Cómo es el proceso de publicar un libro: mi experiencia auto-editando en Amazon

Imagen de James Pond en Unsplash

Este post es parte de una serie sobre cómo escribí mi primer libro, “A nadie le interesan tus anuncios”. En el primer post conté cómo fue el proceso de escribirlo, en el segundo resumí el libro y en este hablo, del proceso de publicación.

Parece mentira, pero han pasado 6 meses desde el último post (los dos fueron escritos a las pocas semanas de publicar el libro). Viajes, proyectos, trabajo, reedición del libro, varios artículos en medios…

Al final no es fácil hacer muchas cosas a la vez.

Echando la vista atrás, me impresiona en cierta manera el haber…

Mención especial para el crack de José Antonio Alguacil, también conocido como Fefo (ojo a su canal de YouTube, toda una maravilla), que se curró un vídeo mucho mejor que el libro:

No te pierdas el canal de Fefo.

Parte de lo conseguido se lo debo a Alfonso Caro y sus gestiones a través de Nostromo Comunicación y, sobre todo, a lo mucho que se ha implicado la gente, más de lo que esperaba.

Dicho esto, acabamos con el momento de autobombo y agradecimiento, y empezamos con el último post de esta serie: ¿cómo es auto-editar un libro?

Todo lo que cuento se basa en mi limitada experiencia auto-publicando “A nadie le interesan tus anuncios: un manifiesto contra de la publicidad de interrupción”.

Puedes comprarlo en este enlace (si lo haces, mencióname en Twitter o déjame un comentario por aquí, me hará mucha ilusión).

Aclaración previa

El post es muy, muy largo. Casi 20 minutos de lectura, más de 4.500 palabras. Si no te interesa tanto, te recomiendo echar un vistazo a los titulares para elegir los apartados que más te puedan interesar. En algunas preguntas se repiten cosas, pero lo he hecho pensando en los lectores que lean sólo partes concretas.

Parece que me ha quedado un post patrocinado por Amazon. Ojalá. Bezos no me ha pagado nada (más allá de los royalties, claro). Pero creo que para una auto-edición es una gran opción: puedes imprimir tu libro sin costes de entrada y dejarlo subido en el mayor e-commerce del mundo.

El proceso de editarse

La autoedición genera muchas dudas:

¿Es algo para perdedores incapaces de encontrar una editorial? ¿Merece la pena? ¿Se gana mucho? ¿Cuáles son las mejores plataformas? ¿Es muy difícil? ¿Muy fácil?

Estas son algunas de las preguntas que intentaré responder.

Ya os adelanto: lo difícil es escribirlo, tenerlo subido a Amazon, aunque tedioso, y con algunos escollos, no es difícil.

Antes de seguir: repito, lo que cuento se basa exclusivamente en mi experiencia personal.

Y aclaro, en mi experiencia personal publicando 1 libro. Ni mucho menos soy un experto en el mundo editorial ni en el de auto-publicación.

¿Dónde publicar tu libro?

La primera decisión, la de dónde publicar, se puede dividir en varias:

  • Autoedición o editorial.
  • Si es autoedición, ¿venta directa o a través de una plataforma?
  • Y si es una plataforma, ¿en cuál de ellas?

En mi caso opté por este combo: autoedición, en una plataforma y en Amazon (tras un escarceo con LeanPub, que cuento más abajo).

¿Autoedición o editorial?

Desde el primer momento tuve claro que sería autoedición.

La idea era escribir el libro rápidamente (fueron unas 7 semanas en total) y meterme en el flujo de una editorial habría supuesto ralentizar todo.

Tampoco me apetecía ir de editorial en editorial con un pitch de un libro.

Quería escribir, no vender la idea a un editor. Además, por lo que pude leer, cuando eres un autor desconocido, el apoyo que te dan tampoco es excesivo.

