La importancia de elegir empresa para tus prácticas de desarrollo de Software.

Horus Lugo
Sep 23 · 5 min read

Piensa bien tus objetivos e investiga qué empresa se alinea mejor con ellos. Así es como me uní a Z1 y conseguí dar un impulso tecnológico y personal a mi carrera.

Parte del equipo de Z1 Lab

Este artículo fue publicado orginalmente en mi web.

Siempre me ha llamado la atención el mundo de las startups. Me parece increíble como éstas irrumpen en el mercado y son capaces de ofrecer nuevos productos y servicios, o incluso mejorar los existentes, con mucho menos presupuesto y recursos que las grandes empresas.

Siempre me he preguntado cosas como:

¿Cómo lo hacen los fundadores? ¿Cómo transforman una idea en un producto increíble? ¿Estaré al nivel para entrar en ese mundo?

Estas preguntas me llevaron, allá por noviembre de 2018, a buscar una startup en mi ciudad (Sevilla) donde poder realizar el periodo de prácticas de mi FP.

Z1 HQ

Al principio de mi búsqueda me vi perdido en un mar de empresas obsoletas que no tenían nada que ver con la idea de startup que tenía en mente. He de confesar que a medida que los días iban pasando comencé a frustrarme pensando que al final no tendría más opciones que realizar mis prácticas en una de esas empresas en las que con suerte sería el último mono de una estricta cadena de jerarquía, participaría en proyectos aburridos, ¡y quién sabe si encima teniendo que ir de traje!

Fue entonces cuando una de mis profesoras mencionó a Z1 (en ese momento llamada Commite). Lo primero que me llamó la atención de Z1 fue su página web: todo estaba cuidado al detalle, listando incluso el stack tecnológico que habían usado para cada proyecto, algo que no estaba acostumbrado a ver en otras empresas locales.

No lo dudé y me puse en contacto con Hector (CEO de Z1) a través de LinkedIn. Fui directo y le dije que me encantaría unirme al equipo. Puede sonar temerario, pero la verdad es que funcionó y seis meses después empecé en el Lab de Z1.

Mirándolo con perspectiva, ponerme en contacto con Héctor a través de LinkdIn fue una buena idea. En esta red tengo listados y enlazados los proyectos personales en los que he participado al margen de mi curriculum oficial (algo que las empresas interesantes valoran especialmente), por lo que podían cotillearlos sin mucho esfuerzo.

Uno de ellos es Atom, una app que desarrollé en 2015 que ha sido usada por más de 40 mil estudiantes desde entonces, o Kiddle, una red social al estilo Twitter. Ambos proyectos me llevaron a enfrentarme a un montón de retos y a aprender diferentes tecnologías como Typescript, React, Redux, Node.js, o PostgreSQL.

Uniéndome al equipo

En marzo de 2019 comencé mi periodo de prácticas en Z1, trabajando directamente con Ivan Coronado (Z1’s Lab Lead). El primer proyecto en el que me involucré fue City Escape, una especie de juego que pretende transformar ciudades enteras en scape rooms utilizando Realidad Aumentada (still in progress!!).

Un par de semanas después, Luis Adame, Jesús Vázquez y Cándido Baquero se unieron al Lab desde sus respectivos programas de prácticas como desarrolladores Full-Stack y diseñador UX respectivamente. Juntos estuvimos trabajando en City Escape, pero también en una nueva versión de How Much To Make An App, y en un par de herramientas internas: Moodboards y Ganttify.

Crear productos digitales mola porque tienes la oportunidad de resolver todo tipo de problemas a través de la tecnología.

Bleeding edge technology

Para trabajar en estos proyectos optamos por utilizar React y Serverless con Now.sh y Firebase. En el Lab de Z1 estamos probando constantemente nuevas tecnologías, una forma muy interesante de ver qué rendimiento ofrecen y cómo funcionan antes de usarlas directamente con clientes reales. Ahora mismo estamos investigando Machine Learning con TensorFlow, y GraphQL es nuestro siguiente objetivo.

Por cierto, no puedes perderte esta charla de James Reggio, Web Platform Lead en Convoy👇

Pero la tecnología no lo es todo

No todo lo que he descubierto en Z1 ha estado relacionado exclusivamente con la tecnología. Durante mi beca he aprendido tres lecciones:

  • la importancia de trabajar en un equipo multidisciplinar, donde los diseñadores tienen tanto que decir como los desarrolladores y ningún rol destaca por encima de otro,
  • conocer y manejar tecnologías que te permiten iterar rápido mientras ofreces experiencias de alta calidad, algo vital para los clientes y los usuarios finales,
  • y no tener miedo de expresar mi opinión en cuanto a los proyectos. Puede que aun esté formándome, pero mis ideas siempre han sido escuchados aquí.

Además de todo esto, en Z1 tenemos clases de conversación de Inglés sobre temas de actualidad, filosóficos, etc. Una gran idea porque además de mejorar nuestro nivel de inglés llegamos a conocernos mejor entre todos.

Mi mejor foto. Kudos to Clarisa Guerra

Como parte del equipo trabaja en remoto (tenemos compañeros en Nueva York, Vancouver, pero también en Castellón o Murcia), Z1 también se preocupa de que tengas una buena foto para que puedas usarla en Slack (nuestro principal canal de comunicación) y otras redes sociales.

Esto está bien porque al principio me resultaba difícil recordar los nombres de todo el mundo (¡es un equipo de más de 40 personas!), así que cada vez que tenía dudas de quien era quien, solo tenía que acudir a Slack para evitar equivocarme.

Otra cosa que me llamó la atención de Z1 es la importancia que dan a socializar en la propia oficina organizando eventos internos y externos de forma regular. Desde que estoy en Z1 he asistido a una paella, una barbacoa, algunos desayunos comunitarios, un torneo de futbolín y todos los viernes al llamado ‘San Litro y Papas’, donde todo el mundo deja de trabajar un rato para beber cerveza y tomar patatas fritas (#Truestory 😂).

Junto a mis compañeros Luis Adame, Chus Vázquez y Candi Baquero

Por último pero no menos importante: No olvides investigar las redes sociales de la empresa a la que quieras unirte para hacer tus prácticas, te dará pistas importantes (tanto buenas como malas) de que puedes esperar de ellos. Z1 por ejemplo son bastante activos en redes. Están en Twitter, LinkedIn, Instagram, GitHub, y Dribbble, y normalmente comparten recursos muy útiles para desarrolladores y diseñadores, así como lo que se está cociendo dentro de la empresa.

La verdad es que ser becario en Z1 ha sido toda una experiencia a nivel técnico y personal, por lo que si estás leyendo esto buscando un sitio interesante donde realizar tus prácticas, puedes escribir directamente a careers@z1.digital o lab@z1.digital.

Z1 Digital Studio

We turn great ideas into wonderful products — from zero to one.

Horus Lugo

Written by

Full Stack Developer @ Z1. You can find me on https://twitter.com/HorusGoul

Z1 Digital Studio

We turn great ideas into wonderful products — from zero to one.

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade