El poder de la comunidad de emprendimiento

(SUC #11)

Esta es la octava parte de una serie que analiza el libro Startup Communities de Brad Feld. Puede encontrar la primera parte aquí. La décima parte aquí.


En Boulder se ha creado una comunidad fuerte y unida, a partir de varios principios básicos. En anteriores publicaciones se ha mencionado la teoría con los 4 principios: de ser inclusivos, de ser liderado por emprendedores, de crear espacios en conjunto, y de comprometerse a largo plazo.

Además de esto, hay algunas creencias que han permitido a Boulder ser un ecosistema saludable:

Dar antes de recibir

Esto lo que implica es tratar de servir a los demás sin esperar algo a cambio. Este pensamiento está tan arraigado en Boulder que es extraño escuchar un “¿y yo qué gano?”. Lo común es oír “¿cómo le puedo ayudar a esta persona?”.

Una de las características de los mejores mentores es tener una mentalidad de contribuir energía y tiempo sin esperar realmente que se le reintegre de alguna forma. Esto lo realiza David Cohen de Techstars con su programa, pero además todos estos mentores lo aplican en el día a día con otras empresas donde no tienen intereses propios.

Como en todo, siempre pueden surgir situaciones donde hay alguien que recibe mucho y nunca devuelve. Si esto pasa se va a dar a conocer y se va a volver tedioso, pero la misma comunidad se va a encargar de filtrar estas situaciones.

Todos son mentores

En las mejores relaciones de mentores, el mentor aprende muchísimo de la otra persona también. Si se le pregunta a un mentor por qué decide donar su tiempo, parte de la razón es justamente este aprendizaje que se tiene también.

No hay mejor forma de aprender una cosa, que ofrecerse como voluntario para enseñarle algo a alguien. Es tan sencillo como decir que uno está dispuesto a ayudar a una persona en un tema específico donde se tiene conocimiento, y las personas interesadas gustosamente van a aceptar esta ayuda al ver una intensión sincera de ayudar.

Crear una cultura donde se comparte conocimiento, experiencia y consejos, es sumamente gratificador y provechoso para la comunidad.

Aceptar lo extraño

No todos somos iguales, y es particularmente ilógico juzgar a los demás por su apariencia, vestimenta, forma de hablar o nacionalidad. Hay individuos que expresan mejor su personalidad con la manera en que se visten o actúan, pero solo por ser diferentes a la nuestra no se deberían alejar.

Aceptar a estas personas como son, e integrarlas a la comunidad, es algo que termina beneficiando a todas las partes.

Ser abiertos

Es importante ser fuerte en las convicciones, pero maleable en las posibilidades. La mejor forma de aprender o entender algo, es probándolo. Mientras no sea nada ilegal, vale la pena intentar todo al menos una vez. Luego se puede hablar con propiedad de si es algo que funciona o no.

El caso planteado en el libro habla de la metodología de lean startup. Básicamente va en contra de la teoría de negocios tradicional. Era muy sencillo desacreditarla al cuestionar sus puntos o tratar de apuntar a sus carencias. Pero bastó con probar ciertos de sus elementos para demostrar que funcionaba.

Tiene sentido probar las cosas y ver si funcionan. Si parece que se va a tener un resultado negativo se debe cambiar el enfoque o algún otro elemento. Es importante no pensar en lo que puede salir mal, sino experimentar para entender exactamente por qué no funciono como se esperaba.

Si alguien tiene una solución o idea que le gustaría probar se le debería incitar a que vaya a hacerlo. No buscarle peros para cerrarle un camino donde podría aprender lecciones valiosas.

Ser honestos

Siempre van a existir diferentes opiniones, agendas, perspectivas y motivaciones. Lo importante es ser honesto con las otras partes y reconocer que uno puede ser el que está equivocado.

No hay que ser grosero o pensar que uno es mejor que los demás, pero la retroalimentación honesta es importante. En este contexto es mejor ser directo, tajante y claro en lo que se le dice a personas que buscan una opinión, con el propósito de que intenten otras cosas en lugar de decirles lo que esperan oír.

La importancia del after-party

Aunque muchos de los eventos permiten cierta interacción, la verdad es que muchos de ellos no nos dejan convivir socialmente con los demás. Sin mencionar la presión que hay a veces durante los eventos.

Por esta razón es que son importantes los espacios que permitan a las personas conectarse a un nivel más personal, en una atmósfera relajada y sin tantos filtros.

Esto implica una cena, fiesta o salida a un bar luego de los eventos, para permitir estas interacciones. Estos espacios deberían ser abiertos a la comunidad, y ser casi tan recurrentes como la cantidad de eventos formales.


Una comunidad sana puede adoptar todos o algunos de estos principios básicos. También se pueden crear otros propios que unan el entorno. Lo que siempre debemos tener en consideración es que las personas en sí, son el corazón de la Comunidad de Emprendimiento.