Integrando Sketch en el flujo de trabajo

Siempre llega el momento en que debes dar ese paso y dejar atrás el miedo a usar una nueva herramienta.

Ya con Omar de tiempo completo en el equipo y con varios proyectos en curso, seguíamos trabajando a marchas forzadas en 23 Design.

Uno de esos proyectos tenía un requerimiento especial: Iván, el fundador de AnimalVitae, una plataforma para digitalizar la vida de tu mascota a través de una plaquita NFC y una aplicación Android, necesitaba los archivos en Sketch porque ellos ya usaban esta herramienta.

Foto: AnimalVitae

Como muchos diseñadores, nosotros también usábamos Adobe Illustrator para hacer diseño de interfaz. Mucho tiempo lo hicimos de esa manera, pero a medida que la cantidad de trabajo va en aumento, te das cuenta que debes hacer algo para agilizar el flujo de trabajo.

Habíamos escuchado de Sketch, e incluso probamos la beta pero no le encontramos valor y dejamos de usarlo. Hasta ese momento creíamos que no había algo que realmente nos pudiera ayudar, así que seguimos nuestras vidas con Illustrator.

Omar fue el encargado de diseñar Animal Vitae. No solo le tocó aprender a usar una Mac — ya que venía de usar Windows toda la vida — sino que tuvo que aprender a usar Sketch al mismo tiempo. El resultado fue increíble y eso nos motivó a todos a dar el paso.

Decidimos migrar a Sketch. Al principio, la idea era hacerlo “poco a poco” y con los proyectos más pequeños. Sketch resultó ser una herramienta realmente fácil de usar y con casi las mismas opciones que Illustrator en poco tiempo dejamos Illustrator en el olvido.

Lo único que extraño de Illustrator es el Outline/Preview (⌘ + Y). 😥

Flujo de trabajo con Sketch

Hoy, usamos 4 herramientas para el diseño de interfaz:

  • Sketch para trazar los vectores.
  • Sketch Mirror para ver en tiempo real las modificaciones directamente en el dispositivo móvil.
  • InVision para compartir prototipos interactivos con los clientes y darle seguimiento a sus comentarios.
  • Zeplin para comunicarnos con los desarrolladores y entregarles las medidas exactas de todos los elementos y los archivos que necesitan.

Los diseñadores que llegan al estudio pasan por el mismo proceso que Omar y, si no saben, aprenden a usar Sketch (+Mirror), inVision y Zeplin. Hemos visto que dos o tres semanas después ya lo manejan muy bien.

Nuestro flujo de trabajo cada vez es más óptimo, pero constantemente buscamos herramientas que nos hagan trabajar más en papel y menos moviendo el cursor. Además nos hemos dado cuenta que si no hacemos entregas parciales, podemos avanzar más rápido y de esa manera podemos cumplir con la expectativa de tiempo del proyecto (de hecho este es un tema que da para un post completo y que más adelante, prometo, profundizaré).

Si conoces alguna herramienta que nos pueda ayudar, por favor comenta el post con tu flujo de trabajo.