Que quede claro: no tengo nada en contra de las editoriales. El circuito “oficial” creo que es el mejor si quieres llegar a una gran audiencia. Es muy difícil alcanzar determinadas cifras por tu cuenta, sobre todo si no te dedicas a ello a tiempo completo. Si una editorial me hubiera llamado, pues habría estado encantado. Pero recordemos que este libro empezó como una apuesta y el reto era escribirlo en un mes (que al final fueran 7 semanas es otra historia). Habría sido un bajón terminarlo y esperar meses hasta poder publicarlo (suponiendo que alguien quisiera hacerlo).

Una opción que descarté es la de las editoriales especializadas en autoedición, como Círculo Rojo o Universo de Letras. Supongo que habrá muchas más, pero no investigué demasiado.

El motivo: cuestan dinero. Entiendo que aportan valor, pero echando cuentas, 100 ejemplares de mi libro en Círculo Rojo habrían sido unos 700 €.

Una cosa es que no pretendiera hacerme rico vendiendo libros, otra que fuera a gastar ese dinero.

Debo decir, que mi antiguo compañero de master y amigo, Miguel García Garaizar, ha publicado el relato de su año en Irán con Círculo Rojo (“Ejes Opuestos”, os animo a comprarlo) y los acabados son muy, muy profesionales: el libro es indistinguible de una publicación completamente profesional.

Mi querido Gonzalo Osés también optó por este enfoque con su libro Abre Puertas: cómo vender a empresas” e imprimió en Este-graf, con unos costes bastante decentes.

Es una decisión personal, en mi caso tenía claro que quería todo bajo demanda y sin costes hundidos.

Eso sin contar que he estado haciendo cambios menores cada pocas semanas, publicar una tirada mediana te obliga a ser mucho más estricto con las revisiones.

En resumen:

Es una decisión 100% personal. Todo tiene sus ventajas e inconvenientes. Contratar el servicio te quitará problemas (e ingresos). Imprimir una tirada larga desde el principio abarata costes… Pero te deja sin capacidad de reacción si algo sale mal (típicas erratas).

¿Venta directa o través de una plataforma?

Montar una página en el blog con un carrito de la compra y una pasarela de pago habría sido fácil. Hay muchas herramientas que me habrían permitido hacerlo sin muchos quebraderos de cabeza, pero decidí irme a una plataforma por tres motivos:

  • Facilidad y ahorro de tiempo. Todo es fácil y bonito hasta que falla. No quería dedicar tiempo a incidencias y posibles problemas. Con una plataforma sabía que me ahorraba el trabajo. Y eso hablando de la versión digital, tener que gestionar envíos físicos habría sido demasiado trabajo.
  • Audiencia. Ir a una plataforma existente te da más posibilidades de que alguien te encuentre.
  • Credibilidad / confianza. Poniéndome en el punto de vista del posible comprador, me parecía que le resultaría más fácil comprarme en una página conocida que en mi apenas usado ivanfanego.com ;)

La venta directa tiene algunas ventajas:

  • El margen. Todo es para ti. Lo pongo en cursiva, porque algo te gastas en una plataforma tipo Gumroad o Sendowl (ojo, que si tienen un fijo mínimo, como Sendowl, puedes hasta perder dinero si no vendes nada).
  • El control completo de la experiencia, puedes personalizarlo todo mucho más.

Pero la ventaja más importante, con diferencia (al menos para mí) es que sabes quién te compra: el cliente es tuyo, no de Amazon o el Marketplace de turno.

Tras sopesar todos estos elementos, como ya sabéis, me decanté desde el principio por la opción de ir a una plataforma. Aunque no me gustaba la idea de no saber quién me compraba, era lo bastante realista como para saber que no iba a ser viable gestionar pedidos físicos. También supuse que publicar directamente en una plataforma facilitaría el llegar a más gente.

En resumen:

Como en todos los puntos, es decisión personal. Y una vez más, está el intercambio entre trabajo / control y facilidad / pérdida de control. Si tienes una página con mucho tráfico y tiempo suficiente para gestionar las posibles incidencias, tiene sentido que lo hagas por tu cuenta. Si no te quieres complicar mucho… Benditas plataformas.

