Detalle de una ilustración de Fernando Vicente.

Literatura y cine: grandes libros adaptados y convertidos en las mejores películas de la historia

VIDEO-RELATO 1 / Los Oscar confirman la alianza, cada vez mayor, del cine con los libros. Empieza una serie sobre lo mejor de los libros llevados al cine

Miércoles, 25 de enero de 2017

Romance y alianza. Eso es la literatura para el cine. Bien es verdad que en el caso de Hollywood y los premios Oscar parece aumentar esa dependencia de películas basadas en libros o pasajes literarios. Este 2017, por ejemplo, de las ocho películas candidatas a la mejor del año, cinco están basadas en libros. (Puedes ver AQUÍ los tráilers de las mejores películas que aspiran a los Oscar). Es más, de las nueve películas con más premios Oscar de la historia, ocho están basadas en libros: Ben Hur (11 premios), El señor de los anillos (11), Lo que el viento se llevó (10), West Side Story (10), El paciente inglés (9), De aquí a la eternidad (8), Gigi (8) y El último emperador (8). Y sospecho que la proporción general buenas películas basadas en libros no debe estar lejos.

Sí, la literatura ha inspirado toda clase de películas. Y el cine ha servido para que mucha gente se acerque a los libros adaptados. Muchas veces ha sido y es la celestina inmejorable para reafirmar el romance con la lectura y, sobre todo, para seducir a nuevos lectores.

A pesar de este vínculo tan fuerte, son dos artes y dos lenguajes distintos que no admiten comparaciones entre sí. Cada manifestación artística debe ser valorada, juzgada o comparada, exclusivamente, con las de su mismo género o especie, porque las reglas de cada arte son diferentes: Literatura con literatura, arte con arte, música con música, cine con cine…

En días de tantos premios cinematográficos (Globos de Oro, Oscar, Bafta, Goya) voy a recordar lo mejor de esa fructífera alianza. No voy a decir si un libro es mejor que una película o viceversa, por lo que he dicho anteriormente. Simplemente voy a crear unas categorías en las que se han beneficiado estas dos manifestaciones artísticas. Como son tantos los libros adaptados voy a hacer una serie de 4 o 5 entregas, una por semana, con diferentes clasificaciones o categorías. Hoy empiezo con:

Grandes libros que han inspirado buenas películas

La tentación de adaptar o inspirarse en grandes libros es irresistible para los directores de cine. 35 siglos de literatura sirven a un arte narrativo moderno de solo más de un siglo. A una forma de contar con imágenes, con voces, con música… Un arte muy popularizado que tiene grandes títulos gracias a los libros. Su influencia es tal que algunos directores han basado su filmografía en obras literarias, desde Orson Welles y Kurosawa, hasta Kubrick y Scorsese, que tendrán hoy un capítulo especial. Bienvenidos a esta primera parte de la serie de videoRelatos de la alianza de la literatura con el cine, hoy en 15 capítulos-tráilers:

William Shakespeare es el guionista ideal:

Tráiler de ‘Hamlet’, de Lawrence Olivier, basada en la obra homónima de William Shakespeare.

William Shakespeare es el escritor más llevado al cine. Todas sus obras han visto alguna versión cinematográfica, más fiel o más libre o más vanguardista. Una de las adaptaciones clásicas es el Hamlet dirigida y protagonizada por Lawrence Olivier, en 1948 (en el tráiler). El Romeo y Julieta de Shakespeare es el más versionado de sus dramas, tanto en su sentido más clásico como al ritmo de Robert Wise y Jerome Robbins en West Side Story (1961) o el vanguardista de Baz Luhrman, en 1996: Romeo + Julieta. Shakespeare ha sido esencial en la filmografía de graneds directores, entre los que destacan Orson Welles y Akira Kwrosawa. Uno de los últimos shakespeares llevados al cine es el Macbeth, de Justin Kurzel (2015), con Michael Fassbender y Marion Cotillard.

Shakespereano Welles:

Vídeo de ‘Otelo’, ‘Macbeth’ y Falstaff (Campanadas a media noche), según Orson Welles.

Varios de los pilares de Orson Welles, para muchos el mejor director de cine de la historia, están basados en obras literarias de Shakespeare. Clasicos del cine son sus Macbeth (1948), Otelo (1952) y Campanadas a medianoche (1966, inspirada en diferentes obras del dramaturgo inglés en la que Falstaff es el guía). Welles también adaptó El proceso (1962), de Franz Kafka. Y su célebre La dama de Shangai está basada en la novela If I Die Before I Wake, de Sherwood King.

La Biblia y sus mil y una películas:

Traíler de ‘El evangelio según san Mateo’, de Pasolini.

