo, brindándole al usuario una mejor experiencia de navegación (UX).

Por ejemplo, existen algunos elementos que cambian su apariencia para disminuir la carga visual cómo el menú, que pasa de ser visible horizontalmente a desplegable, seguramente has visto un pequeño icono en la parte superior izquierda que al dar clic se despliegan los elementos del menú para acceder a diferentes enlaces.

Por lo que utilizar botones de mayor tamaño facilita la interacción, además, ya no tendrás que preocuparte por darle un tamaño predeterminado a cada imagen o que el tamaño del texto sea muy pequeño y tengas que recurrir al zoom, ya que estos se adaptan dependiendo el porcentaje de cada pantalla y el texto sea legible, así los usuarios solo tendrán que scrollear.

Otra de las ventajas de ser responsivo es que la carga de los elementos es mucho más rápida por lo que el usuario no se desesperará y permanecerá más tiempo en el sitio.

Qué mejor que tu mercado objetivo pueda ver tu contenido de esta forma y siempre se encuentre enterado de lo que ofreces. Además, tendrás un mejor posicionamiento en buscadores como Google para que puedan encontrarte rápidamente ya que es más fácil que sepan de ti desde su smartphone o tablet que desde una laptop.

¿Es caro el Diseño Responsivo?

Seguramente piensas que al hacer tu sitio responsivo tendrás que invertir una gran cantidad de tiempo y por supuesto de dinero. ¡No es así! Antes de que el diseño web responsivo se empezara a usar, se tenían que hacer diferentes diseños para cada pantalla, por supuesto que no era nada eficiente para los desarrolladores.

Ahora ya no tienes que preocuparte por diseñar para diferentes pantallas, con un solo diseño será más que suficiente, además evitarás errores como duplicar información y tu sitio podrá ser soportado por todos los navegadores.

En Viral Amplifier sabemos que quieres darte a conocer a un público más amplio, por eso te ayudamos a impulsar tu negocio bajo diferentes esquemas a través del mundo digital.

¡Escríbenos a nuestro mail contacto@viralamplifier.mx o contáctanos por teléfono al 75860582!