El derecho a minar

Crear tokens y minar son los derechos fundamentales en la criptoeconomía

Al principio, queriendo estandarizar la recaudación de impuestos, el gobierno creó la moneda. Solo el gobierno tenía la capacidad. No solo la autoridad militar y legal, tenían un acceso único a la riqueza y las tecnologías distributivas como las fundiciones y las prensas de impresión.

Esta centralización fue la base de nuestro desarrollo económico, y no ha habido una práctica alternativa durante milenios, hasta el brillante whitepaper de Satoshi Nakamoto en 2008.

El documento establece el marco para una moneda entre iguales que no requirió al gobierno ni a los bancos. Los desarrolladores pioneros de Bitcoin, para su gran mérito, implementaron la solución.

Con el tiempo, el creciente valor de las monedas creadas con este sistema de Prueba de Trabajo (PoW) incentivó el poder de procesamiento. Un sector minero se desarrolló y se centralizó cada vez más. La consecuencia imprevista de la Prueba de Trabajo (PoW) fue limitar la amplia distribución de monedas. Hasta la fecha, solo un pequeño número de personas posee criptomonedas y el blockchain no ha alcanzado su potencial como una plataforma de transacciones convencional. Y la competencia febril por el poder de procesamiento consume grandes cantidades de electricidad.

La alternativa más conocida, Proof of Stake (PoS), resuelve el problema del alto consumo de electricidad pero conduce por el mismo camino que la Prueba de Trabajo (PoW). Institucionaliza la propiedad actual del sistema de creación de dinero. ‘Poseo el 10% de la potencia de procesamiento’ se convierte en ‘Tengo el 10% del derecho a minar’. Las personas con grandes saldos de criptomonedas serán quienes concentren la capacidad de minar y tokenizar.

¿Quién sería un miembro más merecedor de un club de producción de divisas? Si no es el gobierno, si no los bancos, si no las cripto-élites, ¿quién tiene el derecho de tokenizar los activos? Bueno, ¿qué hay de los dos sectores que hasta ahora hemos fallado en incluir en el ecosistema cripto? Consumidores y negocios.

En el modelo que hemos desarrollado (Jasper), si usted produce una botella de cerveza, usted tiene el derecho a tokenizar esa botella. Usted es el creador y el propietario: tiene derecho a inyectar divisas en la economía, en cantidades equivalentes a su contribución económica. Y puede beneficiarse de su tokenización; pasando ese valor a los consumidores o moviéndolo a otros sectores de la economía. Alternativamente, podría aplicar ese valor al pago de sus impuestos o proveedores. Nuestra moneda facilitará el intercambio y la actividad en la economía del mundo real, en lugar de alimentar las ganancias especulativas para un tercero.

Se otorgará un permiso irrevocable para minar, sujeto a que la entidad acuerde adoptar el protocolo de consenso y aceptar la moneda como medio de pago. El algoritmo de consenso debe ser justo, pero no necesita ser una lotería basada en el poder de hash; un mecanismo de reparto de minado en ronda (round-robin) será suficiente. Para ello el sistema debe prevenir la duplicación de identidad y debe proteger a los nodos mineros para que no puedan ser expulsados por especuladores. La capacidad para minar debe ser proporcional a la actividad económica actual. Una compañía que explota a Jasper durante varios años podría acumular un activo para amortiguar tiempos económicos difíciles. Un fabricante podría usar Jasper para recompensar a los compradores y una startup podría financiarse minando Jaspercoins para financiar una campaña publicitaria.

Los consumidores también son auténticos participantes en la economía. Si les facilitamos la tarea de extraer las monedas (Jasper les permite minar productos del mundo real sin necesidad de manejar la moneda), pueden contribuir a la descentralización y al crecimiento de la red. A cambio, obtienen recompensas y descuentos de las empresas.

El derecho a crear dinero recae en el gobierno, pero el derecho a minar y tokenizar pertenece a quienes crean actividad económica. El impacto es que estaremos logrando descentralizar, en lugar de concentrar la riqueza. Llevará a un nuevo crecimiento económico y el uso de criptomonedas obtendrá masa crítica. Jasper es el primer sistema de ‘derecho a minar’ y la Fundación Jasper acompañará a la comunidad en velar por su expansión y uso en beneficio de todos. ¿No te unes a nosotros?

Contacto

Gerardo Ratto

Web: jaspercoin.io
Medium: medium.com/@jasperfdn_es
Facebook: facebook.com/JasperCryptoCurrency
Telegram: t.me/JasperCoin
Linkedin: linkedin.com/company/jaspercoin