La trampa de las ideas millonarias

Rodolfo Redlich
Sep 18, 2019 · 3 min read

“Tengo una idea millonaria, pero no te la puedo contar”

Bajo esta frase existen dos casos, o eres el que lo dice o el que lo escucha. En mi caso, como no soy tan creativo para tener ideas millonarias, soy del segundo caso. Si eres del primer caso, me gustaría plantearte un par de ideas a ver si logro hacerte dudar cuando quieras decir esta frase.

Hagamos el ejercicio mental ¿Recuerden cuántas veces leyeron una noticia de un negocio con una idea que ustedes ya habían pensado? Quién tiene un negocio, ustedes o la persona que la hizo funcionar 🤔. El problema de las ideas millonarias es que le sobra el adjetivo, son solo ideas.

Normalmente dejamos fuera la parte importante de un negocio, la ejecución. Una ejecución perfecta. Del libro Anything you want, un capítulo habla sobre que las ideas son solo un multiplicador de la ejecución. Para ejemplificar, el autor tiene una tabla de valores para las ideas de malas (-1) a brillantes (20) y ejecución de ninguna ($1) a brillante ($10,000,000). Su análisis es que para hacer un negocio, necesitas multiplicar los dos. Si bien podemos estar de acuerdo en que los números los sacó del bolsillo, tiene sentido pensar que la ejecución es muy importante al momento de generar ingresos para un negocio.

Ojo, no me malinterpreten, no digo que no haya que darse tiempo para la creatividad, solo que deberíamos tener cuidado al pensar que una idea por sí sola es millonaria, lo más importante es qué tan bien podemos ejecutarla. Es cosa de ver los ejemplos de siempre: Google no fue una idea nueva ni excitante, buscadores existían antes que ellos. Facebook no fue la primera red social, pero sí la que buscó hacer las cosas mejor que las otras. Y para cerrar mi caso, Cohetes se enviaban al espacio al menos 40 años antes que Space X.

Si no son tan creativos, partir un buen negocio puede empezar por tomar ideas que ya existen y ejecutarlas mejor que el resto. La mala noticia es que para mantenerse en la posición “mejor que el resto” debemos estar en un proceso constante de ejecución. Tomarle el pulso a los clientes y resolverle los problemas continuamente. Y eso requiere tiempo, trabajo y esfuerzo que no todos están dispuestos a tomar. Levantar un negocio toma como mínimo dos o tres años, y por eso, la probabilidad de que alguien quiera tomar tu idea y lanzarse a hacerla es muy baja, incluso, es más probable que tengas que convencer a las personas para que se sumen a ella.

La trampa de las ideas millonarias es que nos hacen creer que nadie las ha pensado antes, y que son tan importantes que si la contamos, alguien la va a robar. Pero guardarse una idea no solo hace su proceso de crecimiento mas lento, si no que limita los puntos de vista, elemento clave para hacerla realmente brillante. Ahora, convertir esa idea millonaria un negocio millonario implica empezar a hacer cosas, sacar productos al mercado y vender. Finalmente el mercado es el único que nos puede decir si esa idea era o no millonaria.


¿Tienes una idea millonaria que nos quieras contar? Escríbenos a contacto@zembia.cl

¿Quieres sumar personas para desarrollo de TI a tu proyecto? Revisa nuestro trabajo en 👉 www.zembia.cl y proyectos de IOT en 👉 iot.zembia.cl

Zembia

Historias de tecnología, innovación y emprendimiento de los…

Thanks to Alejandro Wolf and Nicolas Celedon

Rodolfo Redlich

Written by

Co-fundador de www.zembia.cl y desarrollando IOT en iot.zembia.cl

Zembia

Zembia

Historias de tecnología, innovación y emprendimiento de los que rockeamos en Zembia

More From Medium

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade