Toma pan y moja

No será muy elegante, pero no me negaréis que hay platos que son de “toma pan y moja”, es como las tostadas, los bollos, los bizcochos, todos saben mejor cuando los mojas en el café con leche ¿verdad? tal vez por eso me gusta desayunar en casa. Lo de cortar con cuchillo y tenedor la tostada y comérmela sin mojar en el café con leche lo llevo muy mal, así que son raras las veces que desayuno fuera de casa, sólo si estoy de viaje, obviamente, o si he tenido que hacerme algún análisis de sangre.

¿Y los churros con chocolate? no me imagino pinchando un trozo de churro en el tenedor para sumergirlo en el chocolate, así no se toman los churros con chocolate.

Y es que hay platos que para saborearlos bien hay que mojar pan y como mejor se moja el pan es a mano, nada de pinchar con el tenedor el trocito de pan que vamos a meter en la yema del huevo frito, por ejemplo.

Pisto con huevo

El plato de hoy, pisto con huevo, es de los de toma pan y moja. Los ingredientes que he utilizado son:

  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla
  • 1 calabacín
  • Tomate frito
  • Aceite y sal
  • Huevos

Para elaborar este pisto:

Pisto con huevo
  1. Pelamos la cebolla, la picamos y la ponemos a pochar en una cazuela de barro, aunque también se puede hacer en una cazuela normal o sartén.
  2. Una vez pochada la cebolla, añadimos los pimientos que habremos limpiado bien de semillas y cortado a cuadraditos.
  3. Después de unos minutos incorporaremos el calabacín bien limpio y troceado, no es necesario quitarle la piel.
  4. Como el calabacín suelta mucha agua, esperaremos a que se consuma el caldo para añadir el tomate frito.
  5. Ponemos sal al gusto y dejamos que se consuma también un poco el tomate frito.
  6. Por último serviremos la ración de pisto con un huevo frito encima.

Nota: que no se os olvide el pan ;-)