Si publicas en una plataforma, ¿en cuál? Porque hay muchas…

Hay muchas plataformas en las que puedes publicar tu libro, pero no voy a hacer un análisis pormenorizado.

Debo reconocer que no me planteé las pioneras / clásicas Lulu o Bubok ni investigué demasiado.

¿Por qué?

Para mí el principal valor que te da un Marketplace es el de la conexión con el público objetivo: si no me sonaba de nada, era poco probable que fuera una plataforma muy relevante.

En su día hasta hicimos un ebook de este tema.

Eché un ojo, eso sí, al iBooks de Apple y al Google Play Books.

Mientras escribía, descubrí la existencia de Leanpub y me gustó tanto el concepto que decidí sacar ahí la primera versión: el flujo con el que está diseñada, su espíritu indie y el respeto por los autores que respiraba me convencieron.

Leanpub es mucho más respetuoso con el autor que el resto de plataformas que conozco. Te quedas el 80% del precio de venta, eliges un precio mínimo, permite que el comprador pague más (como si de una campaña de crowdfunding se tratara) y es transparente con el mismo a la hora de mostrar el dinero que se quedan y el que le llega al autor.

Mi libro cuando estaba en Leanpub.

Después lo subí a Amazon: la opción más lógica y la que recomiendo a cualquiera.

¿Por qué?

Amazon no es transparente con el comprador como Leanpub, ni deja tanto margen.

El proceso de subida no está tan bien trabajado.

Pero…

Es donde está la gente.

Y Amazon, a diferencia de iBooks y Google Play Books, me dejaba vender en digital y en físico (imprimen las copias bajo demanda).

Al tenerlo en Leanpub estaba generando fricción en los compradores: tenían que darse de alta en una plataforma que no conocían y meter su tarjeta.

Una pereza difícilmente asumible.

Además, la audiencia de Leanpub está más centrada en libros y cursos técnicos, sobre todo en inglés: no era mi público.

Como vendedor, lo más importante de un Marketplace es que te ponga en contacto con clientes potenciales, en este caso, Leanpub, con todo lo que me gustaba, no era un buen encaje para A nadie le interesan tus anuncios”.

Así que decidí que Amazon iba a ser mi plataforma principal.

Durante unas semanas tuve los libros tanto en Amazon como en Leanpub, al final decidí entrar en el programa de Kindle Select, que te pide exclusividad, y opté por retirar el libro de Leanpub (en su beneficio, añado que han pensado en todo y existe la opción de retirar el libro, lo que mantiene la página, aunque no se pueda comprar).

¿Qué es KDP Select? ¿Tiene sentido?

Al enrolar el libro en el programa obtienes varios beneficios. En algunos países te amplían los royalties, pero lo que más me motivaba era el poder entrar en Kindle Unlimited: mi libro sería gratis para todos los que pagaran la tarifa plana.

Y yo podría generar algo de dinero en función de esas lecturas y el fondo global.

Además, te dan acceso a la posibilidad de hacer promociones (descuentos temporales o dejar el libro gratis por unos días) y anuncios (que con el título del libro, creo que tendría mucha gracia hacer). De momento los anuncios no están disponibles en Amazon España. Y, aunque suene a broma, tengo ganas de probarlos ;)

¿Es útil?

Para público español, creo que no tanto, pero poder poner el libro “gratis” por unos días, puede ayudar a subir en los rankings y aparecer en más recomendaciones.

Es algo que tengo pendiente probar.

Como rumor, dicen las malas lenguas, que Amazon les da más visibilidad a los libros enrolados en el programa. No tengo información para afirmar ni desmentir ni he visto que las ventas se disparen tras apuntarme en el programa…

¿En una o varias plataformas?

