Fomentando una Mentalidad de Producto en México

Hace ya algunos años, Marc Andreessen dijo que "el software se está comiendo al mundo". Estamos viendo la digitalización de todas las industrias y como algunas de las grandes empresas tradicionales se están quedando atrás o han desaparecido por completo.

Software is eating the world — Marc Andreessen

La Era de los Unicornios

Vivimos en la era de los unicornios, compañías privadas, principalmente de base tecnológica o que tienen algún componente de innovación en su modelo de negocio, que logran valuaciones de más de 1,000 millones de dólares.

THE AGE OF UNICORNS — Fortune Magazine, February 1, 2015.

Según reportes como PitchBook, CB Insights y Fortune, al día de hoy hay alrededor de 185 unicornios y predicen al menos otros 50 en el futuro próximo. La lista está encabezada por Uber, con una valuación de más de 60 billones de dólares, e incluye a Airbnb, cerca de 30 billones, y también a WeWork, cerca de 16 billones. Más de la mitad de los unicornios, casi 100, son de Estados Unidos, China tiene casi 40 y países como el Reino Unido e India tienen 8, respectivamente.

Un dato curioso es que los canadienses, con dos unicornios en la lista, no les llaman unicornios. Ellos, para diferenciarse, les llaman narwhals — una especie de cetáceo carnívoro con un enorme colmillo que asemeja un gran cuerno — que a diferencia de los unicornios sí existen, aunque es muy difícil que alguien haya visto uno en vivo, por lo que creen que la metáfora sigue siendo válida.

Foto de un narwhal real. © Paul Nicklen / National Geographic Stock / WWF-Canada

¿Dónde están los unicornios Mexicanos?

La búsqueda del unicornio mexicano.

En toda Latinoamérica, las listas muestran sólo una empresa que llega al billón de dólares y es la agencia de viajes online Despegar.com, la cual fue fundada en 1999 por el emprendedor argentino Roberto Souviron y los cofundadores Mariano Fiori, Martín Rastellino, Alejandro Tamer y Cristian Vilate.

Según datos de la Asociación Mexicana de Capital Privado (AMEXCAP), en México hay 26 empresas valuadas en más de 10 millones de dólares. Sin embargo, lo más cerca que hemos estado de contar con un unicornio es con Ooyala, empresa de analítica de video en línea, fundada en 2007 por tres ex-googlers, los hermanos Bismarck Lepe y Belsasar Lepe (hijos de emigrantes mexicanos), y su colega y amigo Sean Knapp. Ooyala fue adquirida en 2014 por la operadora de telecomunicaciones australiana Telstra en 270 millones de dólares.

Seguimos en la búsqueda del primer unicornio mexicano y platicando con mi amigo Eugenio San Ciprian (EuSan) de Twitter México, decíamos que para también diferenciarnos como le hacen los canadienses, tal vez nosotros les podríamos llamar “serpientes emplumadas” o algo así.

¿Qué tal si les llamamos serpientes emplumadas?

No importa como les llamemos, los unicornios son casos muy raros de empresas muy difíciles de lograr. Es normal que exista mucho ruido de ellas, ya que es muy atractivo hablar de tantos millones de dólares, ¿o no? Pero siguen siendo muy pocas y, a pesar de todo este boom, la realidad es que 9 de cada 10 startups o productos siguen fracasando y la principal razón es porque creamos productos que nadie quiere.

Cada día se suben en las plataformas de descarga más de mil aplicaciones nuevas. La mitad de ellas son desechadas tras el primer mes de uso y sólo el 11 por ciento se utilizan a largo plazo. El mexicano promedio tiene 21 apps instaladas en sus teléfonos móviles, de las cuales sólo cuatro son de paga y la mayoría son las mismas: Google Maps, Facebook, WhatsApp, Twitter, Instagram, Messenger, Snapchat, Uber y Spotify.

¿Qué es lo que hace falta para tener más productos digitales exitosos?

Mentalidad de Producto

En el año 2010 inició el movimiento Mind The Product, una comunidad internacional de gente dedicada a la creación de productos digitales. Comenzó en Londres con el primer meetup nombrado ProductTank y seguido por la conferencia Mind the Product Conference en el 2012. Ahora la comunidad cuenta con más de 50,000 miembros, organizando eventos en más de 90 ciudades del mundo, incluyendo la Ciudad de México.

Creo que lo que hace falta para que existan productos digitales más exitosos es fomentar una mentalidad de producto. Justamente, esta idea de “mind the product” o darle importancia al producto. Es decir, echarle cabeza al desarrollo de software y a la creación de empresas digitales y verlos, antes que otra cosa, como productos que atienden una necesidad o resuelven un problema.

¿Qué es pensar en producto? Les voy a dar al menos 7 ideas…

1. Producto, no Proyecto

Cuando pensamos en proyecto, medimos el éxito según el alcance, presupuesto y plazos que cumplir. Eso no refleja el éxito de un producto.

Cuando pensamos en proyecto.

