Las mujeres del PMA en Nicaragua

Foto: WFP/Sabrina Quezada

Las mujeres representan una fuerza vital en todos los ámbitos de la vida humana. Y también lo es en el trabajo humanitario. Por ello, no es casual que el 54% de la fuerza laboral del Programa Mundial de Alimentos (PMA) en Nicaragua pertenezca al sexo femenino y que el 48% de los participantes en los programas y operaciones en el año 2015 fueron mujeres y niñas.

1) Trabajo productivo

Un intercambio de experiencia con las cooperativas y asociaciones de pequeños productores de la región norte de Nicaragua es cotidiano para Flor de María Torrez, Jefa de la Oficina del PMA en Ocotal. Esta vez, Flor de María participó en un día de campo con agricultores que sembraron en sus parcelas dos variedades de frijol bio-enriquecido con hierro y zinc. Esta iniciativa la impulsa el Institutito Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) con acompañamiento del PMA.

Tweet

2) Cruzando fronteras

El terremoto que devastó Nepal en abril de 2015 puso a prueba nuevamente la capacidad de respuesta del PMA ante grandes emergencias humanitarias. Nicaragua puso su granito de arena desplegando personal para garantizar la asistencia alimentaria a la población afectada. María Elena Velázquez, del equipo de Programas viajó en misión a Nepal desempeñándose como Jefa de Operaciones.

Tweet

3) Un cumulo de experiencia

Las áreas de Finanzas y Recursos Humanos están también en manos de mujeres en el PMA Nicaragua. Carolina, Orelia, Mariella y Laurie (al frente) se ocupan de todos los procesos financieros para el desarrollo de las operaciones de asistencia alimentaria y fortalecimiento de capacidades, y garantizar las normativas para el bienestar del personal en todas las oficinas.

Tweet

4) Momentos para compartir

Un día de campo es reconfortante. Encontrarse con maestros, madres y padres y con los niños que participan en el Programa de Alimentación Escolar, del Ministerio de Educación, es un aliciente. “Compartir con las comunidades es la mejor manera de saber cuáles son sus necesidades e identificar cómo podemos trabajar mejor para ellas”, dijo Antonella D´Aprile, Representante en Nicaragua tras visitar centros escolares en el Caribe Norte.

Tweet

5) Hombres y mujeres en acción

Todo el personal, hombres y mujeres juntos, se unió a la campaña lanzada por el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon contra la violencia hacia las mujeres y las niñas. El color naranja, el símbolo de la campaña, fue la tónica cotidiana para elevar la voz en defensa de los derechos de las féminas.

Tweet

6) Cadena de suministro con rostro de mujer

Una de las mayores responsabilidades del trabajo del PMA recae en los equipos de la Cadena de Suministro que asegura el proceso de planificación, adquisición y entrega de la asistencia, garantizando la calidad y la seguridad de los bienes y de los alimentos. Las mujeres están dirigiendo la cadena de suministro en muchos países de la región. En la fotografía los equipos de Nicaragua, Cuba, República Dominicana y Panamá.

Tweet

7) Abriendo puertas

Lorena Camacho arriba a 23 años de trabajar en el PMA Nicaragua. Una de las mayores fortalezas que le reconocen sus colegas es su habilidad para gestionar desde una reunión hasta un helicóptero en tiempos de crisis. Abrir puertas es más fácil para ella. “Es un estímulo diario dedicarse a la labor humanitaria”, afirma Camacho, quien se desempeña como Asistente de la Oficina de la Representante.

Tweet

8) Enfoque de género y protección todo el tiempo

En las comunidades con inseguridad alimentaria, los programas de alimentación escolar ayudan a combatir la desnutrición y la desigualdad, ya que niños y niñas pueden asistir a las escuelas por igual. También pueden mejorar los ingresos y la seguridad alimentaria cuando en la escuela se suministran alimentos producidos localmente.

Tweet


Originally published at es.wfp.org.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.