Panel trabaja para entender, reducir las muertes maternas en Washington

Las mujeres tienen más probabilidades de morir de embarazo en Estados Unidos que en la mayoría de las naciones desarrolladas

(To read this article in English, click here.)

Las mujeres en los Estados Unidos son más propensas de morir de complicaciones relacionadas con el embarazo que en casi cualquier otro país desarrollado en el mundo.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la tasa nacional de mortalidad materna se ha más que duplicado en las últimas tres décadas, pasando de unas siete muertes por 100,000 nacidos vivos en 1989 a unos 17 en 2013. Esto sitúa a las mujeres en los Estados Unidos junto a de mujeres en Libia, Irán y Turquía con respecto a la mortalidad materna.

En el estado de Washington, las mujeres son un poco menos propensas que en otras partes del país: las tasas de mortalidad materna se han mantenido constantes desde los años noventa, con un promedio de nueve muertes relacionadas con el embarazo por cada 100,000 nacimientos cada año, pero la financiación para el seguimiento y el análisis de las muertes relacionadas con el embarazo terminó durante la Gran Recesión.

Para comprender la mortalidad materna en Washington y conocer mejor por qué las muertes maternas han permanecido iguales en los últimos 30 años, los interesados ​​apoyaron y los legisladores estatales aprobaron la Ley Senatorial 6534 en junio de 2016. El proyecto de ley ordenó al Departamento de Salud estatal convocar un Panel Mortalidad Materna para revisar todas las muertes maternas en Washington. Otros paneles similares han sido adoptados por muchos otros estados, también con la esperanza de entender mejor por qué Estados Unidos es tan peculiar.

“El objetivo del panel es comprender la naturaleza de la mortalidad materna, identificar los factores y problemas relacionados con estas muertes y hacer recomendaciones para prevenir estas muertes y mejorar los servicios de salud de la mujer”, dijo Alexis Bates, coordinador de la revisión de la mortalidad materna del Departamento de Salud.

El Panel de Revisión de la Mortalidad Materna del Departamento de Salud del Estado de Washington ha publicado un informe después de estudiar las muertes de 69 mujeres de Washington que murieron en 2014 o 2015 durante el embarazo o durante el año siguiente a su embarazo. (Foto oficial de la Oficina del Gobernador)

El MMRP revisó las 69 muertes maternas ocurridas en Washington en 2014 y 2015. Una muerte materna se define como la muerte de una mujer durante el embarazo, o dentro del primer año después del embarazo, por cualquier causa.

Algunas de las conclusiones del MMRP son:

  • Dieciséis de las muertes maternas estaban relacionadas con el embarazo. Una muerte materna se considera relacionada con el embarazo si se debe a condiciones iniciadas o exacerbadas por el embarazo.
  • Las causas más frecuentes de muerte relacionada con el embarazo fueron la hemorragia, que puede conducir a una pérdida de sangre excesiva y a condiciones graves relacionadas con la presión arterial alta durante el embarazo o después del parto. La obesidad, los problemas de salud mental y el seguimiento inadecuado durante y después del embarazo parecen ser factores que contribuyen.
  • Los primeros análisis sugieren que algunos grupos de mujeres tenían más probabilidades de morir debido a complicaciones relacionadas con el embarazo, incluidas las mujeres de bajos ingresos y las mujeres de ciertos grupos raciales o étnicos. Sin embargo, se necesita más recopilación de datos e interpretación para entender por qué.
  • De las 53 muertes maternas que no estaban relacionadas con el embarazo, la mayoría se debieron a accidentes automovilísticos, sobredosis de drogas, homicidio o suicidio. La tasa de mortalidad no relacionada con el embarazo para las mujeres indígenas de América o Alaska fue ocho veces mayor que para las mujeres hispanas y blancas.

El desafío que tenemos por delante es determinar cómo ayudar a que más mujeres tengan un embarazo, parto y recuperación sanos y seguros.

Con este fin, el MMRP elaboró ocho recomendaciones para prevenir muertes relacionadas con el embarazo y mejorar los servicios de atención de la salud de las mujeres:

  • Mejorar el cuidado de las mujeres embarazadas que tienen un índice de masa corporal alto.
  • Estandarizar el tratamiento para mujeres con embarazos ectópicos, que son embarazos que ocurren fuera del útero. Las muertes debidas al embarazo ectópico deben prevenirse si se identifican temprano, se tratan con prontitud y se les da un seguimiento adecuado.
  • Ampliar el acceso y la continuidad de la cobertura de atención médica para todas las mujeres y niños.
  • Mejorar el acceso al tratamiento del uso de sustancias y servicios de salud mental para mujeres embarazadas y posparto.
  • Mejorar y ampliar los esfuerzos para proporcionar una atención de seguimiento eficaz para las mujeres durante todos los puntos del embarazo y durante el primer año después del parto.
  • Mejorar la equidad en salud y reducir las disparidades raciales y étnicas, socioeconómicas y geográficas en la mortalidad materna.
  • Mejorar las investigaciones sobre la muerte materna.
  • Coordinar esfuerzos con otras agencias estatales y no gubernamentales que comparten un enfoque en la prevención de las muertes maternas y la mejora de la salud materna.

“Los resultados del MMRP enfatizan la complejidad que rodea a las muertes maternas en nuestro estado”, dijo Bates. “Si queremos llegar a la raíz de las muertes maternas y salvar vidas, primero tenemos que entender todos los factores involucrados. Queremos que todas las mujeres tengan acceso a la atención que necesitan para que puedan mantenerse sanas y seguras durante su embarazo y después de que entreguen a sus bebés”.

Para obtener más información sobre el proceso de revisión de la mortalidad materna, el MMRP en el Departamento de Salud y para leer el informe, visite: www.doh.wa.gov/maternalmortality (solo in inglés).

El Gobernador Jay Inslee con partidarios de la Ley Senatorial 6534 el 1 de abril de 2016, luego de que firmara el proyecto de ley creando un Panel de Revisión de Mortalidad Materna. El panel estudia las muertes de mujeres embarazadas y mujeres que murieron durante el año siguiente a su embarazo. (Fotografía de servicios de apoyo legislativo)