La Biblia es un maravilloso texto literario, un tejido de historias con miles de voces creadas por ni se sabe cuantas personas que recogieron leyendas, mitos, parábolas de la gente a lo largo de siglos. Una de las versiones más sugerentes de la Biblia la hizo el italiano Pier Paolo Pasolini en El evangelio según San Mateo (en el tráiler). Estrenada en 1964, la película italo-francesa tiene en el papel de Jesucristo a Enrique Irazoqui. En ella, Pasolini relata la historia de Jesús tal cual aparece en el Evangelio de San Mateo.

Obras clásicas y el peligro de adaptarlas:

Tráiler de ‘Ana Karenina’, de Clarence Brown, con Greta Garbo, de la novela homínima de Leon Tólstoi.

Las grandes obras de la literatura son un género cinematográfico en sí mismo. Y así como son las más tentadores, son, también,las más peligrosas de llevar al cine. Quizá porque en el imaginario universal todos ya tenemos nuestra propia versión de la historia. Algunas de las que han salido bien libradas son Ana Karenina, de Leon Tólstoi, dirigida por Clarence Brown (1935) y protagonizada por Greta Garbo; y del mismo autor ruso su Guerra y Paz, dirigida por dirigida por Serguéi Bondarchuk (1967). No hay que olvidar Cumbres borrascosas, de Emily Brontë, dirigida por William Wyler (1939) y Doctor Zhivago, de Borís Pasternack, dirigida por David Lean (1965). De tiempos más recientes son Las amistades peligrosas, de Choderlos De Laclos, dirigida por Stephen Frears (1988); y Sentido y sensibilidad, de Jane Austen, de Ang Lee.

Teatro para la gran pantalla:

Tráiler de ‘Un tranvía llamado deseo’, de Elia Kazan, con Marlon Brando y Vivien Leigh, de la obra homónima de Tennesseee Williams.

El teatro fue una gran fuente de inspiración para el cine de los años 20, 30, 40 y 50. Uno de los dramaturgos de la época que más éxito tuvo tanto en las tablas como en el cine fue Tennessee Williams. Su Un tranvía llamado deseo (Premio Pulitzer) saltó del escenario a la pantalla bajo la dirección de Elia Kazan, en 1951, protagonizada por Marlon Brando y Vivien Leigh (en el tráiler). Williams repitió Pulitzer en 1955 con La gata sobre el tejado de Zinc, y éxito en el cine con la adaptación de Richard Brooks, con las actuaciones de Paul Newman y Elizabeth Taylor. Más adelante fue adaptada La noche de la iguana (1964), dirigida por John Huston, con Ava Garner, Debora Kerr y Richard Burton.

Lector Kurosawa:

Tráiler de ‘Los siete samuráis’. de Kurosawa, basada en la obra de Esquilo ‘Los siete contra Tebas’.

La literatura impregna la filmografía de Akira Kurosawa de manera directa, con adaptaciones, o como soplo de inspiración. En Los siete contra Tebas, de Esquilo, está el origen de una de sus películas más célebres, y un clásico de la historia del cine: Los siete samuráis (en el tráiler). William Shakespeare es otro de los autores que tuvo un influjo importante en la obra del director japonés: Trono de sangre esta basada en Macbeth, y Ran en El rey Lear. Dostoievski está presente con El idiota y Humillados y ofendidos.

Lector Renoir:

‘El río’, de Renoir, basada en el libro de Godden.

El director francés no escapó a obras como Naná (1926), de Emile Zola, Madame Bovary (1934), de Flaubert, y El río (1951), de Rumer Godden (en el tráiler). Con El río, Renoir se abrió al color. Lo hizo para contarnos la historia de la joven británica Patricia Walters que vive en la India con sus padres y un día sus sentimientos se ven alterados con la llegada de un capitán.

Lector Visconti:

Fragmento de ‘El gatopardo’, de Luchino Visconti , adaptación de la novela homónima de Lampedusa.

El gran director italiano Luchino Visconti llevó al cine varias obras literarias. El gatopardo, de Guiusepe di Lampedusa, en 1963, es un clásico del cine (en el tráiler). Contó con un reparto de lujo y en estado de gracia: Burt Lancaster, Alain Delon y Claudia Cardinale. Visconti también adaptó Noches blancas, de Fiodor Dostoievski (1957), con Maria Schell y Marcello Mastroianni; y Muerte en Venecia (1971), de Thomas Mann, con el protagonismo de Dick Bogarde.

Lector Kubrick:

Tráiler de ‘Lolita’, de Kubrick, basada en la novela homónima de Vladimir Nabokov.

Buena parte de la producción del director británico Stanley Kubrick parte de los libros. Lolita, de Vladímir Nobokov, (1962) fue llevada al cine siete años después de su complicada publicación en París (en el tráiler). Kubrick recreó y creó el mundo de Humbert Humbert y Lolita en un blanco y negro maravilloso. Además de Lolita, hizo, por ejemplo, 2001 Odisea del espacio, basada en el cuento El centinela, de Arthur Clarke, quien le ayudó en el guión; La naranja mecánica, de Anthony Burgess, o su película póstuma Eyes Wide Shut, basada en Relato soñado, de Arthur Schnitzler.

