Qué es una estrategia de contenido y por qué no puedes dejar que cualquiera la planee

Si has decidido crear tu propia empresa, del giro que sea, ¡felicidades! Sabes que tienes una percepción extraordinaria que te llevó a querer cubrir una demanda del mercado que antes se había dejado del lado. Sin duda, ese interés de negocio se sintetiza en una característica única: buscas lo distinto.

Una idea de negocio necesita ser construida en terreno sólido, sostenida por estrategias que te permitan no sólo crear tu marca y estar al día con los impuestos, sino crecer. Recuerda que además de vender tu producto, es importante establecer una fuerte relación con tu cliente, ¿por qué? Para mantener y generar conversaciones con éste (mismas que siempre te darán insights que nunca pasaron por tu cabeza), además de comunicarle los valores de tu empresa y consolidar la reputación de la misma.

Esto no se logra poniendo tus anuncios en el espectacular más grande de Periférico (que realmente nadie ve porque van manejando a 80 km/h), sino a través de una estrategia de contenido.

Importancia de tener una estrategia de contenido

Say what? Sí, la estrategia de contenido es algo de lo que no puedes prescindir. Además de enfocarte en el servicio o producto que ofreces, tienes que encontrar la manera óptima de establecer una comunicación con tu cliente, ya que si no lo haces, simplemente no podrás llegar a él. 
Piensa en tus viajes a zonas desconocidas, llegas y dices algo pero quizá lo que quieres expresar no se ha entendido pues el significado de lo dicho es distinto en esa región del planeta. Lo mismo pasa si no tienes una estrategia de contenido adecuada, sin ella, ¿cómo te comunicarás con tu cliente?

¿En qué consiste?

Una estrategia de contenido es el plan que marcará de qué forma te comunicarás con tu cliente (tono), en qué medios (canales), cuándo (temporalidad), y con qué fin (objetivos de negocio). Una vez que se ha establecido lo anterior, puedes comenzar a generar contenidos, siempre teniendo en cuenta quién es tu cliente.

Sin embargo, antes de planear la estrategia, hay datos que debes tener a la mano para saber hacia dónde dirigirla. Estos pueden resumirse en: fortalezas de tu empresa (valores, lo que la distingue y causa de que estés en el business); necesidades de tu cliente y conocimiento de sus hábitos de consumo; posicionamiento de tu competencia, tanto en los productos que ofrece, como generación de contenido.

Una vez que comprendas completamente los datos previos, podrás analizar cuáles son los canales más adecuados para comunicarte. Recuerda que una estrategia de contenido puede abarcar desde publicaciones en social media, hasta herramientas de mailing o la creación y mantenimiento de un blog, es decir, es muy diversa y se complementa con otras estrategias.

¿Qué tipo de contenido necesitas para tu marca?

Cuando decides tener una estrategia de contenido, sabes que estás esperando ciertos resultados para tu negocio. Es por eso que, aunque su planeación puede parecer sencilla, no puedes dejar que cualquier persona o agencia la haga, pues una estrategia mal planeada (o la falta de ésta) podría afectar la reputación de tu marca.

Algunos de estos casos no se han quedado únicamente en la inhabilidad de establecer canales de comunicación, sino que, incluso, han resultado en situaciones desastrosas como la felicitación de Adidas (que por desconocer los ataques ocurridos en el Maratón de Boston en 2013, congratuló a la gente por haber “sobrevivido” al maratón de este año).

Por ello, es preciso desarrollar una estrategia que te ayude a lograr tus objetivos de negocio, pero que mantenga el nombre de tu marca en boca de tus clientes, pero no por un caso similar al de Adidas.

Sabemos que te gusta lo distinto y que no te encantaría generar contenido similar al de tu competencia que, al final del día, fuera scrolleado en menos de 1 segundo. Es por esto que nuestra recomendación es acercarte a un experto a quien puedas explicarle cuáles son tus objetivos de negocio, para que él te sugiera la mejor forma de lograrlos.

Cuando acudes con un experto que plantee la estrategia de contenido ideal para tu marca, no estás manteniendo únicamente la conversación con los clientes que ya tienes, sino que estarás abriendo nuevos canales con clientes potenciales. Recuerda que una marca no es sólo el producto que ofrece, sino su comunicación con el cliente.

En Viral Amplifier tenemos más de 8 años de experiencia desarrollando estrategias de contenido adecuadas para cada uno de nuestros clientes nacionales e internacionales. Para nosotros, cada uno de ellos es único, por lo que, a diferencia de otras agencias, generamos una estrategia específica para cada cliente. 
Evita que tu empresa sea una más, te ayudamos a marcar esa diferencia y a consolidarla en la industria a la que pertenece. ¡Acércate a nosotros!

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.