Al final he centralizado todos mis esfuerzos en Amazon. Tengo claro que no es bueno poner todos los huevos en la misma cesta, pero:

  • En Leanpub sólo vendí a unos pocos amigos. Y echó a otros para atrás por “no andar registrándose”.
  • Parece una tontería, pero si alguien me pregunta por el libro, me limito a darle el enlace a Amazon.
  • Me ahorro tiempo, no sólo por “no tener más de un enlace”, también porque no tengo que gestionar distintos archivos y subidas a distintas plataformas. Cada vez que he subido cambios tenía que gestionar el PDF de la versión impresa, el PDF de Leanpub, el ePub, el .mobi…

Prefiero limitarme al menor número de archivos posibles.

De todas formas, tenerlo en Google Play y iBooks me parece una buena opción. Es posible que lo suba en algún momento, pero antes me gustaría probar las promociones temporales de Amazon:

Estas son las promociones que puedes montar en Amazon.

Como todo, es decisión personal: en mi caso, ganó la comodidad de Amazon.

¿Papel o digital? Autoedición e impresión bajo demanda no son incompatibles

Por algún extraño motivo, muchas de las personas con las que he hablado del libro estas semanas pensaban que para tener el libro en papel necesitabas una editorial.

No, además de las ya citadas Lulu o Bubok, Amazon te permite subir tu manuscrito y dejarlo listo para su compra en papel.

Entonces, ¿papel o digital?

Tengo claro que los dos.

Amazon tiene la opción de linkar los libros, y de ofrecer condiciones especiales, como la venta del digital a un precio reducido (o gratuito) con la compra del de papel:

Mi librito en Amazon.

Además, mi experiencia es que, si no eres Stephen King, lo más probable es que tus amigos y conocidos sean los primeros clientes y lo que más les va a interesar es tener la versión de papel para que se la firmes.

¿Qué tal es la calidad de impresión en Amazon?

Tras haber hecho varios pedidos, diría que bastante buena.

Puedes elegir entre varios tamaños, tipo de papel y portada. No los conozco todos, de hecho siempre he realizado el mismo tipo de pedido, y creo que es una calidad más que apañada.

Tienes bastantes opciones de tamaño, tipo de portada, sangrado…

Opciones para imprimir tu libro

La portada es lo que flojea un poco más, le falta un pelín de resolución para parecer completamente profesional. Pero cumple.

Una recomendación: es mejor editar la portada y contraportada por tu cuenta con la plantilla en PDF que te dejan en KDP. Tuve la suerte de contar con una agencia profesional, que se encargó de esto. Más detalles, al final.

En la primera versión, para la contraportada utilicé su editor y los resultados fueron algo reguleros…

¿Qué es el pedido de autor de Amazon?

El pedido de autor es una posibilidad (maravillosa a mi modo de ver) que te da Amazon de hacer pedidos, de la cantidad que quieras, a precio de coste.

Para mí esto es suficiente para no necesitar una editorial del tipo de las que comentaba arriba: si quiero ejemplares para vender por mi cuenta, hago un pedido y listo (aunque creo que sale algo más caro, también es más flexible).

Te cobran sólo el coste de impresión (imagino que tendrá un pequeño margen, aunque no lo digan) y los gastos de envío:

Es recomendable, para que los costes de envío no se coman el ahorro, hacer un pedido de un número “decente” de unidades.

Yo he hecho pedidos de unos 20 libros cada vez, porque no quería mucho stock (y porque hasta hace poco, no tuve una versión “estable” de verdad y hacía cambios cada semana).

Antes de hacer un pedido, puedes encargar una copia de prueba para que ver qué tal queda todo (portada, calidad, etc.)

¿Gratis o de pago?

Tuve dudas aquí. Estuve debatiendo con Borja Moya, que fue el que me lanzó el desafío de escribir un libro en un mes.

Él es partidario de colgar la versión digital de forma gratuita y la de papel de pago.

Yo opino que lo mejor es ponerlo de pago.

¿Por qué?

Por unos pocos euros, el que quiera leer, lo hará igual. Si alguien no puede pagar, siempre te puedes ofrecer a enviarle el archivo por mail (no se trata de excluir a nadie), pero con las horas que se invierten, aunque no te hagas rico, al menos es bonito ver cómo el esfuerzo se paga, aunque sea en pequeñas cantidades.

