Retenciones a las exportaciones de servicios

Las exportaciones afectadas serán las de la industria del software, la consultoría, el marketing, entre otras.

Mediante decreto presidencial, a partir de 2019 se impone una retención del 12% a las exportaciones de servicios argentinos que se utilizan en el exterior.

El miércoles 2 de enero se conoció el decreto 1201/2018, el cual con firma del presidente Mauricio Macri, implementa un nuevo tributo a las exportaciones de servicios. La norma fija hasta el 31 de diciembre de 2020 una retención del 12% a este tipo de exportaciones, dicho monto no podrá exceder de $4 por cada dólar facturado.

Este tributo se liquidará mensualmente mediante declaración jurada, debiendo pagarse dentro de los primeros 15 días del mes siguiente.

El decreto considera prestación de servicios a “cualquier locación y prestación realizada en el país a título oneroso y sin relación de dependencia, cuya utilización o explotación efectiva se lleve a cabo en el exterior, entendiéndose por tal a la utilización inmediata o al primer acto de disposición por parte del prestatario”. Esto significa que las exportaciones afectadas serán las de la industria del software, la consultoría, el marketing, los call centers, entre otros.

La medida alcanza a grandes empresas como IBM y Globant, como también a las PyMEs que facturen más de u$s 600 mil anuales.

Vale recordar que la Ley de Presupuesto votada a fines de 2018 habilitó fijar este derecho de exportación, asimismo esta norma se suma al decreto 793, del pasado septiembre, que fijó retenciones para la exportación de productos primarios de $4 (por dólar estadounidense) y de $3 para bienes elaborados, políticas que se vienen adoptando para tratar de cubrir el déficit fiscal.