5 cosas que aprendí en una serie de mini-retos de JavaScript

Yerson Carhuallanqui
Zurvin

--

Durante 30 días hicimos una serie de 10 mini-retos de JavaScript; nada que pueda tomar demasiado tiempo y con un fin simple: sentarnos frente a una pantalla y dejar que el algoritmo fluya.

Creemos que la práctica hace al maestro; al fin y al cabo es el truco para convertirse en gigante.

A continuación 5 cosas que aprendí:

1. No hay un solo camino

Lo sé y lo sabe. Llegar sano y salvo a la solución es la meta y generalmente existen muchos caminos para lograrlo. ¿Qué camino tomó? ¿y por qué? uno puede tener muchas razones (o ninguna) para tomar el camino que tomó, finalmente saber que llegaste a la solución te da ciertamente unos bits de paz.

2. Aprendes a pensar

Ok, ¿ahora cómo resolver esto?. Le da vueltas al asunto, ve el cursor parpadear y aún sigue inmerso en su mente. Escribe poco código y muchos console.log().

Vaya, no es el camino, o quizás sí, al final del túnel se ve la luz. Todo se resume en algoritmos, en pensar y en analizar. Los mini-retos son para eso y tenemos 30 días con esto. Aquí uno puede darse el lujo de intentar una y otra vez, fallar e intentar nuevamente.

3. Descubres ‘truquillos’ que no conocías

El puro placer de reducir 30 líneas de código le empuja a escudriñar formas de hacerlo más eficiente. Es lógico pensar, nuestra reputación está en juego frente a 5 líneas del otro participante.

Descubres que Regex es un arma mortal para el manejo de patrones en cadenas de texto, o el valor de usar […string] para obtener un array en menos de que cante el gallo, ni qué decir de .map, .find, .filter, .reduce, .some. Y la magia de obtener un booleano usando esto !!.

4. Compartir lo que sabes

Al final no comparte una porción de código, comparte su forma de razonar para llegar a la solución. ¿Cuántas veces se sentó en solitario a resolver ejercicios de JavaScript en su habitación? O no lo terminó o sencillamente quedó abandonado a la mitad, o en el mejor de los casos se quedó con un sabor de “creo que hay formas de hacerlo diferente”. En lo personal, muchos retos me dejaron pensado: Vaya, también podía resolverse así.

5. Ser constantes

Eran 10 mini-retos, sí, sólo 10, pero había que terminarlos. Eso conlleva a sentarse cada noche y terminar lo que se tenía que terminar.

Les comparto el repositorio si quieren hecharle un ojo: https://github.com/yersoncp/js-fronteros-miniretos-t1

--

--