Además:

  • Si el libro tiene un precio, podrás hacer alguna promoción temporal.
  • O incluso ponerlo gratis por unos días para subir en los ranking.

Si lo lanzas gratis desde el principio…

Ya está.

No puedes generar un efecto de exclusividad temporal.

Y si se lo regalas a alguien (medios, expertos, influencers, o lo que sea) no lo percibirán como algo de valor, porque total, ya está gratis.

¿Cuánto dinero se queda Amazon?

Bastante, pero por lo que me cuenta gente cercana al mundo editorial, menos que las editoriales tradicionales (también es verdad que te comes todo el trabajo).

El cálculo es distinto según sea libro digital o impreso.

Empezamos por el digital, el caso más sencillo:

  • Royalties del 35%. Para rangos de precios (creo que varía en función del propio libro) de entre 0,99€ — 215 €.
  • Royalties del 70%. Para precios de entre 2,99€ — 9,99€.

Si pones el libro a 7€, como es mi caso, puedes elegir cualquiera de los dos royalties.

Obviamente, elegí el del 70%.

Aunque no todo es tan sencillo: a eso hay que quitarle el IVA (actualmente en libros digitales es del 21%, aunque parece que podría bajar en el futuro cercano) y la tasa de envío (Amazon te cobra por “enviar” el libro al Kindle del lector).

La tasa de envío depende del tamaño del archivo. En el caso de “A nadie le interesan tus anuncios” esta es la distribución:

Si ocupara menos, ganaría más…
  • Con un precio de 7€ genero 3,93€ por cada libro vendido.
  • Si lo subiera a 9,99 € (el máximo para poder tener royalty del 70%) 5,66€.

El precio en el resto de marketplaces de Amazon (mi mercado principal es el de Amazon.es, pero claro, están .com, .br,… vamos, los del resto de países) se puede calcular automáticamente en función de ese precio, aunque también se pueden editar manualmente:

Y ahora vamos al del libro impreso:

El IVA en los libros impresos es del 4%.Un pequeño consuelo.

Pero los royalties son del 60%, no del 70%. Y a eso hay que restarle los costes de impresión.

En mi caso, con el libro a 11,95€ me quedan 4,41 € por cada libro vendido:

El precio máximo (se calcula en función de los costes de impresión) sería de 250€.

Por cada libro vendido a ese precio ganaría… 147€. Dudo que nadie lo comprara, pero… Es bonito soñar:

En resumen:

Cada uno tendrá que encontrar su equilibrio.Yo elegí el precio en función de los precios habituales en libros similares, y de lo que me parecía lógico cobrar.

Otra opción que te permite Amazon es hacer un pack con la versión digital y la impresa.

Así unificas reviews, facilitas encontrar el libro y, además, puedes ofrecer una especie de pack: al que compre el libro físico le puedes dejar la versión digital gratis o a un precio reducido. Si compras el libro físico, te puedes descargar la versión de Kindle por 1€ más (estoy pensando en ponerlo a 0).

El libro en Amazon, con las dos ediciones.

Venta en persona

Con los libros vendidos “en persona” se pueden generar más ingresos. Si, por ejemplo, haces un pedido de 20 unidades, a 2,48€ cada una, con los gastos de envío se te quedan en algo menos de 3€ por libro.

Vendiéndolos a 10€ (que es el precio que le he puesto a la venta directa) genero 7€ por cada venta.

Es más rollo, pero es el canal perfecto para amigos cercanos, vender en la oficina o, sobre todo, para enviar a medios la típica copia para revisión.

Con el tiempo, he optado por dirigir a la gente a Amazon: prefiero que el libro se venda ahí, conseguir reviews (positivas con suerte) y que salga recomendado en libros similares (lo que ayudará a las ventas, espero, en el medio plazo).

¿Te compran sólo los amigos?

Al principio sí.

Debo reconocer que me sorprendió cómo gente con la que no había hablado en años se molestaba en comprar el libro en cuanto lo veía en Twitter. Y como lo recomendaban a otros amigos y contactos.

