Carolina Jiménez: “Marvel por la mañana y DC por la tarde”

Hablamos con la especialista en Layout sobre su carrera profesional y el sector de los VFX a nivel internacional

Imagen vía Kerp Photography

Carolina Jiménez ha trabajado para varios de los estudios de VFX más importantes a nivel internacional, y su nombre aparece en los créditos de muchos de los ‘blockbusters’ de la última década. Además, emplea su blog y redes sociales para explicar cómo funciona la industria de los efectos especiales, que conjuga técnica y arte a partes iguales. Tenemos la suerte de haberla entrevistado:


Abandonaste tus estudios de arquitectura cuando te diste cuenta de te querías dedicar al mundo del cine. Entonces viste una luz en la especialización dentro del 3D. ¿Le darías algún consejo a alguien con una trayectoria similar, pero cuya carrera profesional no ha terminado de despegar?

Es complicado dar consejos personales sobre decisiones importantes de la vida a quienes no conozco y cuyas circunstancias ignoro. Solo puedo contar mi historia, compartir mis reflexiones y esperar que a alguien en una situación comparable le pueda ser útil en algún aspecto. Yo me encontraba estudiando una carrera en la que había caído por circunstancias ajenas a mí sin vocación alguna. Y precisamente por eso no me estaba yendo muy bien. A mí se me dan bien las cosas que me gustan y disfruto, por complejas que parezcan, y soy un desastre en hacer aquello que no me gusta o interesa, por sencillo que sea. Yo creo que eso le pasa un poco a todo el mundo: no hay como tener interés e ilusión por algo para dar el 100% de ti en la tarea. Y algo así me pasó a mí. Dejar la carrera de arquitectura fue una decisión difícil de tomar que entrañaba muchos riesgos. Es fácil a día de hoy a toro pasado deducir que hice bien, pero en aquel momento yo no sabía cómo iba a acabar esa aventura, si conseguiría salir adelante con esa profesión o si no tendría que arrepentirme y recular. Todo era posible. Yo solo sabía que tenía que intentarlo, que no intentarlo siquiera iba a ser mucho peor que intentarlo y fracasar.

Y a pesar de que ahora puede dar la impresión de que estoy donde quería llegar y de que todo salió a pedir de boca, lo cierto es que no es así. Me caí varias veces. Me equivoqué, me arrepentí, pasé miedo, me tuve que enfrentar a situaciones nuevas, circunstancias de las que no sabía cómo salir, dudas de todos los colores… El camino no estaba trazado delante de mí cuando me arranqué ni nadie me dio receta a seguir. Tuve que improvisar con cero garantías. Cierto es que ahora estoy muy contenta con dónde estoy y con lo que hago, pero esto podía haber acabado de otras mil maneras posibles.

El perfil de Carolina en IMDb es un repaso de los ‘blockbusters’ de la última década

Cierto es que para conseguir alcanzar objetivos ambiciosos hay que arriesgarse y pelear duro. Pero si las cosas no salen como se deseaba, tampoco pasa nada. Si uno se tropieza y cae, se levanta de nuevo y a otra cosa, mariposa. Yo me he reinventado varias veces. La vida es muy corta como para no dedicarla a lo que de verdad nos gusta, y también como para obsesionarnos con metas autoimpuestas que nos nos permitan disfrutar del camino.

No sé si esto le pudiera servir como consejo a alguien, pero por si acaso, ahí queda.

En 6 años has pasado por multitud de productoras, en 5 países distintos ¿es algo que has buscado para ir creciendo profesionalmente, o te has visto obligada a viajar en función de los proyectos que te han ido saliendo?

Viajar tanto para ir allá donde hubiera el trabajo que yo quería hacer era un requisito necesario, ya que el cine al que yo me quería dedicar no se hacía en España, y cuando comencé esta aventura no solo era consciente de que podía suceder, sino que era una excitante posibilidad para mí. Siempre me llamó mucho la atención visitar lugares nuevos, hablar otros idiomas, conocer otras culturas. Todo eso forma parte más de mi crecimiento personal que del profesional, pero ha sido un efecto secundario positivo de mi búsqueda del siguiente reto laboral. Me considero muy afortunada por ello.

¿Crees que las productoras podrían hacer algo para retener talento y evitar la rotación que existe en esta industria, o lo ves imposible por el tipo de contratos que tenéis, ligados a un proyecto concreto?

Esta inestabilidad laboral se sigue dando, sobretodo en artistas que están empezando y también dentro de ciertos departamentos cuyo trabajo se concentra intensamente en una etapa concreta de la producción, mientras que está más ausente en otras.

Pero sí es posible el cambio, de hecho las cosas ya han empezado a cambiar poco a poco. Hace unos años era más habitual que se nos contratara por proyecto, es decir, por película. Lo que significaba que al acabar la película se acababa nuestro contrato y tocaba volver a buscar nuevas oportunidades laborales. Esto hace que la vida del artista de efectos visuales sea tan nómada y que a menudo no contemos con estabilidad laboral a medio y largo plazo. Pero muchos estudios también se han ido dando cuenta de que renovar plantilla con cada nuevo proyecto no es del todo rentable, ya que toda nueva incorporación al equipo requiere un periodo de adaptación, y los artistas con quienes trabajaste una vez pueden no estar ya disponibles cuando quieras volver a contar con ellos. De modo que ahora la mayoría de estudios grandes llevan más de una película a la vez, cada una en un estadio diferente de producción. En ocasiones hasta 4 y 5. Por lo que a nosotros se nos acaban solapando. No es raro, cuando el volumen del trabajo lo requiere, estar trabajando en más de una a la vez. Yo he llegado a trabajar para Marvel por la mañana y para DC por la tarde. Cuando toca apretar se dan rarezas frikis maravillosas como esa. Y esto nos permite también tener más seguridad laboral, consiguiendo contratos más largos, y con suerte y tesón, incluso un contrato fijo. Sigue sin ser fácil, pero no es imposible.

Aparte de una exitosa carrera profesional, Carolina Jiménez cuenta con un blog, un canal de Youtube, imparte cursos online…

¿En tu opinión qué rasgos hacen que un artista 3D sea sobresaliente? ¿Y alguna faceta en particular dentro del departamento de Layout?

Esta es una profesión tan técnica como artística. Nuestra herramienta de trabajo son ordenadores de los más potentes del mercado y programas informáticos de última generación en constante evolución. Pero tomamos decisiones creativas y visuales constantemente. Esto hace que nuestra formación y organización mental deba ir en ambos sentidos. Todos mis compañeros dominan su herramienta informática concreta y la moldean y ponen a prueba sin descanso. Y a su vez todos tenemos también una comprensión especial de la narrativa audiovisual, del lenguaje cinematográfico y de la armonía artística espacial. Al fin y al cabo estamos empleando tecnología para contar historias y transmitir emociones. Esta dualidad es una de las facetas de mi trabajo que más me gusta.

La selección de personal va guiada por la experiencia de cada uno y por las aptitudes artísticas y técnicas que tengamos. Es decir, tan importante es tu currículum como tu reel, el portfolio en vídeo que debemos siempre asociar a nuestro currículum cuando solicitamos trabajo en un estudio de VFX. Se procura siempre tener equipos equilibrados. Que no todos los miembros del departamento seamos iguales. Unos son mejores técnicamente, otros tienen impecable visión espacial, otros tienen más facilidad de composición de plano, otros saben programar herramientas nuevas… El mejor equipo yo creo que es el multidisciplinar compuesto por artistas con diferentes habilidades y personalidades, y múltiples intereses creativos. Es la mejor manera de tener un poco de todo.

Los breakdowns de los trabajos que realizan en Scanline y que Carolina comparte en redes son para quedar boquiabiertos

Técnicamente hablando los artistas de Layout tenemos que ser buenos generalistas 3D, ya que recibimos material de muchos otros departamentos en diferentes formatos y debemos ser capaces de manejarlos todos para conformar un plano, que sin tener las calidades y detalles finales sí que tiene que tener un aspecto general, en cuando a la colocación de cada elemento, la iluminación, el texturizado y los movimientos de todo aquello que se mueva que irá aprobado por el director y servirá de guía y plantilla a los demás departamentos. Por eso debemos tener un manejo fluido de un software de 3D, habitualmente Maya y un conocimiento profundo del flujo de trabajo, o pipeline.

Y por otro lado, por el lado artístico, un artista de layout debe tener sensibilidad y conocimientos de cinematografía en cuestiones como composición, lenguaje cinematográfico, gramática audiovisual, etc. El trabajo de Layout es lo más parecido a ponerse una cámara al hombro y rodar, solo que en el mundo digital. En muchas ocasiones la narrativa de la cámara recae en nosotros, por lo que hemos de ser muy conscientes de la historia que estamos contando, y garantizar que cada plano expresa y transmite lo que la historia requiere, siempre siguiendo las instrucciones del director, por supuesto.

Recientemente varios estudios de VFX españoles han sido galardonados con premios internacionales. ¿Crees que está cambiando la industria de aquí? En base a tu dilatada experiencia internacional, ¿dónde crees que hay espacio de mejora?

Sin duda la industria está avanzando en todas partes, y en España hay mucho talento y muchas ganas de innovar. Esos estudios premiados merecen todo el reconocimiento que están recibiendo y el respeto de todos los compañeros. Pero lo cierto es que estoy un poco desconectada de los detalles actuales de la industria española debido a que ya llevo casi 8 años fuera y seguramente soy la menos indicada para apuntar a qué y como mejorar las cosas. Además está claro que el avance va por buen camino.

¿Quién no querría visitar Hobbiton?

Has trabajado en la saga de Alien (Prometheus), la del Hobbit, películas de DC, de Marvel, incluso Star Trek. Claro, ya te apodan “la reina de los frikis”… Madre mía, ¿te queda algún sueño “friki” que hacer realidad?¿Star Wars tal vez?

Hace poco cumplí otro sueño, que como divulgadora y amante de la ciencia tiene especial relevancia personal para mí como es trabajar en la nueva temporada de la serie de divulgación científica Cosmos, con el inimitable Neil DeGrasse Tyson en un proyecto que comenzara el mismísimo Carl Sagan. Llevo varios meses como lead de Layout para este proyecto y me lo estoy pasando pipa. Y además me faltaba una saga de la que soy muy fan, como es la de Terminator, y justo acabo de comenzar, junto a mis compañeros de Scanline, a trabajar también en lo que pronto será la nueva entrega de la franquicia, y estoy muy contenta por ello.

Sin duda me falta Star Wars como frikada a conseguir, pero eso va a estar algo más complicado, ya que rara vez ILM comparte trabajo con otros estudios, pero quizá con un poco de suerte eso también llegue algún día.

Carolina, mil gracias por tus respuestas. Te seguiremos viendo y leyendo en redes sociales, y por supuesto que en los créditos de los próximos ‘blockbusters’ también.