Tras las elecciones legislativas en España: «Los españoles han decidido dar otra oportunidad a Rajoy»

Gargalo/CartoonMovement

Para la prensa española, el presidente saliente debe, tras haber ganado las elecciones del 26 de junio, formar Gobierno de coalición o en minoría, pues una tercera votación en menos de un año supondría un duro golpe para la democracia española.

El Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy ganó las elecciones del 26 de junio, obteniendo 137 de los 350 escaños del Congreso de los Diputados. El Partido Socialista (PSOE) quedó en segundo lugar, con 85 diputados. Unidos Podemos, coalición dirigida por Pablo Iglesias, no ha logrado el sorpasso al PSOE como los sondeos anunciaban y obtuvo 71 escaños, mientras que Ciudadanos, partido centrista de Albert Rivera obtuvo 32.

«La prioridad absoluta es la de hacer posible un pacto que garantice rápidamente un Ejecutivo estable, corrigiendo así la peor consecuencia de la legislatura precedente», afirma el editorial de El País, que añade:

El resultado del PP, claramente mejor que el de diciembre, le concede de nuevo la iniciativa para intentar formar Gobierno; esperemos que no lo rechace de nuevo. Su líder, Mariano Rajoy, puede sentirse razonablemente recompensado con la ganancia de escaños, pero sigue lejos de poder gobernar en solitario. Le corresponde intentar la formación de un Gobierno de base amplia y para ello tiene que abrir un diálogo responsable y sincero.

«El claro vencedor es Mariano Rajoy, aunque debe interpretar con cautela los resultados porque carece de mayoría suficiente para acudir con garantías a la investidura», se lee en el editorial de ABC. Para este diario,

hoy comienza una etapa política que vuelve a poner en manos del PP y de Rajoy la responsabilidad de formar gobierno a través de pactos y transacciones con otros partidos. La corrupción le ha salido muy cara al PP y no debe olvidarlo. Muchas cosas tendrán que ser nuevas en la agenda diaria del PP. Sin mayoría absoluta, el nuevo Parlamento será hostil a Rajoy y sus proyectos de ley no dependerán solo de C’s. El futuro inmediato será complicado, pero no más que la legislatura que le espera si es nuevamente investido presidente del Gobierno.

«Mariano Rajoy es el gran vencedor de las elecciones», considera El Mundo en su editorial, según el cual

los españoles han decidido dar otra oportunidad a Rajoy, que, aunque todavía está lejos de obtener una mayoría suficiente para gobernar, es el único líder que sale reforzado de estas elecciones. Resulta evidente que el PP ha logrado atraer el llamado voto útil […] como reacción al avance que daban las encuestas a Podemos, que sin duda ha servido para aglutinar el voto del centro-derecha en el PP a costa de Ciudadanos. […] Estas elecciones no han supuesto un cambio radical de escenario, pero sí han aportado matices que permiten confiar en que no habrá una nueva convocatoria y que los partidos serán capaces de llegar a acuerdos para formar un Ejecutivo estable o, al menos, dejar gobernar a la lista más votado.

En el editorial de La Razón, por su parte, se puede leer que

el resultado del brexit y la desastrosa salida del Reino Unido de la UE nos ha puesto el espejo delante: necesitamos dirigentes serios y Rajoy lo es. Sabe lo que quiere hacer y tiene un plan trazado para mantener la recuperación económica.[…] A diferencia de los resultados de hace siete meses, ahora sabemos los tiempos y lo que hay que hacer para salir de la situación de bloqueo. A partir de hoy los líderes que anteponen los intereses de España a los de los de su partido deben empezar a hablar. Los españoles se lo exigen y su obligación es responder de inmediato a esta expectativa.

«La repetición de las elecciones generales aporta una imagen parecida a la de hace seis meses, aunque con una corrección de votos de Ciudadanos que van (o vuelven) al PP», escribe el director de La Vanguardia Màrius Carol, según el cual

el electorado español está dividido por la mitad entre derecha e izquierda, así que no será fácil conseguir formar un nuevo gobierno. […] Estas elecciones habrán permitido que Mariano Rajoy refuerce notablemente su posición y también han desmentido el sorpasso de Podemos sobre el PSOE. [… ]No será fácil conseguir un acuerdo de legislatura, pero nadie quiere unas terceras elecciones, que no arreglarían nada y debilitarían la democracia. El PSOE tendrá muchas presiones para conseguir que se abstenga en una segunda votación para elegir presidente. Las próximas semanas prometen ser intensas.

Para Ramón Gorriarán, «La fotografía se parece a la del 20 de diciembre aunque se ha movido hacia la derecha». El editorialista de El Correo afirma que

o que queda el día después de la cita electoral es un escenario en el que los pactos vuelven a ser los protagonistas, e igual de difíciles, porque ninguna suma natural alcanza la mayoría en el Congreso. […] La gran coalición, en alguna de sus variantes —con el voto a favor o la abstención en la investidura—, vuelve a perfilarse en lontananza, pero el PSOE ya ha dicho que no. Las opciones están claras: o la abstención permite a Rajoy gobernar en minoría o hay una alianza con los independentistas o España vivirá unas terceras elecciones.

«El gran ganador del 26-J ha sido Mariano Rajoy; el gran perdedor, sin paliativos, Pablo Iglesias, que no rentabiliza su alianza con IU ni logra el ansiado sorpasso al PSOE», escribe el director de El Periódico, Enric Hernández, añadiendo:

El centroderecha sale reforzado de la repetición electoral; la izquierda, diezmada. El veredicto de las urnas pone en evidencia el error que cometió el líder de Podemos tras el 20-D, al escudarse en el pacto preventivo de Pedro Sánchez y Albert Rivera para rechazar el entendimiento entre las tres fuerzas que se decían dispuestas, pese a sus hondas diferencias, a desalojar al PP del poder.

Publicado originalmente en www.voxeurop.eu.

Like what you read? Give VoxEurop a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.