Crisis de los refugiados

Un plan Marshall europeo para acoger a los demandantes de asilo

Hajo

En lugar de plantear un reparto parcial y arbitrario de los refugiados entre países miembros reticentes, la Unión debería lanzar un programa similar al que pusieron en marcha los norteamericanos tras la Segunda Guerra Mundial.

En un artículo de opinión publicado en varios medios de comunicación franceses, el editor-jefe de Alternatives économiques, Guillaume Duval, y los eurodiputados Pervenche Berès y Yannick Jadot sugieren vías para que la Unión Europea pueda asegurar un hogar digno a las decenas de miles de refugiados que tocan a sus puertas.

Cuando la crisis financiera está a punto de ser superada por la introducción del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEE) y el alejamiento del espectro del «Grexit», «la afluencia masiva de refugiados, sobre todo de Siria, hace rebotar la crisis europea», escriben, una afluencia que «ha afectado particularmente a Grecia e Italia, dos países que han estado en el centro de la crisis del euro», por lo tanto, «esta nueva prueba ha fortalecido el antagonismo entre estos países y las instituciones europeas, con la amenaza de excluir a Grecia de la zona Schengen».

Como si eso no fuera suficiente,

la brecha con los países de Europa central y oriental se ensanchó mientras que al mismo tiempo se lleva agua al molino de los británicos tentados por el Brexit. Por último, la crisis ha debilitado significativamente la posición de Angela Merkel en su propio país. Se encuentra aislada en Europa con su posición de apertura hacia los refugiados. […] Además, sobre los refugiados, es Angela Merkel, la que ha encarnado el honor de Europa. por lo que debe a toda costa evitar que otros líderes europeos puedan sacar de sus desventuras la conclusión de que solamente cinismo y la demagogia xenófoba valen la pena.

En este contexto, ¿cómo «podríamos llegar a una salida digna»?, se preguntan los autores, que recuerdan que «este tema absolutamente no es en primera instancia una cuestión económica»: de hecho es «insoportable» evocar las «necesidades de mano de obra de una Europa envejecida», así como la ventaja para Europa para responder a los solicitantes de asilo que pertenecen a la élite de su países —a expensas de estos últimos.

«Si es absolutamente necesario bajar el puente levadizo de la “Europa fortaleza”», afirman Bérès, Duval y Jadot, «es sobre todo por razones humanitarias»:

debido a que estas personas arriesgan sus vidas si se quedan en su país y porque no podemos dejar que la carga de ocuparse de ellos a los países vecinos como Líbano, Turquía y Jordania, que son susceptibles de ser desestabilizados. Después de la Segunda Guerra Mundial o después del final de la guerra de Argelia, Francia y Europa ya han superado éxodos de mucho mayor escala. ¿Por qué no han sido más problemáticos? Principalmente debido a que la recepción de los refugiados en aquel momento fue financiada a crédito.

Creyendo que la distribución de los refugiados propuesta por la Comisión sólo «programa los conflictos», sugieren inspirarse en el Plan Marshall, que «permitió la instalación, especialmente en Alemania, de millones de refugiados del Este»:

si se financia la instalación a crédito de los refugiados, los ingresos del resto de la población no disminuirán y el volumen de la actividad global aumentará…

Y, paradójicamente, estos refugiados suponen mucho menos un problema cuanto más generosos seamos con ellos: de hecho es especialmente cierto si los los ingresos que se les asigna son tan bajos que se pueden ejercer dumping social mediante su participación en el trabajo sumergido… con el tiempo, gracias a la actividad económica que generen cuando se instalen (un proceso que puede ir más rápido si se lleva bien a cabo la operación), el pago de la deuda contraída no debería plantear dificultades.

En una Europa que tiene 510 millones de habitantes, «acomodar decentemente 2 millones de refugiados» costaría «alrededor de 30 millones de euros al año, o 0,2% del PIB de la UE».

¿Cómo considerar que resulte imposible endeudarse a este nivel para este propósito cuando el Banco Central Europeo pone en marcha la máquina impresión de dinero para inyectar cada mes un adicional de 60 millones de euros en máquina europea?

Para lograrlo los autores proponen «introducir un impuesto para financiar la acogida de refugiados»

a cambio de una distribución más equitativa de los refugiados en Europa, Alemania está de acuerdo en que la Unión se endeude para ayudar a sus vecinos a acogerlos con dignidad.

Publicado originalmente en www.voxeurop.eu.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.