Curiosamente, algunos de los contactos y amigos más cercanos pasaron de comprar el libro: supongo que la confianza da asco ;)

¿Portada? ¿Diseño? ¿Maquetación?

Pues son las preguntas del millón. Tras hacer unos intentos de diseño con Canva decidí recurrir a mi querido Alfonso Jiménez, CEO de Ziddea, un estudio de diseño y desarrollo web en Ávila y en el que confío al máximo.

A modo de curiosidad, aquí dejo los intentos que hice con Canva por mi cuenta:

Mis primeras portadas. La de la izquierda es una plantilla de Canva retocada, la de la derecha, una foto de Unsplash que tuvo su influencia en el diseño final.

Debo decir que tienen muchas plantillas, algunas muy dignas, y que pueden salvar los muebles si no podemos permitirnos un diseñador.

La maquetación del libro digital fue muy fácil: Ulysses, mi programa de escritura preferido, permite exportar a ePUB, por lo que el trabajo duro quedó listo en nada.

El libro para imprimir en papel llevó más trabajo. Tras cierta investigación, leí que lo mejor es usar fuentes de entre el 11–14 de tamaño, tipo Palatino, Baskerville o Garamond.

Opté por una fuente Palatino al 11.

Así es el libro en Word.

Amazon te ofrece algunas plantillas en Word en función del tamaño de impresión, a mí me vinieron muy bien.

Son tal que así:

La maquetación no es complicada, pero sí bastante laboriosa y pesada.

Como todo, es ponerse.

En mi caso, en una tarde intensa lo terminé (intensa es que casi no paré en 5 ó 6 horas).

Supongo que con práctica se hará en menos tiempo…

Para mí, uno de los principales dolores es que acabas con dos versiones independientes que controlar.

Ahora, si quiero hacer un cambio en el texto, tengo que tocar los dos archivos. Este es uno de los motivos por los que decidí dejar de añadir plataformas: supone más trabajo.

¿Es posible estar entre los más vendidos de Amazon?

Pues depende. Amazon tiene varios rankings, que se calculan cada poco tiempo. Si vendes un poco de golpe, puedes subir a los primeros puestos de una categoría específica. De hecho, yo estuve en el 35 del ranking de economía:

Aunque caes rápido, es curioso ver tu nombre al lado de gente como Kiyosaki (autor de bestsellers como “Padre Rico, Padre Pobre”) o Varoufakis:

En el momento de escribir esto ya estoy en el puesto 636.

A modo de experimento, os animo a entrar en Amazon y comprar el libro, a ver cuántos puestos sube ;)

¿ISBN? ¿Para qué?

El ISBN (International Book Number) es como “el DNI de los libros”. Amazon te ofrece una de forma gratuita, pero no te permite usarlo fuera de su entorno (me parece razonable).

En la versión digital no hace falta que lo pongas.

¿Prólogo?

El prólogo no es necesario, pero siempre le da un toque. En mi caso tuve la suerte de poder contar con Asier Albistur. Creo que se pasó diciendo cosas bonitas, pero… Le da otro ángulo al libro (y queda mejor que alguien hable de ti).

¿Copyright? ¿O qué tipo de licencia? ¿Me copiarán?

Cualquiera puede poner un copyright. Que luego vayas a ejercerlo de alguna manera es otra historia.

Por eso opté por una licencia Creative Commons, el que quiera, que lo copie mientras me cite y no se lucre con ello.

No es algo que me quite el sueño, escribí el libro por placer y creo que raro será el caso de gente que se entretenga copiándolo y mandándolo a sus amigos…

Bueno, siempre hay excepciones ;)

¿Por dónde empezar?

No voy a hacer un tutorial de la plataforma de publicación de Kindle, primero porque no soy un experto, segundo porque este post ya es lo bastante largo.

Si quieres editar tu libro o simplemente trastear un poco, entra en Kindle Direct Publishing y listo:

Lo de “publica en 5 minutos” es algo overpromise. Pero está muy bien.