Lector Buñuel:

Traíler de ‘Viridiana’, de Buñuel, basada en ‘Halma’, de Pérez Galdós.

El cineasta español Luis Buñuel tambén fue uan pareja ideal de la literatura. Ahí están Viridiana (1961), basada en la novela Halma de Benito Pérez Galdós, con Silvia Pinal, Francisco Rabal y Fernando Rey (en el tráiler). A ella se suman, entre otras, Bella de día (1966), con Katherine Deneuve, inspirada en la novela de Joseph Kessel; Tristana, de Pérez Galdós, con Deneuve, Fernando Rey y Franco Nero y Ese oscuro objeto del deseo (1977) que es una versión libre de La mujer y el pelele, de Piere Louys.

Lector Scorsese:

Tráiler de ‘La edad de la inocencia’, de Scorsese, basada en la novela homónima de Edith Warthon.

Martin Scorsese es uno de los directores contemporáneos más entregados a las adaptaciones literarias: la mitad de su filmografía procede de libros. Una de sus más logradas y fieles adaptaciones es La edad de la inocencia (1993), de la novela homónima de Edith Warthon (en el tráiler). En un paneo rápido por su cine literario se pueden ver Toro salvaje (1980), El color del dinero (1986), La última tentación de Cristo (1988), Uno de los nuestros (1990), El cabo del miedo (1991), Casino (1995), Kundun (1997), Al límite (1999), Gangs of New York (2002), El aviador (2004), Shutter Island (2010), La invención de Hugo (2011), El lobo de Wall Street (2013) y la última, Silencio (2016), basada en la novela de Shusaku Endó.

Cine negro y policial:

Tráiler de ‘El halcón maltés’, de Huston, basada en la novela de Hammett.

Este es un gran género dentro del cine. Uno de los clásico más destacados y que marcó una narrativa cinematográfica fue El halcón maltés, de Dashiell Hammett, dirigida por John Huston (1941, en el tráiler). Otras adaptaciones relevantes son El cartero siempre llama dos veces (1946), escrita por James M. Cainmere, y dirigida por Tay Garner, con Lana Turner como protagonista; El talento de Mister Ripley, de Patricia Highsmith, en la que se basa A pleno sol (1960), de René Clément, con Alain Delon; y, más reciente, es Mystic River (2003), de Dennis Lehane, dirigida por Clint Eastwood.

Mosaico de grandes obras y películas:

Tríaler de ‘Rebelión en al granja’, de John Stephenson, adaptada de la obre a Orwell.

Todo tipo de libros y temáticas ha visto buenas versiones cinematográficas. Una de las más recordadas por ser hecha recién salida la novela es Matar un ruiseñor, de Harper Lee, dirigida por Robert Mulligan (1962). El libro obtuvo el Pulitzer en 1961 y dos años más tarde fue adaptada, con Gregory Peck en el papel del padre y abogado Atticus Finch. Otros libros ocn excelntes versiones en el cine son: Fahrenheit 451, de Ray Bradbury, dirigida por Francois Truffaut (1966); El tambor de hojalata, de Günter Grass, dirigida por Volker Schlöndorff (1979); Pasaje a la India, de E. M. Forster, dirigida por David Lean (1984); Los muertos, de James Joyce, dirigida por John Huston (1987); Lo que queda del día, de Kazuo Ishiguro, dirigida por James Ivory (1993); y una de las más singualres es Rebelión en la granja, de George Orwell, dirigida por John Stephenson (1999, en el tráiler).

La alianza continúa en el siglo XXI:

Tráiler de ‘El señor de los anillos’, de Peter Jackson, de la novela de Tolkien.

Cada año más de la mitad de las mejores películas candidatas a los Oscar, Bafta o principales premios del cine, y que vemos todos siguen basadas en obras literarias. Unos libros mejores que otros pero que al pasar al cine se convierten en otra cosa, en películas con entidad propia. Este siglo XXI empezó con la adaptación del clásico de J. R. R. Tolkien El señor de los anillos en una superproducción muy acertada de tres entregas dirigadas por Peter Jackson (2001, 2002 y 2003). También hemos visto en este siglo buenas adaptaciones de libros contemporáneos como Las horas, de Michael Cunningham, dirigida por Stephen Daldry (2002); No es país para viejos, de Cormac McCarthy, dirigida por los hermanos Joel y Ethan Coen (2007); y Brokeback Mountain, un cuento de Annie Proulx, dirigida por Ang Lee (2005), como se ve en el siguiente tráiler:

Tráiler de ‘Brokeback Mountain’, de Ang Lee.

…Y el romance de la literatura con el cine continuará…


PD: Si te gustó este artículo puedes dar click en el icono del corazón que está abajo a la izquierda, al final de la página. De esta manera más personas lo podrán leer. ¡Gracias!

Consulta aquí los temas de portada del blogMagazín

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Winston Manrique Sabogal’s story.