Cinco ingredientes fundamentales para aprobar una formación

Nos hemos encontrado con Natacha de Saint Vincent, presidenta de Francis Lefebvre Formation, líder de la formación profesional en los sectores de derecho y de las cifras.

Tras un taller que realizó sobre la colaboración, de la concepción hasta la evaluación, pudimos aprender más sobre las teorías ya existentes. Una de ellas en particular ha llamado nuestra atención: los 5 ingredientes fundamentales para aprobar una formación.

Descubramos esta receta secreta juntos.

1. La regla de los 10 minutos

Con el fin de mantener la atención de su público, Natacha aconseja cambiar de método de enseñanza cada 10 minutos. Después de este tiempo, el nivel de atención de los participantes puede disminuir hasta un 80%.

Pero, ¿cuáles son esos métodos pedagógicos? Natacha explicó tres de ellos:

  • El método demostrativo, también conocido como método de aprendizaje tradicional, donde el profesor habla sobre un tema y los estudiantes escuchan de forma pasiva.
  • El método heurístico, donde los participantes son libres de desarrollar y experimentar con sus propias teorías (por ejemplo: el brainstorming).
  • El método de aplicación, donde los participantes tienen que aplicar la teoría aprendida en casos prácticos.

Para estimular la interacción y la colaboración, Natacha de Saint Vincent alterna entre los métodos tradicionales que implican conceptos teóricos, y técnicas más modernas, incluyendo el brainstorming y la colaboración para la cual se apoya en herramientas EdTech como Wooclap.Siguiendo esta regla, aumenta la atención de su público y mejora la retención de información.

2. Repita la información

Para asegurarse que las informaciones las más importantes se conserven, es esencial repetirla. De hecho, los conceptos que son mencionados solo una vez tienden a ser olvidados fácilmente, mientras que la repetición de estos ayudará a su audiencia a prestar más atención y así, retenerlos.

3. Use imágenes

Toda ayuda visual no tiene el mismo impacto sobre la atención. Se ha demostrado que los gráficos son más estimulantes, ya que nos dan una representación clara y directa de la información.

4. Limite la información

Algunos estudios nos han enseñado que la cantidad de información que se puede almacenar en nuestra memoria a corto plazo es limitada y depende de la persona. Tenga esto en cuenta a la hora de diseñar sus diapositivas, y limite la información en la pantalla.

5. Añada emoción a través de la entonación

La información asociada a la emoción se memoriza mejor que esa misma información recibida de forma neutral. Con este fin, la Sra. de Saint Vincent recurrió a Wooclap para darle vida a su presentación, y el entusiasmo y la emoción que siguieron ayudaron a sus alumnos a quedarse con la información en lugar de dejarla en el aula.