Salud social y ambiental: dos agentes sanitarias, mas de 40 mil habitantes

Las agentes sanitarias, Cristina y Dayana observando desde el borde del zanjón la realidad que se le presenta antes sus ojos cada día de trabajo, recorriendo las calles del barrio, siendo las verdaderas ejecutoras de la salud pública.
En la misma manzana que la escuela nº 357, el centro de salud se ubica en la interacción de las calles El Currinche y Tortolitas

Cristina Cheuquepan, trabaja hace más de treinta años como agente sanitaria de la cuidad, ha recorrido los rincones de muchos de los barrios que fueron creciendo inmensamente todos esos años. Actualmente desarrolla su labor en el Centro de salud de Barrio Nuevo, la acompaña Dayana Deleersnyder, más joven, que hace poco comenzó a trabajar con ella.

Estas dos mujeres son las que están a diario con los problemas más urgentes de la comunidad en lo que refiere a las cuestiones de salud, las que aguantan temperaturas heladas y calores agobiantes recorriendo las calles. Muchas historias de familias que el sistema arrojó a la deriva circulan en sus experiencias, en lo que es toda una profesión de la dignidad.

Pudimos entrevistarlas y nos dieron un panorama de la realidad social y ambiental, los problemas que vienen del zanjón, la basura y su trabajo para combatirla.

¿Recuerda cómo era el barrio antes, en especial la zona del zanjón desde sus inicios?

En los años 81', 82' comenzaron a verse las primeras viviendas, eran familias con viviendas precarias.
Esto era una zona de hornos de ladrillo y el zanjón estuvo desde siempre porque era el desagote fluvial natural. En el 75' o 76' hubo una inundación y esto servía de desagote fluvial y a la vez también se aprovecho para comenzar a sacar arena…este pozo llegaba hasta la calle Gelonch, y se tapó todo con escombros hasta donde está la cárcel.
En épocas de verano servia de basurero y un lugar para los alcohólicos de la calle, porque donde había basura se metían a dormir. En el año 84' cuando comenzamos a trabajar de agentes sanitarios con el Hospital Francisco Lopez Lima salíamos desde la calle Gelonch y Maipu, la gente vivía en la calle, dormían entre la basura. Luego se fue poblando la zona, se emparejo, se fue forestando un poco. Esto era un desagote y arrastraba todo, luego con la construcción de la defensa Catini ya no venia más el agua para acá en los tiempos de fuertes lluvias.
Así fue creciendo la población y se prohibieron los hornos de ladrillo que afectaban a la respiración de la gente, eso fue hace diez años atrás más o menos. Los hornos más cercanos actualmente quedan en las zona de Gómez.

¿Cómo perciben y describen la situación ambiental del barrio el centro de salud?

Mala, siempre hablando del lado del zanjón. Como basural se usó -y se usa-, porque la gente tenía la posibilidad de usar el pozo para tirar la basura.
La gente que vive alrededor y que no tiene baño, lo usa de baño también.

¿Cuáles son los principales problemas ambientales y cómo inciden estos en la salud de la comunidad del barrio?

Si esta basura sigue, los chicos van a seguir con alergias, los problemas respiratorios si bien son comunes, son mas vulnerables por el tema de la exposición del frió o calor cuando van a buscar cosas al basural para vender. (Dayana)
En verano los problemas son relacionados al agua sucia, gastroenteritis.
Las ratas también traen infecciones y complicaciones. Es un foco infeccioso, es todo un circulo de contaminación entre animales y la gente. (Cristina)

¿Y servicios básicos?

Acá la parte del zanjón tiene luz y agua pero no están conectados como corresponde, son enganches riesgosos. Lo que sí no hay gas y el uso de leña hace que haya mucho humo, lo que afecta a los niños y ancianos.
Las casas están al borde y pueden colapsar en cualquier momento, porque no es un suelo que aguante lluvias.Una solución sería si tapan con escombros pero aplastando con maquinas, hacer un saneamiento de suelo y si no se hace nada eso después es peligroso

¿Qué acciones han podido realizar para paliar estos problemas? ¿cuentan con equipo adecuado para realizar su labor el barrio?

El único poder que tenemos es hablar en las visitas domiciliarias, entrar en confianza. Es un trabajo fino, en una vivienda tenes muchos temas, hay que ir de a poquito y hacer prevención que es a lo que más nos dedicamos (Dayana).
Si o si trabajamos desde lo social con “la Rosadita” (centro comunitario), a Caritas recurrimos ante la urgencia, la necesidad y el hambre. Desde lo social estas organizaciones tienen limites, van trabajando sobre el hambre, sobre las posibilidades que tienen.
Cristina delante, Dayana detrás. Con sus uniformes de agentes sanitarias son la presencia más fuerte en los caminos del zanjón.

¿Se han realizado campañas de salud de importancia?

Campañas de saneamiento ambiental no se han hecho. Es difícil, es todo un proceso.
La gente cuando tira basura y hay viento esto es un desastre. Acá uno se va trabajando sobre lo que surge y lo urgente.
Hablando de ideales, tendríamos que hacer campañas, pero uno lo hace cuando ve una situación particular en una casa, masivamente no.

¿Y programas de Estado que les hayan servido?

Trabajamos programas que bajan de Nación. Los programas nuestros son: saneamiento ambiental, anticoncepción, vacunación y salud mental. Todos son programas nacionales, los toma la provincia, después van hacia los diferentes hospitales y en base a eso es como lo manejan nuestros jefes. Nosotros somos responsables estando en el lugar, pero esto uno lo aprende en el caminar y tenemos falta de personal.
Lo práctico sería programar algo, que el municipio haga letrinas (baños de madera fuera de la casa) y que no sean baños a cielo abierto. Las familias carenciadas hacen sus necesidades a campo abierto y eso es peligroso para los chicos por el tema de las violaciones.
Esta bueno trabajar en conjunto con las instituciones pero solos no se puede. como trabajadores, ¿qué mas podemos hacer?
Hace 20 atrás se hizo un revelamiento de saneamiento ambiental, como este era un barrio muy abandonado, trabajamos en conjunto. Falta mucho, sobre todo en poder crear una conciencia en la gente, pero en conjunto (Dayana).

Teniendo en cuenta las dificultades, ¿cómo es su método de trabajo?

Priorizamos el riesgo de la familia, luego las demandas que son derivaciones a partir de consultas en el centro de salud, el pediatra, el medico o el enfermero que nos dan datos y a partir de ahí trabajamos, o sino caminando. La mayoría de casos son por problemas de salud.
Cristina: ·”Yo creo que no han pensando desde los poderes políticos en la humildad de la gente, se piensa que si la gente toma terrenos es su culpa”.
Las chapas que separan los últimos centímetros del barrio, mientras cae la pendiente de escombros y basura por al menos unos treinta metros (PH: Emanuel Gimenez).