No es la plataforma más intuitiva del mundo, tiene algunos fallos, a veces se queda “colgada” (o al menos me pasó a mí hace unos meses), pero… funciona relativamente bien.

Unos únicos consejos desde mi limitada experiencia:

  • No vayas con prisas. No vas a editar el libro del tirón el mismo día, salvo que tengas todo muy atado ya o seas un genio. Cuando decía que maqueté todo en una tarde hablaba sólo de la versión para imprimir (y eso fue en mi segunda edición, la primera vez no sé cuánto tardé). Hay muchos detalles en los que no has pensado quizá, como la página de autor, la descripción…
  • Dedica tiempo y pide ayuda si te hace falta para la portada. Es importante, es lo más visible del libro.
  • Revisa libros cuya edición te guste. Parece una tontería, pero te ayudará a entender qué quieres conseguir a la hora de maquetar.
  • No te precipites y pide alguna copia de prueba para ver qué tal queda. Yo me lancé a imprimir y vi que la contraportada quedaba de pena. Pero ya había pedido 20 copias… Y los damnificados fueron mis primeros clientes (que por suerte eran amiguetes).
  • Como siempre, pásalo bien. Que es parte de la gracia, disfrutar del proceso.

¿Merece la pena el esfuerzo?

Esta es una pregunta complicada.

A nivel económico es improbable que salgan rentables las horas invertidas.

En libros de ensayo, un best-seller internacional puede vender unas 40.000 copias al año (y eso es un exitazo).

Y eso supone unos 140.000$, según los cálculos de Josh Bernoff (que algo de eso sabe). A eso él añade otros 200.000$ de charlas y ponencias. Unos muy estimables 340.000$.

Pero una cifra muy, muy, muy, muy, muy difícil de alcanzar (y que no es tanto dinero, sobre todo si incluimos en la ecuación lo difícil que es de conseguir).

Vender unas decenas de copias, superar por poco el centenar, es lo más normal.

En realidad, es un éxito.

Y es normal. Yo mismo, que leo “bastante” (para el estándar español al menos), echo cuentas y pienso que es lógico que casi no se lea a autores noveles.

El 40% de los españoles no lee ni un libro al año, y el 35% lee entre 1 y 4. Me aventuro a decir que si alguien lee 4 libros al año seguramente serán los best-sellers del momento o los “atemporales” (tipo los Pilares de la Tierra).

En mi caso, el año pasado leí 35 libros. No es mucho, pero eso seguramente me sitúe en el top 5 ó 10% de lectores en España.

Y sólo 2 de esos 35 libros eran de autores noveles (conocidos personales ambos).

Cuando lanzas un libro piensas que tienes un mercado potencial de millones de personas, pero a poco que eches cuentas, el número se reduce muchísimo.

Por eso creo que es importante apoyar los proyectos independientes: porque a todos nos enriquecen nuevos puntos de vista y porque es bonito apoyar a las personas que le ponen tanto esfuerzo a algo.

Sí, sé que rema a mi favor, pero la próxima vez que veáis que un amigo o conocido se lanza a hacer algo así, apoyadle.

Os lo agradecerá eternamente.

Con esto se acaba la serie de 3 posts empezada hace 6 meses.

Si tenías dudas de cómo era un proceso de publicación espero que esto te haya aclarado alguna.

Si lo que te genera dudas es si debes hacerlo o no…

Ya te respondo.

Hazlo.

Es duro, se sufre (lo conté sobre todo en el primer post) pero hay momentos que no tienen precio.

Escribir un libro, aunque lo lean pocas personas, es comprar un pedacito de inmortalidad.
Es mirarse en el espejo y soltar todo lo que uno lleva dentro.

Y eso, no tiene precio.

Si has llegado hasta aquí, ¡gracias! Si te apetece, puedes comprar “A nadie le interesan tus anuncios” en este enlace .

Si todavía tienes dudas, aquí te puedes descargar el primer capítulo y el índice en PDF.