La música y el cerebro. Memorias de un departamento cerrado

Este es un post que hay que leer bajo la influencia de una canción, mi recomendación es esta.

La música es, según varios estudios y comentarios escuchados -no sé si fundados o infundados- lo único que es capaz de transportarnos con ideas y emociones a un pasado que siempre recordamos en monocromo, y que gracias a una canción somos capaces de volver a ver en color, impregnando ese recuerdo de emociones como solo podemos hacerlo con la vibración que nos transmite.

Somos capaces de muchas cosas, hemos evolucionado el mundo hasta un punto que es irreconocible a todos los efectos, buenos y malos, y sin embargo hay pocas cosas que nos acompañen desde las cavernas, desde nuestro pasado más animal.

Ya lo dice Jorge Drexler,

Ya hacíamos música antes de conocer la agricultura

Hay tantos tipos de música como gama cromática. Tantos temas como sentimientos que vivimos, y a la inversa, hay tantos sentimientos como canciones te pueden evocar, puesto que no siempre elegimos la canción que suena, y ésta, tiene el poder de devorar nuestra mente y cambiarnos durante su momento, nuestro estado de ánimo.

Nos perdemos en las letras, catamos la redondez de sus rimas, disfrutamos de cada metáfora entendiendo esa catarsis entre el autor y el oyente, el espectador expectante espera la siguiente estrofa en un solo instrumental; o quizás no, simplemente escuchamos una voz dulce en otro idioma, una voz armónica, una voz dura, que encuadra como una fotografía en el tono de la canción y nos permite pensar en nuestras cosas en el coche, hasta el punto de dejar de escuchar la canción, que no de oírla, porque cuando desaparece nos volvemos al mundo real, volante en mano, como si el sistema simpático recuperara de nuevo nuestro ser para entender que seguimos donde estábamos.

La música activa el cerebro, remueve el corazón y descubre en nosotros la diferencia mas importante que tenemos con el animal, el arte de crear algo que nos une, que nos suma, que nos hace ser únicos.

Disfrutemos de cómo la música despierta en nosotros el “instinto humano”

Os dejo una descripción de un maestro de lo que significa la música, con una letra increíble.

El idioma de los Dioses.
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.