Con mentalidad de producto, se mide el éxito en términos de participación de mercado, ingresos, sostenibilidad, retención de usuarios y otras métricas que impulsan o indican una tendencia hacia un retorno real de la inversión.

Con mentalidad de producto buscamos métricas que impulsan el retorno de la inversión.

2. Útil, Utilizable y Utilizado

No importa si tiene el mejor diseño de todos, si el producto no logra ningún propósito, no tiene sentido y nunca será exitoso (les recomiendo ver Usable yet Useless: Why Every Business Needs Product Discovery).

Con mentalidad de producto, si queremos que sea utilizado, primero debemos asegurarnos de que lo que vamos a crear sea útil y después considerar otros aspectos importantes como la cultura, la competencia, el mercado objetivo, etc. Ya que ni la utilidad ni la usabilidad garantizan su uso.

3. Resultados, no Salidas

Cuando pensamos en salidas (outputs), pensamos en funcionalidad y caemos en la trampa de querer seguir agregando cada vez más y más, creyendo que más funcionalidad le dará más valor a nuestro producto. También es necesario actualizar, optimizar y quitar la funcionalidad que ya no tenga sentido. La funcionalidad, no es lo que buscamos.

the art of product management by marketoonist

Con mentalidad de producto, lo que realmente queremos es escuchar a nuestros clientes y descubrir cuáles son sus motivaciones y problemas. Lo anterior, para entonces implementar la funcionalidad suficiente y necesaria para solucionarlos de la mejor forma posible, midiendo los resultados (outcomes) para cumplir los objetivos del negocio.

Una forma para encontrar el resultado de mayor nivel que los usuarios quieren alcanzar, es pensar que nuestros clientes "contratan" a nuestro producto para realizar un trabajo. Este concepto se conoce como la teoría de jobs-to-be-done, que inició con el trabajo realizado por los grupos del profesor Clay Christensen en la escuela de negocios de Harvard.

People don’t want quarter-inch drills. They want quarter-inch holes. — Theodore Levitt, 1962

4. Tu Modelo de Negocio es el Producto

Tu “solución” NO es el producto. No importa con que tecnología está implementada o si tienes un 100% de cobertura del código.

Scaling Lean by Ash Maurya

Con mentalidad de producto, trata a tu producto como un sistema. Elimina sistemáticamente los riesgos y los impedimentos que existen en todo tu modelo de negocio.

A business model describes how you create, deliver and capture value. — Saul Kaplan
Scaling Lean by Ash Maurya

5. La Tracción es lo que Importa

Hay muchas métricas importantes que debes seguir para medir el avance de tu producto. Sin importar la etapa en la que se encuentre, en todo momento debes poner atención a la tracción.

Con mentalidad de producto, hay que medir la tasa a la que capturas valor monetizable de tus clientes.

businesses don’t create value by gapingvoid

6. Hacer Clientes Felices

El objetivo universal es hacer clientes felices. ¿Por qué? Porque los clientes felices te pagan y lograr que lo hagan repetida y eficientemente es el objetivo de todo negocio.

Es diferente hacer felices a los clientes que hacer clientes felices. Tener un departamento de satisfacción del cliente que se desviva por tenerlos contentos no es suficiente.

Con mentalidad de producto, los clientes son felices por lo que pueden hacer con tu producto.

7. Todos Somos Gente de Producto

"La interfaz con el mundo que nos rodea está cambiando… es un cambio fundamental en el como interactuamos, no sólo con la tecnología, si no con cada uno y con las compañías y servicios que utilizamos. Esta nueva interfaz se basa en una combinación de avances salvajes en la tecnología, nuevos modelos de negocio innovadores y el diseño y la práctica de experiencia del usuario, que finalmente hacen a la tecnología centrada en el usuario, en lugar de tener excusas para no hacerlo. La gestión de productos es más importante que nunca, precisamente, porque esa nueva interfaz se encuentra en la intersección del negocio, la tecnología y el diseño."
Publicado originalmente en What, exactly, is a Product Manager? © 2011 Martin Eriksson. En versiones más recientes se cambió UX por Design proponiendo que la experiencia de usuario como tal se encuentra también en la intersección entre el negocio, la tecnología y el diseño
"Ninguna disciplina puede resolver todos los desafíos que enfrentan los tres. ¿Qué eres, jefe de producto, diseñador, ingeniero, psicólogo o científico de datos? Todos juntos somos gente de producto y en esa intersección es donde vivimos." — Martin Eriksson, Product Management is More Important Than Ever.

Continúa la Conversación

Las ideas presentadas en esta publicación son un esfuerzo inicial por fomentar una mentalidad de producto en México. Los invito a continuar la conversación asistiendo a los meetups de ProductTank Mexico City con el objetivo de descubrir cómo estamos haciendo productos y empresas digitales en el país y hablar de herramientas, métodos, formas de trabajo y experiencias para hacerlos cada vez mejor y más exitosos. Únanse al slack de Mind the Product y busquen el canal de #area-mexico para detonar la comunidad.